Punto en boca

martes, 30 de octubre de 2007

Esto es Halloween


El reina Sofia es otro centro de fantasmas y presencias espeluznantes. Siguiendo con los relatos de miedo y leyendas paranormales os hablare de una que mezcla historía, política, arte y resoluciones judiciales (y todas ciertas, las resoluciones, claro).


El caso es que el museo de arte Reina Sofia fue antes un Hospital, llamado Hospital General que quedo sin usar hasta que en el año 1982 se usó con los fines actuales. Se contruyó en el siglo XVIII bajo una idea de José Hermosilla y de Ernesto Sabatini con capacidad inicial para 18000 enfermos, muchos de los cuales morirían alli por las epidemias de peste y otras enfermedades y fueron enterradas allí con la idea de que así quedarían enterradas y no se propagaría la acción de la epidemia. Se dice que los mismo que fueron enterrados allí se acercaban a los moribundo a baticinarles su pronta muerte.


En 1990 se hicieron las obras de remodelación y se encontraron 3 cadaveres de monjas allí enterrados (bajo unas losas de la entrada, que muchos guardias que dicen haber visto) y en 1992, justo con la venida del Guernika empezó la alegría de la huerta con los sucesos paranormales: Ataulfo.


Ataulfo no tiene nombre, pero un obrero le llamó así por su insistente manía de aparecerse por las noches y descansar con la luz solar, le recordaba a su hijo que se pasaba las noches de juerga recibió ese nombre. Las puertas se abren y cierran sin corrientes, los ascensores se suben y bajan solos, las alarmas saltan sin motivo, gritos en salas vacías... Otros dicen que es un cura asesinado en la guerra civil.


Un día, como los guardias jurado del museo no tenían nada mejor que hacer decidieron jugar a la güija (bieeeeeeeeeeeen) y a uno de los seguratas, Ataulfo, o eso se cree, le baticinó un suceso terrible en su familia, a los pocos días un pariente cercano al chico moría en accidente de trafico. Unos dicen que estas cosas pasan, pero otros dijeron que casi que mejor que si les trasladaban. Algunos denunciaron al Reina Sofia porque sufrían estress, vomitos, mareos y muchas enfermedades asociadas a la ansiedad por trabajar bajo esas condiciones de sucesos inexpiables. La consejería de Medio Ambiente se pronunció diciendo que ellos no podían hacer nada por que y cito textualmente "no tenemos competencias en el sector de los fenómenos paranormales"... pues note compete, porque lo que no se pide la autonomia, es competencia estatal para la Constitución... Lo sentimos ZP, ah! haber elegido muerte.


Muchos son los medium y parapsicologos que han ido y han dado fe de que hay cosas inexplicables y que posiblemente haya un fantasma en el museo. Algunos piensan que es propio Picasso, que esta disconforme con que su Guernika este en este museo ex-hospital, quizá porque las matanzas durante la guerra civil en este sitio fueron numerosas, muchos fueron los ejecutados entre sus muros.


Una cosa es cierta, muchos sabéis de mi familiaridad en estos temas, una vez estuve allí viendo el Guernika y el cuadro me sedujo y abstrajo mucho, tanto que oí a un bebé llorando. Al rato, miraba a ver donde estaba la criatura, nadie parece haberlo oido...

No hay comentarios: