Punto en boca

miércoles, 11 de abril de 2007

I can see for miles


No me entristecen las despedidas... se que, aunque menos, volveré a ver a quien quiero ver. Es cuestion de seguir ahí, de escribir cartas, de manadarlas, de usar el correo, el telefono y la memoria, de ver las fotos, de mantener vivo el recuerdo y el cariño.


Por eso nunca digo adios, siempre digo hasta luego. Porque siempre creo que habrá otra ocasión.

No hay comentarios: