Punto en boca

viernes, 30 de mayo de 2008

Freestyler


-Señorita, puede dejar de mover la pierna? Me pone nerviosa

Era la frase que despues de 800 miradas asesinas me dijo un señor de unos 40 años que estaba sentado a mi lado.

-Lo siento, lo siento de veras, de verdad que lo siento, no dude en si vuelvo a hacerlo a llamarme la tención estoy un poco nerviosa.

-Miedo a volar?

-No, es la primera vez que viajo a un pais desconocido por motivos laborales.

Qué digo que qué demonios le importaba a aquel tipo que yo fuera a Glasgow o a las Chimbanbas, que no tenía derecho a soltarle la monserga que le dí al pobre y mucho menos, de hacer el cafre y comentarle mi vida.

-Bueno, si su empresa ha confiado en usted, será por algo.

Cree que trabajo en una empresa... o algo. Y mira que hice caso de mi amiga Nuria. Mi amiga Nuria es una tía que se sabe todas las cosas que hay que saber en cuestion de viajes, ella si viaja por cosas de trabajo y me dijo cosas como "cambiate antes de aterrizar, porque en el vuelo es mejor no llevar medias, mejor ropa amplia" y movidas por el estilo.

La azafata me sirvió una tila que me cobró a precio de café de Colombia y que tardó en traerme lo que Juan Valdés tardo en venir de su país al avión.

Bueno, que a pesar de que tenía ventanilla solo veía nubes y nubes y más nubes cerradas y no era capaz de ver una mierda a través de la ventanilla. Tenía ganas de ver Escocia y queria verla YA! Imaginate la de niños que verán este avión, y la de gente que saludará con sus pequeños al avión. Lo justo es que por lo menos, vea el suelo. Pero solo veo cumulonimbos... o cirros... o algo que se le parezca, que el instituto me pilla lejos como para distinguirlas.

Al final, una gran decepción, no me animé hasta que la azafata con su agradable sonrisa me dijo eso de "que tenga una agradable estancia en el país, gracias por volar con nosotros".

El suelo estaba mojado, la mañana grisacea y desapacible y caia una lluvia meona que de un momento a otro volvería mi alisado capilar de anuncio en el peina de Michael Jackson en su epoca Jackson 5. Pero algo dentro de mi me hacía querer cantar Good Morning como si fuese Gene Kelly y a dar saltos por toda la pista de aterrizaje.

"Elisa calma, zen mucho zen, no te pongas a saltar como una niña". Así que en Edimburgo, porque la embajada está en Edimburgo (y luego vete a Glasgow en autobus, realmente en Edimburgo está la ofcina de la Embajada en Escocia, porque la embajada está en Londres) empecé a la salida del frío aeropuerto a buscar un taxi. Esto me iba a salir caro, me hacía una idea, pero la emoción era cada vez menor y cada vez era mayor el disfrute de todo. Intentaba disfrutar y memorizar cada pequeño detalle.

Edimburgo es una ciudad gris, con muchos edificios de piedra muy antiguos. Os acordais de Mary Poppins? Pues Edimburgo se parece más al Londres de Mary Poppins que el propio Londres. Es maravilloso, calles anchas y húmedas, edificios altos, todo muy gris, un tanto romántico y tétrico al mismo tiempo.

Llegamos a un edificio un poco frío y saqué un postit arrugado de color rosa chillon del bolsillo. Había una chica trajeada y le pregunté por el señor que me dijeron. Un hombrecito de unos 50 años, con cara de angustía, pero muy amable y con una voz muy dulce que me hizo firmar unos papeles, me dio otros sobre cosas que debía saber y otros con cosas que debía visitar y me echó una breve charla sobre lo contento que estaba de que hubiese decidido estar un tiempo en Escocia, puesto que somos muy bien valorados los médicos en su país.Yo no le negué que estaba muy emocionada de estar allí, esbozó una especie de sonrisa forzada.

Y luego me dió una carpeta azul de carton. Era la dirección del pueblo donde iba a trabajar y mi contrato. Por un momento no sabía si gritar, saltar, potar o desmallarme. Vote por poner una cara inexpresiva y tratar de estar atenta.

Cuando salí, cerré la puerta tras darle la mano y las gracias a aquel hombre taciturno y no pude evitar decir bien! y salir con elegancia de modelo, mientras alisaba mi pantalon de pinzas negro.

Bueno, pues necesito: vaya, si tengo una lista, vaya tengo que alquilar un coche, bueno pues vamos a allá. Me fui a una tienda un poco con pinta de salir de una peli ochentera y de tener cadaveres descuartizados en la parte trasera... me encanta!

Un tipo que me dijo llamarse Fred me dió la bienvenida a su maravilloso país (a ver,que me iba a deicr sino) y que estaba en el sitio adecuado para alquilar un coche. Me decidí por un wolkswagen negro, y me recomendó que guardara una manta muy gorda en el maletero, porque la parte de las Highlands no es de fiar y menos para quien no los conocemos. Me recordó que conducen por la izquierda ("ni se imagina la de veces que la gente dice sí, lo se y luego a los 5 minutos pasan por taller") y que hay un mapa en la guantera.

Ala, un sablazo me dió cuando vi la cuenta que pensé en dejarle uno de mis riñones, seguro que con uno me podía apañar.

Y con mi lupo nuevo (o eso parecía) me puse en camino a mi nuevo hogar anual. Y lo primero que probé fue... El equipo de música...

http://www.youtube.com/watch?v=a85AyVKkKQo

jueves, 29 de mayo de 2008

Take on me


Os preguntareis que como he llegado a esta situación, a estar cara a cara con un tipo con los ojos más verdes del universo, con su mano en mi cadera y los dos supuestamente dormidos en un sofá en medio de un pueblo perdido de Glasgow y tapados con una manta gorda de cuadros escoceses (que para algo estamos en Glasgow).

A ver, por donde empiezo... supongo que todo viene del día en que me cansé. Un día que me cansé de las condiciones que tenemos los médicos de familia en España, trabajaba en un centro de salud del barrio de Emabajadores, es un centro que en poco tiempo se llenó de toxicomanos, de viejos que siempre se quejaban, de gente infeliz. Y poco a poco, los trabajadores de ese centro se marchitaban. Yo sólo era una trabajadora eventual, es decir, no soy funcionaria ni nada, yo solo era una doctora eventual que tenía que aguantar caras largas, que la gente supiese más de medicina que yo (para qué una exploración si sé lo que tengo? Deme mis pastillas!) y que me llamaran constantemente mata sanos (como me dedique a matar gente verá tu qué diver).

El caso es que un día, me llegó una noticia sobre la búsqueda de médicos y enfermeros en Gran Bretaña, y yo le dí vueltas al asunto: le di vueltas mientras mascaba el müesli del desayuno, mientras iba en el metro al curro, mientras una vieja me contaba que el reuma le resultaba insoportable con la lluvia, pero que aún asi nada podia hacer por ella (y entonces porque viene?), pensé en el viaje del metro a casa, pensé en ello mientras comía, mientras hacia la compra y mientras veía la tele, mientras mi madre servía la sopa de cena y al final... Por la noche, en la soledad de mi cama, me descubría a mi misma, con la nariz debajo de la manta y pensando en como sería vivir un tiempo en Glasgow, algo eventual, no fijo, pero cambiar de aires en este sitio tan intoxicado de mal humor, vivir una aventura propia...

Y me apunté. Me apunté un día cuando un toxicomano con el mono me escupió en la cara, me sirvieron un café no descafeinado en vez del descafeinado que pedí, perdi -o me robaron- el movil, me pillo lloviendo y sin paraguas... y me rendí de seguir aqui. Mis padres digeron que para qué, pero al final me iba y me iba. No aguantaba más allí y no quería perder la ilusión de hacer algo que me gustaba solo por estar en un ambiente inadecuado. El sueldo era bueno y la cosa era irme un año, solo un año, perfeccionar mi inglés y aumentar mi autonomía (manera fina de mandarlo todo a tomar por saco). Total, que fui a rellenar papeles, los marrones de la gente de diario me dejaron de importar: me iba a Escocia. Mis amigas pensaron que estaba como una regadera. Pensandolo fríamente, si lo hubiera cualquiera de ella en vez de haberlo hecho yo las hubiera dado la razón sin pensarlo. Pero daba igual.

Un día la vieja de los dolores de reuma imposibles me pilló sonriendo "está usted enamorada?" .

-No, porqué debía estarlo

-Sonríe...

-Pero es que me voy a Escocia.

-De viaje?

-No a trabajar un año.

La mujer se quedó un poco triste, supongo que en el fondo su crisis de soledad aumentó un poco cuando la dije que yo, la única que escuchaba sus quejas se iba. Me dió pena.

Al final me dijeron que no iba a una gran ciudad, sino que iba a un pequeño pueblecito costero cercano a Glasgow. No podía ser mejor, nunca había vivido cerca del mar. Estaría allí trabajando en una casa que me asignarían que tenía la consulta dentro. Era un sitio bonito por lo que digeron, pero debía aprender a conducir.

Así que deprisa y corriendo esa misma tarde me matriculé en la primera autoescuela que pillé, estaba tan emocionada que apenas sí podía creerlo, tenía mi propio pueblo asígnado, aunque tendría que ir a pueblos colindantes, pero molaba todo!

Mi madre estaba muy preocupada, era la primera vez que salía de casa sola, pero es que es ley de vida. Con las hipotecas lo de emanciparse en este país está chungo y al final, terminas juntando a tus hijos con sus abuelos y no tienes intimidad. A mi me gusta pensar que es como en Doctor Zhivago, todos en la misma habitación camarada!

Por la mañana iba con energía renovada al trabajo,era un día menos allí, estudiaba los manuales de conducir como una posesa, miraba mapas y guías de "Visite Escocia, las tierras altas y las bajas". Mientras me hice un curso de medicina en inglés, que tampoco fue tan dificil del todo.

Me saqué el carné de chiripa, los días son un recuerdo vago por la emoción y los nervios, me dieron una carta, que debía buscar a un tal señor Canisbay, que estaría en la embajada y que el me indicaría.

Yo hice todo deprisa y corriendo, perdía el culo por ir a Escocia, es como si hubiesen inventado un nuevo pais y yo tuviese que ser la primera en ir a verlo.

Tan emocionada estaba que solo metí covers en mi I pod, no podía creerlo hasta ue me hallé en el pueblo pesquero.

http://www.youtube.com/watch?v=ZZ4S-UiNmzo

miércoles, 28 de mayo de 2008

Pretender got my heart


Plock, plock, plock...

El grifo hace un sonido sordo, podría levantarme, podría levantarme y cerrarlo, pero entonces haré patente que soy consciente que estoy durmiendo con él.

Yo vine aqui a hacerle un favor a mi vecina, ella se iba de casa y yo me quedaba con sus hijas mientras ella intentaba darle un empujón a su matrimonio ya que hace mucho que no sale con su marido a tener una noche romántica. Esas cosas que haces cuando tienes una vecina que supone tu única familia porque vives por motivos de trabajo en un pueblo perdido de la mano de Dios.

Total, que estaba genial todo, hasta que ha llegado su hermano, que se supone que salía toda la noche y se aburrió de ser el centrito de la fiesta, de una fiesta que no le molaba nada, asi que ha venido a hacer el favor a su hermana. Yo me he quedado, con la indiferencia que pretendía demostrar, porque la otra opción era ver expedientes laborales hasta las 12, hacerme un cacao instantaneo (no solo con los expedientes, sino chocolate en polvo para hacerte un cacao a la taza) y ala, a dormir con mi pijama de ositos.

Pero bueno, es un actor, no estará aqui mucho y mejor un tio bueno con sentido del humor que un monton de papelujos. Las niñas son un amor, me han adoptado en seguida, y eso que llevo aqui solo 6 meses. Son un poco trasto, porque una de ellas se ha enamorado de una boa de plumas rosas que tenía para un disfraz vintage años 20, pero bueno, tampoco es problema (eso sí, convencerla de que no cene con ella puesta es trabajo arduo). El caso es que hemos cenado, hemos acostado a las niñas, me ha servido un vino blanco y nos hemos puesto una mantita y una peli.

La peli hace horas que se terminó. Su copa está vacia, en la mía queda un culín de sustancia transparente o eso parece con la luz apagada. Aqui estamos los dos tapados con una manta y yo, bajo su brazo.

No tiene mucho valor cuando te das cuenta de que estás abrazada a un tio bueno teletubbie, para él un abrazo es una expresion de cariño de lo más normal, pero claro, es que es un abrazo de varias horas. Puedo oir con claridad su perfecta y profunda respiración en mi oido, puedo notar el calor de su brazo en mi cintura.

El goteo del grifo es el menor de mis problemas. El mayor de mis problemas es que tengo la mitad del cuerpo dormida, necesito cambiar de postura y que el riego sanguineo funcione dentro de mi piel, sino quiero producirme gangrena en el lado derecho.

Pero soy perfectamente consciente de que si me doy la vuelta le tendré frente a frente. Y soy perfectamente consciente de que todos estos pensamientos son muy enfermizos y muy infantiles. Me estoy comportando como una adolescente. Y sí, me gusta y me gusta mucho y soy perfectamente consciente de que podría enrrollarme con él , si él quisiera. Pero también soy perfectamente consciente de que se irá y yo seré la pringada que se quede aqui llorando su ausencia y con su hermana como vecina de casa.

Vamos, que lo fácil, es no pillarse... bueno, eso es lo fácil de decir... Bueno, pues me daré la vuelta, porque el hormigueo es insoportable y trataré de dormir... Espera! Aún no tengo pensado que le diré por la mañana... qué debería decir? Y si no digo nada? Va a ser lo mejor, que no lo complique y no lo piense, me daré la vuelta, solo porque es antibiologico que no me la dé y haré como que esto no me importa y tan pancha.

Al fin y al cabo, para qué tanto pensamiento, sí él ni lo piensa, ni siquiera me está mirando y ni siquiera se come la cabeza la mitad que yo...

Venga, a darnos la vuelta con arte, una, dooooos, y tres...

Anda, pues está despierto...

http://www.youtube.com/watch?v=G0A5qTXbYdg

Confide in me


Grird fue a dar una vuelta por el bosque en busca de agua al manantial, el día no estaba muy apacible, el suelo llama a las nubes cuando tienen sed y ese día la llamada era evidente, el viento transporta negras nubes, que traen oscuras sombras a la tierra, entre los árboles, cada vez es más dificil ver, a pesar de que aún es medio día, pájaros entre las sombras cruzan con velocidad los árboles para encontrar donde resguardarse antes de que la tiniebla se vuelva húmeda sombra.

No es muy seguro estar cerca de tanto arbol en un día de tormenta, pero Grird no tenía miedo a esas cosas, puesto que opinaba que ya tenía demasiado miedo dentro de sí como para acumular más miedos inútiles.

El olor de la lluvia era cada vez más fuerte. Llegó al manantial y con parsimonia llenó el cántaro que portaba. Una brisa fuerte la cerró los ojos, aspiró el olor a tierra mojada, mientras su capucha, por acción del viento resbalaba sobre su pelo verdoso.

Dejó el recipiente de barro en el suelo, volvió a ponerse la capucha y siguió el camino de vuelta a la casa. La lluvia empezó a caer con calma, pero pronto, la calma se volvió tempestad y empezó a llover con violencia. Esa violencia impedía casi poder afrontar el camino, los pies empezaban a tener problemas para sujetarse al suelo, las hojas y el barro que se formaba resultaba resbaladizo, y poco seguro.

No había pajaros, solo el estruendo de la tormenta cayendo sobre la elfa, la capa estaba ya empapada ya, casi resultaba más un problema que un resguardo. Solo protegía timidamente los ojos que intentaban buscar luz entre las sombras y la oscuridad. Cuando parecía que nunca acabaría el camino salió a un claro, su casa no andaba lejos, el viento que corría con debilidad y dificultad entre los arboles, corria hacia ella con audacia en el claro.

La lluvia, cogida de la mano del viento , atacaba la visibilidad, la casa estaba cerca, solo que el viento era cada vez más duro y cruel.

Finalmente, la portezuela se abrió, con la cuadrilla dentro, que vieron a la elfa empapada con su cántaro lleno de agua y alguna hoja que se había caido sobre él. Varios se aproximaron a la elfa, para ayudarla a guarecerse.

La lluvia es necesaria, incluso en forma de la peor de las tormentas.

http://www.youtube.com/watch?v=ja1J2lqbVIM

lunes, 12 de mayo de 2008

Princess Bride Lightsaber battle


Muchos me habeis preguntado por la camiseta de Iñigo Montoya.

Bueno, pues es esta.

Y como no hay videos musicales de esto, os dejo con la lucha final de Iñigo Montoya, con sables laser.

En inglés (se siente).

Sí, no somos frikis...

http://www.youtube.com/watch?v=SWXcDZNgOWs

Queen of rain


Subió a la más alta montaña, al alba, todo se reducía a la luz de la mañana y a la tranquilidad, desde allí veía el castillo de la reina de la Lluvia.

Ella pisó ese castillo, fue en otro tiempo, donde ambas no sabía lo que saben, que las personas cambian, y más si se encierran en un castillo de muros grises, cubierto de negras nubes de tristeza y odio.

En la tierra de Grird llovía como un acto natural, nevaba como un acto natural y salía el sol como debía salir. En aquellas tierras todo era inducido por el estado de ánimo de la reina de la Lluvia, las tormentas eran temibles, los truenos y relampagos daban paso a las ventiscas y con ellas al silencio más absoluto. Hace tiempo que pastores y señores dejaron sus tierras, se hacía imposible vivir en tierras de roca y frío.

Grird sólo tenía su choza cerca de un acantilado, pero era una choza hecha con sus manos, resistente, en un paramo donde las flores crecían y la hierva se asomaba por donde mirabas.

Se subió a un risco muy muy alto, y alzo su vara, las nubes se disiparon alrededor de su castillo. Más la reina se asomó al balcón, vio a Grird con su bastón en alto y cerró las nubes. Grird no quiso combatir, pensaba que tanta nube no podia ser buena. Más hubo un tiempo en que trato de disipar las nubes, pensaba que no era justo para la población someterse a la tristeza y al ostracismo. Sólo consiguió que se la tratase con odio y desden.

Por ello de manera pacífica Grird salió del castillo y de vez en cuando, buscaba un segundo de sol para la piedra, porque la reina se olvidó que hasta el mármol más duro se corrompe con la lluvia y los elementos.

Más una elfa, una simple hechicera no debía darle clases a una reina, mucho más cuando las clasea altas, todo el mundo sabe, son orgullosas y no admiten consejos. Grird era poderosa, pero no era esa su batalla.

-Ya estás otra vez verdad?

Se volvió, era Ille, una elfa curandera de las colinas de la tierra roja. Bajo de un salto del peñasco.

-Tengo que hacerlo y lo sabes.

-Pero si no sirve de nada!

-Tiene que servir.

-Al final morirá ahogada, la tierra no aguantará el peso del castillo en una tierra cenagosa como la que crea, gritará tu nombre cuando el barro le llegue a las orejas.

-Mira que eres exagerada.

Ambas se cogieron de la mano y se dirigieron al bosque.

http://www.youtube.com/watch?v=U3--JrsrguM&feature=related

Stars


Era noche cerrada, se levantó lentamente de la cama, con esfuerzo, sin hacer ruido y se puso a mirar entre los libros, ella mientras dormía ajena a todo lo que pasaba por su cabeza.

Miró a la ventana, el cielo estaba plagadito de estrellas, pero seguía buscando. Enfrascado estaba en su busqueda, en la que todas las paginas de los libros estaban vacias, que no se daba cuenta de que Grird se habia desvelado al no sentir su mano en su cintura.

-Qué buscas?

-Un conjuro

-Qué quieres hacer?

Señaló al cielo: - Quiero regalarte una.

Grird sonrió, "donde crees que la pondría? No me vale de nada"

El joven se encogió de hombros "ya, pero quiero hacerlo". Grird le tendió la mano "volvamos a dormir".

El joven soñó que estaba rodeado de estrellas relucientes, que se unían en una cadena infinita y que le rodeaban con el calor de abrazo.

http://www.youtube.com/watch?v=pceETSj-Mq0