Punto en boca

jueves, 10 de abril de 2008

You´ll be in my heart


El joven ladron se sentó debajo de un árbol cercano a la casa, se pusó a ver el atardecer en el valle que tenía frente suyo, como los rayos anaranjados cubrían con su manto todo el paisaje.

Grird le vió sentado allí, cogió un manta y se sentó a su lado sin decir nada, tpando con la manta a ambos. Puso su cabeza en el hombro del joven y se quedó abrazada así un buen rato.

Nadie dijo nada, nadie movió un músculo, la brisa de la tarde lo llenó todo y el amargor de tiempos terribles pasados se difuminó como el naranja del horizonte.

Cuando parecía que nadie se iba a mover, el joven puso su brazó sobre los hombros de ella y la miró a los ojos, ella le respondió con otra mirada, que por timidez terminó desviandose al suelo, él la beso la frente con mucho afecto.

Ambos sabían que algún día echarían de menos esos momentos.

http://www.youtube.com/watch?v=JIVaUcE4kAM

2 comentarios:

la reina del hielo dijo...

hola cielo, quería decirte que soy una máquina, te iba a coger el gel de lilas del yves rocher (no es de l'occitane...) y un bulbo de un tulipán...

tita hellen dijo...

Pero a mi me gustó el regalo!