Punto en boca

miércoles, 16 de julio de 2008

Buffalo Soldier


Estuve un rato con el pc echando unas partiditas. Tengo un emulador de mame que tiene un montón de juegos. Estoy viciadísima con el Marvel vs Capcom... No es serio, pero me vicia. Tras un rato oí un buen jolgorio saliendo de mi casa. Me asomé. Estaban todas haciendo un corro alrededor de Gary y no dejaban salir a Judith... Ella al final, casi a empujones se deshizo del grupo y Gary se quedó intentando atender a todas, pero es que con ese jolgorio no habia humano que se resistiese. La sonrisa naturald de Gary se volvió en una mueca encajada enla mandíbula. Mientras Judith entraba como si estuviese llorando en la casa.

No sé porqué me recordó a una escena de los pájaros. Me dió pena... Miré en el armarito, cogí el primer bote de pastillas que vi y baje abajo con la bata puesta.

Estaban graznando como un montónde cuervos cerca de un cadaver fresco.

-Gary! Se puede saber qué demonios estás haciendo?!

Todas me miraron con cara de extrañeza- violencia en masa.

-Con que vienes quejandote del estress, de la ansiedad que te machaca el estómago, te digo que calma, que nada de jolgorio y según sales ala! a montarla!

-Perdona, pero yo...

-Encima te has dejado las pastillas, pero que te has creido? Que voy a dejar que te pase algo para que luego me vengan a despellejar esta gente diciendo que soy mala doctora? Te has creido con derecho a desobedecerme y poner en juego mi nombre?

Judith se asomó a la ventana, completamente perpleja... hasta yo estaba perpleja, pero ES mi amiga, no soportaba verla llorar. Si algo tiene de bueno ser médico es que, excepto en mi santo país de origen, rara vez te discuten los diagnósticos.

-Ahora mismo te vas a la cama, a descansar, a hacerte una camomila y a reposar.

-Pero nos tiene que contar muchas cosas...

-El viernes en el pub, si esta bien, irá y les contará lo que quiera, pero ahora Gary no está en situación de ver a nadie... No se les ha ocurrido pensar que a lo mejor viene huyendo de todo el bullicio de L.A.? No se les ha ocurrido que si Judith se ha marchado a casa es para prepararle el camino y que nadie sepa que está mal? No, solo piensan en lo emocionante que es tenerle aqui, aunque le pongan en peligro. Vamos, ayudenle a ir a casa y no se interpongan en su camino.

Las mujeres se quedaron en silencio.

-Sinceramente Gary, ahora que lo dice la doctora, estás hecho un asco.

Gary me miró con cara de "eres la responsable de que ahora tenga cara de asco".

-Venga Gary, vete a casa, el viernes en el pub nos lo contarás todo. Duerme y reponte.

-Pero...

-Qué quieres? Ponerte peor? Te debes a unos fans, por amor de Dios, haz el favor de acostarte jovencito.

Entré en la casa de Judith y me fui a su lado, estaba mirando absorta como todas las mujeres se calmaron.

- Elisa- Dijo sin mirar por la ventana

-Si?

-Si alguna vez necesitas un corazón, un riñon, un pulmón o un hijo, quiero que sepas que estoy a tu disposición.- Dijo perpleja sin apartar la vista de la ventana.

-Está bien saberlo.

Gary entró con sus maletas.

-Es la primera vez que consigo entrar en la casa yo solo desde hace mucho tiempo. Por cierto, tus pastillas... para que son?

Las miré, eran unos antibióticos para infecciones vaginales.

-Para infecciones vaginales, algo que nunca tendrás, asi que nada.

Volvió a sonreir.

-Por fin, unas vacaciones de verdad! Y hasta el viernes! No me puedo creer!

Gary besó la frente de Judith, se despidió para irse a dormir al cuarto de invitados. Judith se tiró al sofá, yo me senté a su lado y terminé toda tirada como ella, a su lado sin decir nada. Nos quedamos mirando una pequeña pecera con flores en la que se reflejaba la luz de la ventana. No hicimos nada, solo estar.

-Es la primera vez en mucho tiempo que Gary duerme y no tengo tanta angustia de que esté aqui.

-Eso es bueno.

-Si que lo es.

Seguimos mirando la pecera.

-Es la primera vez en mucho tiempo que tengo a una amiga en este mismo pueblo.

-Eso también es bueno, no?

-Sí que lo es.

Me cogió la mano y permanecimos así un rato hasta que Judith se levantó a hacer la comida y a poner lavadoras y yo volví a mi mundo de lucha de Marvel vs Capcom.

Al salir de la casa, el aire olía a humedo, se oían truenos, sin embargo, habia una tranquila alegría en el ambiente.

http://www.youtube.com/watch?v=VQ9-4ydkmQo

No hay comentarios: