Punto en boca

miércoles, 14 de febrero de 2007

Lemon Tree

Mi primera comida tras la operación ha consistido en 2 petit suisse maxi y un zumileche... yo, adicta a las dietas de engordamiento con esta mierda... si que tengo la boca echa un 4 (sin la anestesia es lo que tiene) pero tengo hambre y por lo visto que no puedo forzar la boca para nada.

Sin hablar, con poca comida, este san Valentin está resultando un asquete...

Una trata de ser optimista, y como no puedo gesticular de nariz para abajo trato de poner las mismas miradas asesinas de Lucy Liu en Ally Mc Beal... pero claro, no es lo mismo. Sin embargo no me rindo, nunca se sabe si podré desarrollar presencia al 2 con la mirada...

Tengo hambre...

Pero lo peor es que a todo el mundo le da por hablar de comida hoy, y yo tengo mucha hambre, vamos que con el cachondeo mi madre en vez de fregar los platos ha dicho freir los platos... muerte!!!

Me estoy arrepintiendo de no haberme comprado un pepito de crema ayer, pero no tenéis ni idea de cuanto.

Os he comentado que estoy canina?

Además me tengo que lavarlos dientes con más malabarismos que Tom Cruise en misión imposible, que si no abras mucho la boca, los dientes no, cuidado con los puntos, ahora el enjuague, que encima sabe a plastiquete (es como chupar un guante, puaj!)...

Lo de no hablar... trato de hacerlo lo menos que puedo, pero gesticular es superdificil, porque claro, tienes que estar seria y todo te hace gracia, todos te cuentan chistes...

Se levanta el telón y se a un tío diciendo "te voy a dar una ostia que te voy a aviar y a ese también le avio a ostias y al otro, al otro le voy a aviar también ", como se llama la peli?

El aviador

Esto que es una mierda de chiste puede producir que notes que se te saltan los puntos.

Por cierto, una doctora me dijo que me habia quedado precioso, me he asomado sin forzar (porque ni lo puedo enseñar) los puntos... viernes 13 es precioso? Pues por ahí van los tiros... hombre, la buena mujer quería decir que obviamente es un trabajo muy pulcro y muy bien efectuado y el resultado cuando cicatrice será estupendo, pero claro... cuando cicatrice todo (ahora se acerca más a la cara del hijo secreto de Jason y Freddy).

Voy a tomarme la pastilla, que ya me toca... que hambre tengo!

Otra cosa, que para tomarme una pastilla, torpe que es una, otra aventura... si lo sé me quedo quieta...

Yo ayer le explicaba a mi querida amiga Jelen de la uni, que no es que me pasen muchas cosas, pero cuando te pocas las pocas que te pasan se magnifican... y ella dice que yo es que lo vivo todo muy intensamente, pero restando dramatismo innecesario.

La verdad, creo que tiene razón proque no caí en todo lo que me iba a suponer la movida esta hasta que no estuve en la silla del sacamuelas con el ayudante de pelo puntiagudo preguntándome "estas nerviosa?" (ahora tengo hambre!)

-No... bueno, un poco, ya me han dicho que no es para tanto (pollas no es para tanto), pero bueno.

-tu trankila que este doctor es muy bueno.

Y luego me lo volvió a preguntar el sacamuelas, pero le explique que aunque me lo desmitifiquen hasta que yo no lo pase no voy a ser consciente de la gravedad del asunto. no depende de ellos, sino de mi propia concepción de la situación y como buena tauro, tiendo a ser reacia a las nuevas situaciones.

Es decir, que si ahora me tuviesen que hacer otra movida así, iría más tranquila y me sentiría más calmada en la silla del sacamuelas (que ha puesto de tal manera que casi me resbalo por ella... lo peor es que si lo pienso, si me hubiese resbalado le hubiese dado con la coronilla en todos los hue...). (no pienso decir ahora nada sobre hambre porque iba a quedar fatal)

Por cierto, algo que no os he contado en el otro blog, (ves? siempre se me olvidan cosas) es que me ha hecho quitarme el pote de nariz para abajo , por razones higiénicas (será el primer tío que consigue que me quite el pote en su presencia sin quitarmélo él... aunque siempre hay una primera vez para todo) y con la misma razón me ha puesto un gorrito verde como el suyo, que por cierto, llevaba el mismo pijama que Grey... azul del mismo color (mmm... docotr macizo... juas!)

Mi madre me va a hacer un plato tremendo de natillas para cenar!!!! Yipiiiiii!!!!

(Por cierto, que no la he contestado porque la red es un asco, Raquel, gracias por leer mi blog y por tu apoyo!!! Un beso guapa!!! Espero que leas este blog también si puedes y te guste.)

Oye, que yo tengo enfados de bebé: si estoy incómoda, tengo sueño o hambre estoy muy susceptible y ahora me duele la encía y tengo hambre... por eso mi hermano dice que soy una bruta cuando digo que de Juana Chaos come más que yo... y es que es verdad, él come miel, pan de molde, jamón de York... y yo 2 petit suisse y un zumileche... ya me gustaría ver lo que duraba ese con mi dieta (ni meter tripa ni robarle los gayumbos a latverios, se iba a cagar ese!).

El otro día a todo esto que leí un artículo de Alfonso Ussia, lo leí proque estaba encima de la encimera como periódico de emergencias (por si hay que ponerlo en la terraza bajo las plantas y eso) y por las mañanas los desayunos son más amenos con lectura. Buneo, a raíz de los de de Juana Chaos hizo un artículo sobre que la dieta de Juana está en varias clinicas de adelgazamiento avalada por varios doctores (tan insana no será), pero lo que me gustó fue que contaba la historia del inventor del Jamón de York, que por lo visto se le ocurrió lo de cocer la pata de su hermoso cerdito a ver que pasaba allá casi por el 1800, tuvo tal aceptación que la peña pidió al rey que lo premiase con el título de Lord, y así fue. Y como el tío era del ducado de York (creo que es un ducado... porque cara de lucky no tiene, pero alguien me puede corregir si me equivoco) pues se llamó asi, no Jamón York, sino DE York.

Tema curioso, ya ves.

Ala, creo que por ahora tenéis bastante.

1 comentario:

SABOTAJ/GE dijo...

Finalmente, el misterio se revela.

Por cierto, te recomiendo leche condensada, sin segundas ni terceras.

Por cierto, si puedes/quieres, quita la mierda de "verificación de la palabra". Se ha demostrado que causa demasiados estados bersekr sin necesidad. Por favor.