Punto en boca

lunes, 20 de agosto de 2007

Beware of the dog


El amor es malentendido, crea personas dependientes, personas que no maduran, que juegan a ser mayores y mejores y luego se quedan en eso.


Podían hacer programas de como querer mejor y quererse mejor, en vez de tanto culebron y de tanto concurso hermanado.


Al final, todo el mundo lo vería para criticar que nadie le dice como llevar su vida sentimental. Lo peor es que escuchan otras que aconsejan mal o no oyen las que podrian aconsejarles bien, porque ser debil siempre es mas facil y esperanzador.


Sin embargo, hacemos caso de miles (para fraseando a Rob Gordon, protagonista de Alta Fidelidad) y digo miles de canciones de amor y sufrimiento.


Lo peor es que parece que ha gente que disfruta de su sufrimiento porque es lo único que le hace resaltar sobre los demás. Hayq ue ser muy patético para que lo único que sea interesante de tu vida sean las desgracias.


La gente está perdiendo mucho. Sobre todo respeto sobre sí misma.


3 comentarios:

Tara dijo...

Todas las mierdas de la vida hay que guardárselas para nosotros mismos en el rincón oscuro de nuestro corazón. Para que nadie sepa nada.

tita hellen dijo...

No creo que el desahogo sea malo, lo que no creo es que parecer un ser pusilanime para encandilar a alguien que ha perdido el interés en ti sea una buena solucion.

El chantaje emocional es terrible y en malas manos es peor si cabe.

Tara dijo...

Pues si... eso me parece.. patético.