Punto en boca

miércoles, 2 de julio de 2008

The lion sleeps tonight


Uan vez el suelo está lipio, todo parece menos terrible menos sucio, aún así, con un buen par de bolsas enormes de basura me he dedicado a tirar todo eso que no merece la pena conservar. Fuera veo que me espían varias vecinas, Judith se ha pasado un par de veces, una me ha traido limonada y otra me ha ofrecido ayuda. Cuando vea que me pienso quedar de mobiliario no dudaré en consultarla para hacer del salón algo a medio camino entre salón y sala de espera, por si algún día la necesitase.

Dado que mi sueldo es del heraldo público, tendré que ganármelo y como esta gente está demostrando que no va a darme trabajo, algo tendré que hacer. En la cocina he tirado un montón de latas y comida caducada, luego periódicos viejos, que podría usar para sacar brillo a los cristales, pero con el polvo que tienen más que limpiar ensucian.

He bajado los libros de la consulta al salón, he pensado en poner una bonita biblioteca, aunque tengo mis dudas sobre si la seleccion de libros al alcance de un tipo que esta en una sala de espera es la más adecuada.

Una vez vaciado el quirofano, he empezado a limpiar todos los azulejos, con el I pod a toda mecha, es como hacer gimnasia pero con estropajo, luego he sacado un armarito fuera, pienso lijarlo y darle una capa de pintura para quitarle la que tiene, está cuarteada, pero la madera se mantiene bastante sana. Hacer estas cosas una sola es bastante duro, pero soy una tia dura.

Por la noche he llegado a casa de Judith exausta, me he dado una ducha, he cenado un poco y enseguida me he ido a la cama. Judith me ha dejado con las niñas, se han ido al pub, es el único divertimento que tienen, les he dicho que nopasaba nada, las niñas están dormidas y yo caeré en coma en tres, dos, uno...

-Elisa, Elisa, despierta!

Cuando me he querido dar cuenta medio pueblo estaba metido en el salón de Judith y yo estaba hecha unos zorros, todos espectantes y yo frotándome los ojos...

-Elisa siento despertarte, pero tenemos un pequeño problema, es Mark...

Yo miraba a todos, que me observaban como si nunca hubiese visto a alguien con pijama de franela de ovejitas... Sí, tiene ovejitas, son muy monas y además tiene pelusilla por debajo, lo hace más calentito, qué pasa? Debería dormir con algo de seda y chanel?

-Judith de que me estás hablando? Qué hora es?

-Es la una y media de la noche, Mark es... bueno, Mark está en la cocina, ha tenido un pequeño problema con una botella, estaba bebiendo y claro...

-Se equivoca, fue Ross el que le empujó, claro, de raices inglesas que puedes esperar...

De repente todo el mundo se puso a discutir, salí de la cama, me puse mis zapatillas de pies de dinosaurio (no, el atuendo no ayudaba a ganarme el respeto de esta gente y me fuí a por mi maletín). La gente silenció su tono.

Me dirigí a la cocina, Mark y Matt, el cachalote de Judith, estaban juntos. Mark parecía tener una buena tajada. Había otro hombre con hielo en un ojo pero no sabía quien era.

Me senté y abrí el maletín. El hombre tendió no sin cierto temor el brazo sobre la mesa, tenía pequeños trozos de cristal clavado en el brazo, mientras tenía uno más grande en el músculo, aunque no se atrevían a tocarlo, el corte no parecía profundo. Noté como todo el mundo se asomaba a la cocina de Judith

-Ella es la nueva doctora, seguro que te ayudará- consoló Matt

Me puse unos guantes y sin decir nada, quité todos los cristalitos, desinfecté con betadine y dí un par de puntos. Una tontería.

-Siento haberla molestado, es usted muy amable.

-Judith, dale un té y que se vaya a dormir. Mañana venga a verme. Tomese este calmante cuando se le pase la borrachera, si es alérgico, no haga el idiota y no se lo tome.

-Lo haré

Me levanté y me fuí a ver el ojo, el hombre no parecía tan colaborador.

-No pienso dejar que una practicante me meta mano...

-Están todos de testigo de que si pierdes el ojo, no será negligencia mía. Así, el primer fallo no podrán achacarlo a mi incompetencia sino a testarudez y a tu borrachera.

Se puso de pie, tirando la silla y la bolsa de hielo, como si fuese a pegarme, se me encaró, notaba su aliento de Jack Danniels pasado en la nariz, le bajé la cara y le miré a los ojos, mejor dicho al ojo...

-Judith, en mi maletin hay una linternita, haz el favor de pasarmela

Judith presta, miró en el maletin que tenía y buscó mi linternita. Stephany, Melany y el Señor Bigotes entraron en la cocina, Melany preguntó que qué pasaba, Matt se llevó a las niñas arriba, hablandolas muy suave para tranquilizarlas.

Mientras acerqué la luz al ojo del borrachuzo aquel... La pupila parecía que reaccionaba bien, no podía ver el fondo del ojo, no tenía el instrumental adecuado, así que tendría que ir al especialista, pero mientras le hice un volante, recogí la bolsa de hielo, se la ofrecí con el volante y le dí un calmante para el dolor. El hombre siguió con cara de pocos amigos, tiré los guantes que llevaba puestos en la basura, cerré el maletin y me fuí a dormir.

-Y ya está?- dijo Barbara

-Si quiere los llevo de la mano a la cama y les canto una nana, pero no puedo hacer más.

-Vaya doctora, ni le preocupa porque ha sido...

-Bárbara, me he pasado el día siendo espiada por usted mientras veía como trabajaba como una mula, nadie me ha ayudado con esto excepto Judith y su familia, y si ustedes hubiesen trabajado como yo, estarían cansados, no estarían alcoholizandose, y desde luego no se irían a matarse a los bares... la razón por la que yo estoy despierta es porque ustedes son unos irresponsables que no saben beber, así que no me dé charlas y avise a su hijo para que me ayude con la casa y los plomos, no creo que atender en una cocina rodeada de curiosos sea el concepto de una buena atención sanitaria. Buenas noches.

Me metí en la cama, me tapé con la manta y los demás se quedaron ahí como pasmarotes. Debajo de la manta sonreí como una mala pécora cobrándome mi venganza personal.

http://www.youtube.com/watch?v=lyjq9RJ-_yM&feature=related

2 comentarios:

PenDraGon dijo...

La verdad no entiendo mucho ya me lo explicaras, seguire leyendo jejeje,.

Un saludo

tita hellen dijo...

Todo empieza aqui

http://elsacamuelasmotorizado.blogspot.com/2008/05/pretender-got-my-heart.html

Lee en orden inverso a la publicacion, para saber la historia