Punto en boca

martes, 9 de marzo de 2010

Aviso a lectores

MADRE MIA!!!

Hacia un porromponpero que no entraba en este blog! Lo siento mucho lectores asiduos a Historia de una doctora en un sofá! Sé que debería haber metido más poesías, más pensamientos, otra novelilla y un pdf para descargar (BIG EJEM). Lo siento mil!

Para los que hayan seguido otros blogs mios, sabrán que he estado superliada estudiando para ser una funcionaria de bien (por lo menos vamos aprobando) y que no he perdido demasiado el tiempo.

Prometo subir ese pdf, completarlo, y publicar más cosas en este blog, dado que el blog de Así habló tita Hellen se cierra forever and ever, atendiendo a unas espectativas y decisiones personales.

Quiero cambiar de maceta, para poder desarrollarme mejor y esta maceta empezaba a hacerse pequeñiiiiita, pequeñiiiiita.

Como veis, la lista de links ha aumentado, porque mi intención es mantener esto al día, con cosas fantásticas, blogs bitácora, sitios con poesías y relatos y varios en general.

En fin, se abre una nueva etapa, lo dicho, espero que dentro de poco os pueda subir la historia completa en pdf, que sé que muchos la esperais. Y poder escrbir cosas nuevas.

Gracias por la paciencia.

martes, 23 de junio de 2009

aint got no / i got life (Groovefinder remix)


Por un momento me veia como con Ted... o como se llamase, el caso es que pensé que lloverían las leches everywhere y alguna, para variar, me la comería yo.

- Elisa voy contigo.

Vaya, esto no lo esperaba para nada.

La prensa era más feliz que un regaliz con semejante numerito de accion y pasion adolescente, cosa que no hizo cambiar el ceño fruncido de Gary, que no decía ni mu y que no soportaba tanto flash. Llamó a su coche y nos metimos dentro. Yo le miraba con cara de "muy bien Elisa ya has conseguido liarla de nuevo".

De estas veces que si no haces algo te da un ataque y cuando lo haces piensas que es tarde para echarte atrás, pero entiendes que tenias que haberlo no hecho cuando tenias esa desazon.

El coche arrancó con lentitud.

-No puedo irme muy lejos, es decir, Demi y Ashton...

Gary seguía sin mirarme y el conductor sin hacerme ni caso.

-Hola? Me ha oído? Yo le decía que...

Y la ventanilla del conductor de la limusina se elevaba ignorando mi mensaje, mientras que tonta de mi, intentaba subir la boca para continuar diciendo que no debia irme lejos porque sino me despedirian...

Adios a mi empleo.

Bien, evaluando la situación... estoy jodida, tengo a un tio que tiene cara de asesino en serie mirando por la ventana, un tio que conduce que no me hace ni puñetero caso y me acabo de quedar sin curro.

-En fin- suspiré- eeeemh... Gary lo siento, solo quería decirte que bueno, yo tambien he pensado mucho en ti y que a lo mejor no es el mejor momento, pero reconsiderando las circunstancias...

No os ha pasado alguna vez que estais intentando disculparos y de repente teneis a una persona que ni os miraba, besadoos con pasion? Vale a mi no, por eso no estoy acostumbrada...

Yo le miré a los ojos... qué iba a hacer sino? No tenia palabras, bueno sí las tenía.

Le miré fijamente. El me miró y su nariz rozó la mia con suavidad, mientras sus labios jugueteaban con los mios.

-Solo fuimos felices mientras estuvimos en Escocia, te das cuenta?

Yo no era muy consciente de nada que no fuera de aprovecharme físicamente de él.

-Aham...

-Volvamos allí

-Aham...

Le besé y despues me di cuenta e la situación... QUE?!

- Yo tengo papeles de cine y teatro allí y tu puedes tener tu antiguo puesto.

-Pero...

- Quiero que vivas conmigo.

- Y lo deje todo?

-Lo sé, pero puedo dejarlo todo si quieres, yo quiero estar contigo, yo quiero que seamos lo más felices posibles... querrás?

