Punto en boca

lunes, 27 de agosto de 2007

It´s oh so quiet


Todo es silencio, todo está tranquilo, todo está bien, tumbada en la cama panza arriba... un suspiro dentro de ti dice que nada podría mejorarse en este momento.


Sin embargo una parte de ti quiere gritar al aire, quiere romper esa calma, quiere volver al caos personal controlado pero indescriptiblemente salvaje que te posee.


Y sin embargo, a pesar de que podrías gritar o de que gritas, vuelves al profundo silencio, acuoso y pesado, que te empuja a la quietud y la calma.


2 comentarios:

Tara dijo...

woo muy bonita reflexión!!!

ya me tienes enganchada a tu blog ^^

tita hellen dijo...

Joe, que casi ni me ha dado tiempo a publicarla!