De repente mi movil empezó a vibrar, contesté sin dejar de mirar a Gary que seguía expectante.

- Sentimos terriblemente que hayas tenido que irte... con Gary

En el tonito de Ashton se notaba cierta risita.

-Estoy despedida?

-Si no te has besado con él sí, pero vuelve a que te pateemos el trasero antes.

-Emmmh, entonces mañana os veo.

Se oyó como una especie de gritito ahogado, creo que debía ser de Demi, pero es dificil de decir.

-Espera, te paso con la jefa.

Era de Demi.

-Bien por ti.

Y colgó.

Yo seguía mirando a Gary, que me seguía mirando intensamente. Oh, por favor, no me mires así!!

Otra llamada en el movil

-No me parece ni medio normal lo que he visto en la tele hija!

Mi madre

- Y que piensa hacer? Volverse a ir?

- Quiere que nos vayamos a Escocia, con mi trabajo y el suyo.

-Y tu que vas a hacer?

- Mami... yo...

Miraba a Gary, le besé con fuerza.

-Necesitaré una gabardina abrigadita.

- Por fin!!!

Creo que era mi abuela.

La vida no es perfecta. La vida es un asco, mi chico se besa con pivones a cientos de kilometros en EE.UU. con sus peliculas, mientras yo visito a Judith y ella me consuela con enormes trozos de pastel de chocolate.

-Furcia

- Ay hija, siempre estas igual

-Carl, no seas condescendiente...

- No entiendo como podeis veros esas mierdas- dijo Matt

Tras un monton de coginazos, Matt se sentó junto a Judith y dijo eso de "seguro que es gay"

-Bieeeen- dijo Carl mientras su chico carraspeaba secamente- ay hijo, que susceptible.

- No es gay... pero en esta peli debería serlo.

Sonó el teléfono.

-Te echo mucho de menos.

-Hola, ahora mismo hablabamos de tu orientacion sexual.

-Vaya, me alegra saber que mantienes un recuerdo fiel de mi persona.

-Yeah!

- Estaré pronto en casa para hacerte un recordatorio.

-Cuando?

Alguien abrio la puerta.

-Es buen momento?

-Idiota.

Yo sigo siendo una doctora, y sigo manteniendo conversaciones por messenger con mi familia. Y pensar que todo comenzó en el sofa en el que ahora me siento...

http://www.youtube.com/watch?v=rw5mPhl1Njw

miércoles, 27 de mayo de 2009

I want candy


Salí del Ritz y miré a mi al rededor... y ahora de donde saco yo algo de gala?

Me fui corriendo a unos grandes almacenes que hay en callao, intentando encontrar algo decente para la noche... No tenía ni las piernas hechas ni nada. Demi, me has hecho una buena!

Vi un vestido muy bonito color maquillaje con un encaje negro por encima muy sencillo y me compre unos zapatos negros muy sencillos forrados en tafetan negro, una talla más grandes, para evitar molestias.

Corriendo llegué a casa, me duché, me pasé cuchilla (momentos desesperados requieren medidas desesperadas) y me atusé un poco.

El resultado no fue espectacular, pero era bastante satisfactorio. Como no podía llevar muchas cosas en un minibolso cartera, y el coche iba a ser dificil de aparcar, aposté por ir en metro, y ver qué tal habia quedado mi look. El metro es un gran beta tester de tus modelos, la gente es sumamente indiscreta y si le molas te lo dirá o te mirará fijamente. Salí en la parada correspondiente y me fui al hotel.

-la señorita Moore bajará en breves instantes, haga el favor de subir.

Moore impresionante con un vestido largo palabra de honor en azul petroleo y su chico con aire más informal. Pero ella me sonrió "estas fantástica!".

-No tanto como tu. - Obviamente era cierto.

Entré en la habitación y solté la cartera y mis bartulos. Como habia dejado un maletin de medico alli, me puse a enfajar a Ashton de nuevo ante la atenta mirada de Demi, que me hacía preguntas para saber como poder hacerlo ella sin ayuda. La pedi que se acercara y le expliqué el proceso, para que lo hiciese ella misma, creandose una situación de tensión sexual en la habitación entre la pareja y yo al otro lado.

Tras carraspear levemente, continuamos con el proceso hasta que Ashton quedó lo más inmovilizado posible. Con dificultad terminó de vestirse y salimos por la puerta, unos 30 paparazzi estaba alli para grabarlos y fotografiarlos, la verdad es que era bastante molesto, pero ellos no perdieron la sonrisa en ningun momento.

Me sentia bastante pequeña en esa situación, bastante limitada.

Ahi estabamos, en el edificio de la SGAE. Demi y Ashton entraron, y entró todo el séquito. Hasta que el peazo puerta con cara de mafioso de Europa del Este, pero hablando en perfecto español me dijo que no podia pasar.

-Perdone?

-No está usted en la lista

Demi miró a Ashton, "es mi doctora, debe haber un error, tiene que venir conmigo".

El tipo en perfecto inglés dijo que se le habia entregado una lista con quien iba con quien y que nadie esperaba un médico pero que si lo deseaban, podia quedarme fuera con el resto de choferes y séquitos de la gente. Fue bastante terrible, porque veía entrar a muchos actores y actrices y los periodistas hacian su agosto. Demi emepzaba a ponerse nerviosa.

-No entraremos sin ella, lo entiende?

El tipo se encogía de hombros y decía que su jefe le habia dado ordenes severas. Y Ashton se ponía a criticas sobre que podia llamar a su jefe y explicarle la situación y no quedarse como un pasmarote complicando las cosas.

-Yo si eso puedo esperar aqui...

-Tu te vienes con nosotros!- dijeron al unísono.

Vale, mejor me calló, el tipo intentó llamar por un walkie a alguien, a ver si le podian poner en contacto con otro alguien. Mientras miré a Demi que hacia un ligero aspaviento de hastio y se puso a saludar encima de la escalinata.

De repente vi que el sujeto al que saludaba era Gary...

-En serio, casi que me voy.

Demi me agarro de la mano con fuerza.

-Que haceis aqui?

Demi le explicó todo mientras que parecía que Gary no me habia visto en absoluto, comentó que estaría aqui hasta las 4 cuando su vuelo salía a China...a China ni más ni menos.

Ashton se giró a Demi, "es imposible", y la pareja me miró a mi. "Nuestra doctora no puede pasar". Fue el único momento en el que Gary me miró y con rostro realmente compungido "vaya, es una verdadera lastima".

"Nos esperarás aqui? Nos haremos las fotos, tomaremos algo y volveremos, no tardaremos mucho".

-Sí, claro, claro.

Todos se fueron y Gary se me quedó mirando.

-Estás fantástica.

-Sí, bueno, hacemos lo que podemos- Sonreí- Tu también tienes muy buen aspecto.

-Yo, Elisa, yo de verdad que quise llamarte.

-Lo sé, me pasa un poco lo mismo yo...

-Ni te imaginas lo mucho que me he acordado de ti.

-Ya, sí, lo sé.

-Creo que hicimos mal en...

El tipo grande invitó a Gary a subir arriba "Caballero me está entorpeciendo la entrada".

-Estoy hablando con la señorita!!

-O sale o entra.

Gary me miró con cara de rabia.

-Entra, da igual, estaré bien. Me alegro de verte.

Le di un beso en la mejilla y el subió las escaleras mirando hacia atrás y poniendo una cara de ascazo al personal de seguridad impresionante.

Era una lata tener que quedarme allí como un pasmarote con mi precioso vestido y con el airecito tan incomodo que hacia. Al subir vi que unas modelos de poca monta se le acercaban bastante. Y yo ahí sin poder hacer nada...

Demi miraba con asco a aquellas tias y trataba de hacerlas vacio y hablar con Gary, pero ellas la ninguneaban, hasta que una por accidente le dio un codazo en la costilla a Ashton que se retorció de dolor.

Se acabó. Cogí mis estiletos en la mano y por un hueco que encontré me colé en la fiesta, seguida por el segurata antipático, subiendo descalza por la escalinata.

-Elisa!!- gritaba Demi.

Las chicas se apartaron con cara de "ups" ante la mirada petrificante de Demi. Y me paré justo delante de Ashton. El segurata que me agarró del brazo "Señorita, haga el favor de acompañarme".

-Pero no ve que ese hombre está mal y yo soy médico.

-Y yo soy psiquiatra.

Gary me agarró del otro brazo y me sentí dividida.

Esto no iba a terminar muy bien...

http://www.youtube.com/watch?v=CirN2bd40Zc&feature=related

domingo, 17 de mayo de 2009

Dance with me


Yo soy médico.

Eso no implica que sea la madre de nadie,es decir, que si fumas te mueres, yo te lo digo, pero tu haces lo que quieres, porque mi cometido es velar y advertirte lo que puede sentarte mal, pero si no me hacen caso, no entra en mis funciones producirte una luxación vertebral a base de collejas.

Sin embargo tenemos el elemento contrario, el elemento de la gente que se obsesiona con la salud. No creo que el caso de Demi sea este, supongo que es más que tiene una pareja poco prudente o que se preocupa como una madre.

Volví a la bonita habitación del hotel a la mañana siguiente. Olía a flores. Y Demi, se estaba poniendo un pendiente de aro pequeño, mirándome con una sonrisa relajada. Me gustaba esa sonrisa en la cara de Demi, bueno, es una bonita expresión en cualquier cara, pero en la de Demi es especialmente bella.

- Buenos días doctora.

- Buenos días.

Pasó por mi lado mientras se iba a un carrito con comida, se sirvió una copa generosa de zumo de naranja y se sentó.

-Un zumo?

-Mmmmm... no, no gracias.

Demi pegó un sorvo. Miró el periódico de reojo, con una mirada que filtraba la profunda promesa de releerlo con avidez la siguiente vez que se cruzasen. La mirada de Demi es muy intensa.

Yo seguía allí de pie, observando la luz que se filtraba por las cortinas al suelo. Decidí quitarme la chaqueta, Demi me miró. "Perdone, siéntese, estamos esperando a Ashton".

-Es que no está bien?

Estaba bebiendo cuando la interrumpi con mi pregunta, por lo que acortó el sorbo, para poder contestarme sin perder la sonrisa.

-Está muy bien, un poco dolorido aún, pero muy bien.

-Oh me alegro.

-Sí.

Ahora si que no entendía mucho, pero bueno, permanecí mirando a la alfombra, con sus numerosas flores. Por el rabillo del ojo veía que Demi me miraba con la misma sonrisa.

-Ocurre algo?- la dije con sonrisa soslayada.

-Usted no conoce a Ashton.

La mire con extrañeza "no, no tengo el placer, solo sé lo que las pruebas médicas me han dicho de él"cuando conocí a Ashton sabía que era una persona imprevisible, es capaz de hacer cualquier cosa si cree firmemente en ella".

Mi mirada de perplejidad aumentaba su sonrisa.

-Me alegro...

-Ashton es un gran tipo, le gusta la sinceridad y bueno, aunque las formas pueden perderle es un gran tipo.

Arquee las cejas en plan "uy, que bieeeen" pero sinceramente, seguía sin enterarme de nada.

Ashton salió con unos vaqueros medio caidos y una camiseta azul oscura amplia.

-Doctora, me alegro de verla.

Me puse de pie, miré a Demi. A ver, he venido por algo o solo a que me vacilen?

-Doctora, tenemos un estreno en Madrid más, y queríamos que como ayer, viniese con nosotros, una cosa que hace la GSA... LA GAE..

-La SGAE

-Mmmmm sí, eso. Vamos a ir algunos actores y nos gustaría que nos acompañara.

Si me meto en la SGAE la mitad de mis amigos dejará de hablarme, seamos conscientes. Y yo no es que esté muy de acuerdo con...

-Se apunta?

-Bueno, yooo...

Demi se levantó y levantó ligeramente y con mucha dulzura la camiseta de Ashton.

-Mire, está bien, pero no está completamente restablecido, por favor...

Es increible, pero ambos pusieron cara de perrito pachon! En fin...

-Esta bien.

-Vale, vendrá aqui esta noche y vistase de etiqueta.

-Que?!

Ya me estoy arrepintiendo.

http://www.youtube.com/watch?v=_-IXJLgRnvs

domingo, 29 de marzo de 2009

In the morning


Llega un momento en tu vida que sientes que has tocado fondo y que solo te queda subir a la superficie y coger aire. No te queda más por hacer, porque el resto lo has hecho, ver los peces en el mar, ver corales, intentar nadar contra corriente...

Cuando tocas fondo, solo te queda flotar.

Y con ese aire de que ya solo podía flotar me levante aquella mañana.

Me di una buena ducha, sintiendo el agua, un poco más fresca de lo normal, en la cabeza, liberando y lavando mis preocupaciones. Me dio por ponerme un poco de maquillaje y pasarme un poco con las mejillas, porque me sentía bien con más rubor.

El día estaba medionublado, a pesar de eso, estaba con esa alegría tan calmada que te hace sentir bien. Y salí a la calle, ajustandome el fular crema al cuello para evitar el frío.

La mañana me transcurrió tranquila, y cuando quise darme cuenta tenía el descanso, me fui a la cafetería de la esquina, me llevé una ensalada y unos sandwiches de pollo y cangrejo para llevar junto con una copa de confrutas y yogur para ver el correo mientras estaba comiendo.

Tras aliñar con cuidado la ensalada con unos sobrecitos de aceite y vinagreq ue me dieron en la cafetería, me metí un buen trozo de lechuga en la boca y vi que tenía un mail de Judith.

Al abrir el mail, abrí una lata de coca cola, le dí un sorbo y al estar muy fria, intenté mantenerla en la boca un segundo para templarla. Al segundo vi que el mail no era de Judith, era de Gary.

Basta con que tomes una decision: apuestes por la puerta uno, cojas la calle de la derecha, apuestes por el negro, te decidas por el pelo corto, la minifalda... cuando veas que de repente la vida te dice que no es el momento de estar taaaan seguro de que necesitas lo que has decidido.

Un mensaje muy breve, para decirme que el caso se ha dado por sobreseido, que todo vuelve a la normalidad, que siente mucho todo lo sucedido, que espera que me vaya todo bien y que se acuerda mucho de mi y me manda saludos.

Se acuerda mucho de mi.

Él se acuerda mucho de mi.

Yo me he pasado días pensando como una gilipollas en él y él se acuerda mucho de mi.

Vale... y ahora que pongo yo...

A ver

Estimado Gary... no muy finolis,eeeeem... Querido Gary... no, nada que querido ni de amor... Hola Gary, no soy una quinceañera!

A ver así.

Buenos días Gary (muy frío, pero perfecto)

Quiero que sepas que me ha alegrado mucho el fallo del juez y que ahora sea pública la verdad que tu y yo sabíamos hace tiempo. Me encanta la idea de que ese hombre no se salga con la suya. Esto nos ayudará a poner punto y final a este desagradable capítulo, no crees?

Eso, tu cercana, pero firme!

Cada vez que leo noticas sobre ti.... no, rebobina que esto suena como que estás muy pendiente... Cuando veo noticias sobre lo bien que te va, me alegra saber que esto no ha causado mella en tu carrera, que sigues adelante y que todo te va bien.

No tienes porque disculparte por nada, ambos sabemos lo que sucedió, y me alegro que ahora lo sepan todos. No eres un mal tipo Gary, en verdad que no lo eres.

Le doy otro mordisco a la ensañada, un tomate cherry estaba con virulencia en mi boca mientras pensativa, intento aclarar como seguir con la parte más peliaguda de la carta.

Yo también me he acordado de ti, que te fueras fue un golpe duro, pero tenías mucho que perder y mi carrera significa también mucho para mi, sabíamos que sucedería, por amargo que fuese.

Me alegra saber que todo te va bien, en fin, si vienes por España, por favor no dudes en llamarme y nos tomamos algo.

Un saludo.

Elisa


Durante un momento dudo seriamente... le pego un trago a la coca cola, y le doy a enviar.

Es lo mejor, pienso. Busco su foto en el google de manera instintiva. Y no consigo más que volver al fondo de todo.

De repente, una llamada en la puerta.

-Menos mal que no te has ido a comer por ahí, la señorita Moore al teléfono.

http://www.youtube.com/watch?v=tN-GkTKJ-ps

jueves, 19 de marzo de 2009

Trouble


Lo bueno de ser extranjera es que puedes dudar, puedes hacer que algo no lo has entendido, porque así ganas tiempo para buscar una respuesta/ excusa/ salida de emergencia a cualquier situación comprometida.

-Perdon?

-Tu saliste con Gary, no? Tu fuiste la chica a la que pegó no?

-No me pegó, solo que estaba en la trayectoria equivocada.

Demi siguió mirando con devoción a Ashton, que derrochaba sonrisas a troche y moche.

La película empezó, era una comedia romántica y a eso de la mitad, todos se levantaron, no tenía razón que se quedaran si no entendían lo que veían y ya lo habían visto. Yo casi lo agradecí, la tristeza volvió a mi, y no era muy consciente de la situación.

Volvimos a la limusina, me senté mirando mis zapatos. El viaje transcurrió entre las miradas de complicidad de ambos, que se daban mimos y mi mirada por la ventana, las luces de la ciudad, el cielo despejado, Madrid estaba especialmente bonito aquella noche, me sentí derrumbada, como si todo intentara sacarme de esa tisteza de encima, y solo pudiese sonreir tristemente dar gracias e irme de la fiesta de color.

Llegamos al hotel, desmovilizamos a Ashton, que le pusimos las vendas de otra manera para que estuviese cómodo para dormir y salí de la habitación.

-Para cualquier emergencia, por favor, llame a este número.

Dejé mi tarjeta encima de una mesa conflores blancas.

-Tu le querías, verdad?

-Perdón

Demi puso un gesto de desaprobación a mis peticiones continuas de repetición de todo.

-Sí, pero surgió todo esto del juicio y bueno, él hizo su vida, y yo he tenido que hacer la mia.

-Y ya está?

Demiiiii... te estas pasando...

-Esencialmente se fue casi sin decir adiós, asi que sí, supongo que sí. No se puede obligar a nadie a que sea como quieres y a que te quiera como deseas, no? Por eso cuando te enamoras y resulta, bueno, es tan mágico.

Demi se acercó, cogió la tarjeta, la miró.

-Debe descansar, y creo que todos deberíamos descansar. Pasen buena noche.

Abrí la puerta.

-Por si no nos vemos, buena suerte doctora.

No me esperaba ese gesto, creo que notó que había tocado donde no debía, y me dedicó una amplia y blanca sonrisa.

-Gracias.

Salí de allí con el paso un tanto acelerado y decidí dar un paseo por el paseo del prado, sentarme en los bancos frente al botanico y el prado y oler el perfume de tierra mojada que había ante el frescor de la noche madrileña, cuando mi alma se sentía mejor, cogí un taxi y me fui a mi casa.

Lo bueno del taxi es que te evita ver a gente que no debería existir en el mundo cuando tu quieres estar sola y no puedes evitar que la gente viva.

http://www.youtube.com/watch?v=fwGHQ6WyQFU

The Fame


Demi Moore no es antipática, es que es parca en palabras y ami no se me ocurre nada que decirla, pero no me cae nada mal, quiero dejarlo claro.

Demi Moore es guapísima, te da la sensación de que es una persona muy observadora que no se pierde en tonterías, que si puede decirlo en 2 palabras no lo dice en 5. Pero no es antipática, solo que su seguridad, es debastadora.

Ahí estaba yo, con una blusa de raso plateada y pantalones negros de campana, con unos zapatos de punta estrecha y tacón alto, para no destacar mucho con el eveto, mientras ella iba con un traje con joyas incrustadas, la melena más lisa que en un anuncio y su chico con un traje negro de rayas ejecutivas y una camisa morada.

Guapísima.

-Sí se queja, nos vamos directos con la doctora, no te hagas el valiente.

Ashton asintió y la beso tiernamente en la frente, y yo incomoda me di mediavuelta, con los brazos cruzados en el pecho. Desde que no estaba en Escocia que la visión de parejas juntas teniendo detalles cariñosos en público me movia algo dentro, algo que dolía...

Ashton,carraspeo, yo miraba por la ventana, la visión de la calle era fantástica.

-Doctora...

Me volví distraida, pedi disculpas y les seguí todo el trayecto. Una vez en la gran limusina me dediqué a valorar la situación... guau! Era un momento incontable y con todo el peso de mis sentimientos no estaba disfrutando de la situación. Mejor, asi quizá diese una impresión como más profesional.

Porque yo soy muy profesional.

-Porqué no ha querido mandarme vicodina, doctora?

Aparte la mirada de la ventanilla, miraba las caras maravilladas de los otros conductores al ver el despliegue de medios.

-Perdón?

-Vicodina, porque no me ha recetado eso contra el dolor?

-No es necesario.

-Pero mi doctor en EE.UU. me lo recetó en la anterior rotura.

-Bueno, su doctor quizá conociendo su tendencia al sobreesfuerzo quiso mandarle algo fuerte, pero no quiero hacerlo, quiero que repose para que la rotura no sea reiterativa y... bueno, la vicodina es muy adictiva, no quiero que por culpa de una costilla termine usted enfermo. Es mejor que sea un poco consciente de su dolor y limitación, le evitará hacer esfuerzos innecesarios.

-Yo a usted la conozco, doctora.

Demi me miraba con cara de anuncio de maquillaje, como una tigresa escudriñando mi cara, que por cierto, debía ser un poema de descuadre.

-Mmmm, no creo, de hecho creo que tendría que decir eso yo de usted.

Asthon sonrió timidamente. Demi movió con encanto los labios en unaligera sonrisa, pero seguía mirandome con intensidad. Me preguntaba si esta mujer sabía mirar sin intensidad, y la verdad, dudo que sea consciente del poder de su mirada hipnótica.

Pronto llegamos a la Gran Vía, cerca estaba el cine donde se celebraba el estreno.

-Tienen alguna idea sobre mi?

Me miraron con asombro.

-No quiero salir en las fotos, tampoco quiero estar muy lejos, por si me necesitan, pero en fin, tienen alguna instruccion.

La cara de ambos se relajó en una pronfunda sonrisa

-Estaremos bien si sigue esa idea, doctora- sonrió Ashton.

Primero bajó Ashton, con ligera dificultad, seguido de Demi, que decidió ponerse en el lugar de la costilla rota, si te dabas cuenta, parecía que le agarraba con pasión, pero simplemente se apoyaba en ella, salí yo, ante los flashes de la prensa, mientras ambos sonreían y saludaban, yo aguantaba detrás firmemente, mirándo todo, los gritos, los flashes, las luces, la música que habían puesto, la alfombra... Era mareante, agobiante, pero decidí, quedarme mirando la punta de mis zapatos, era el único sitio fijo en el que podía confiar. Como cuando los patinadores giran sobre si mismos, que dicen que es mejor tener la vista fija en un punto, pues igual hice yo, y me miraba los zapatos.

Finalmente entramos en el cine, dijeron un pequeño discurso, tras ver a mucho famosillo español y mucho intento de actor, mucho actor consagrado, y algunos que venían porque las entradas eran gratis.

Les seguí lo más cerca-lejos que pude. Sin estorbar a los escoltas. Ashton no tuvo ni un solo detalle de molestia, Demi no le soltó el brazo en ningún momento, trabjaban como grandes actores, y con una complicidad que parecían sincronizados. Al final me senté junto a Demi, mientras Ashton daba algunas palabras sobre como esperaba que todo el mundo disfrutara con la película.

Yo intentaba escucharle,cuando en un detalle exquisito, Demi se tocó la oreja en un gesto distraido.

-Sé quién eres, eres la chica que salió con Gary, verdad?

Mierda!

http://www.youtube.com/watch?v=66GUsA4QSzw