Punto en boca

jueves, 28 de agosto de 2008

Me gustas


Antes de abrir los ojos ya notaba los mismos brazos de anoche, el mismo olor a colonia con notas de madera y el mismo calor corporal, una vez abiertos, un rayo de luz decidió que no necesitaba las corneas, asi que, tras cerrarlos de sopeton, los volví a abrir cuidadosamente.

Seguía en el sofa de Judith, con el hermano de Judith y gracias a Dios, solo fue un arrebato de besuqueos hasta quedarnos dormidos. Bieeeen, no esta todo perdido.

Levanté el brazó con cierto esfuerzo de encima mía, me quité la manta de encima y cogí mis playeras. Me las puse en la entrada de la casa, subi con cuidado, las niñas seguían dormidas y al pasar me dí cuenta de que Judith y Mark debían seguir en mi casa (maldita sea).

Aún así me decidí a irme a mi casa, a buscar mi taza de Snoopi y tomarme un té, miré mi movil, las 8 de la mañana, es domingo, pero es mejor. En la entrada vi que tenía una pelambrera terrible, asi que busqué una gomadel pelo en el bolso, empecé a buscar ysin querer el movil cayó al suelo. Silencio, quietos...

Quietooooos....

Quietooooos...

Ahora! Me lancé a por el móvil y lo metí en el bolso, cogí la goma, me hice una coleta rápida y cuando abrí la puerta con cuidado...

-Hola.

Mierda! Me di la vuelta con una sonrisa de paraguas.

-Hola!

-Te ibas...

-Sip, tengo un aspecto terrible, no tengo mi cepillo de dientes aqui yyyy... bueno, no tengo muy buena pinta (eso, normalidad, denotando normalidad! Todo está controlado, solo soy una chica que es coqueta, no soy una tia aterrada que pensaba salir de casa dando gritos de "soy libreeee!" ni nada por el estilo.)

-Yo creo que estas preciosa.

Se acercó me pusó un mechón de pelo trás la oreja y me besó. Vale, Houston, la misión se nos está yendo al cuerno!

-Bueno, pero porque aun no has abierto los ojos del todo... De verdad, no quiero molestarte más, en serio, porque...

-Ven- me cogió de la mano y tiró de mi, me llevó a la cocina, me sentó y me hizo una taza de té, earl grey, me puso unas tostadas con mantequilla y mermelada de naranja dulce. No dijo nada, pero lo hizo todo con una exquisita dulzura.

Sabes ese sentimiento cuando no has hecho nada,pero el no hacer algo te hace sentir culpable? Bien, pues estoy en ese punto. Gary es genial y debería estar disfrutando de este momento como una jodida enana, pero no puedo, tengo un horrible Pepito grillo que no para de decirme "Querida Elisa, me quieres comentar qué coño harás cuando tenga que irse a rodar y ha hacer de mexicano? Si eres tan amable dímelo, proque estoy ansioso por saber que será de ti cuando besuquee a otras por exigencias del guión y cuando te deje aqui y no vayas con él por no aparcar tu carrera y te quedes con cara de prima tirada en el sofá".

Muy pronto para querer suicidar a tu conciencia, no crees?

El caso es que estaba ahí, sirviendo cosas en la mesa, y cada cosa que hacía establecia un cálido contacto físico conmigo, una caricia en el hombro, un deje en la mano... No me agobiaba para nada, era muy agradable, pero me sentía completamente culpable.

Soy una mierda de persona, él aqui tan happy y yo solo pensando en escapar. Debería ser feliz, debería vivir en uan canción de Marisol, debería estar en un dibujo animado pintado de plastidecores con colores de lacasitos, todo muy pop y muy guay, pero sin embargo, aunque mi cuerpo está ahí, en lacasitolandia mi mente está en a cienaga de los muertos.

Así no se puede.

Se sentó y tomó un largo sorbo de té. Soltó la taza y me miró languidamente... por favor, deja de hacer eso...

-Elisa me gustas.

No lo estamos mejorando.

-Pero esto tiene fecha de caducidad.

Perpleja me dejas.

-Odio las relaciones a distancia y no te pediré que dejes lo que haces, pero mientras esté en Escocia, y si tu quieres, quiero seguir con esto, solo si te sientes capaz de no implicarte. Me gustas de verdad, pero no funcionaria, no ahora, y creo que no contigo. Qué te parece?

Me cogió la mano, por fin, cuando oía los pensamientos de mi cabeza fuera de mi cabeza no sonaban tan bien, no era tan fenomenal ver que el desayuno era una muestra de su culpabilidad y obviamente, no me sentía tan bien oyendo que sentía lo mismo: todo es muy bonito, pero inevitablemente tendrá fin y pronto.

-Cuando te vas?

-El próximo rodaje empieza en dos meses.

Suspiré largamente, bebí de la taza y le dí un bocado a la tostada, me di cuenta de que no tenía mucho apetito.

-En qué piensas?

En que es una mierda que invoque a la fatalidad, en que lo que más me ha gustado de mi estancia aqui se vaya a marchitar, que sientas lo mismo que yo y que quizá sea tarde para echarse atrás pero no tenemos impulso para despegar. Ahora que he oído en alto que se va a acabar no quiero que se acabe, simplemente soy una egoista, me gusta estar cerca de Gary, es lo mejor que me ha pasado en mucho tiempo.

-Te apetece darnos un día antes de pensarlo como personas serias y conscientes?

Sonrió con dulzura y nos besamos.

Nos merecemos darnos un día, y tenemos suerte, no todo el mundo tiene ese privilegio.

http://www.youtube.com/watch?v=2lyvtcQp0Mc&feature=related

miércoles, 27 de agosto de 2008

Viva la vida


La cosa transcurrió así, hicimos el tonto las niñas y yo con el sing star, cenamos, las acosté y apareció Gary, con su libreto intentando que le enseñasé a ser un típico macho mexicano.

Yo, que lo más mexicano que conozco son dos erasmus y el bar de tacos de la esquina de mi calle, todo un reto.

Total, que terminamos viendo una peli y quedandonos dormidos.

Bueno, casi, porque aqui estoy con medio cuerpo desentumeciendose y delante de esos ojos que me tienen petrificada y que pensaba que estarían cerrados.

Sí, vuelvo al principio de todo esto, a la situación primigenia, una doctora en un sofá, repasando una historia... y delante dos metros de hombre tumbado y sin decirnos nada, solo mirandonos, la cosa es que me gustaría bajar la mirada, pero no puedo, no puedo bajar la vista (me vería el canalillo y sería muy raro).

Él está pegado a mi y yo a él, los dos serios sin decir nada y uno frente al otro.

Es como si lo que fuese a pasar fuese más que obvio... Vale, si obvio es, pero a ver quien acomete la primera obviedad.

Los segundos pasan, despacio, muy despacio... muy pesados, como viene siendo costumbre, que Escocia empieza a recordarme al mar del tiempo de la peli del Sargent Pepper.

...

...

...

Bueno, es que nadie va a hacer nada? Yo lo haría, pero es que no quiero pasarme de lista, no es la primera vez que me apetece besar a alguien que tengo en frente y siento que no debo o que al hacerlo he metido la gamba. Y se supone que en estas cosas no hay ni un bien, ni un mal, ni nada simplemente es que las circunstancias...

-Anda ven aqui...

Y me besa. Ala, se acabó el dilema.

Y empezarían otros dilemas pero solo puedo sentir que me da miedo repetirlo, no porque el beso sea un asco, que sinceramente, no está mal, es decir no es el mejor de mi vida, pero me ha gustado y seamos sinceros porque yo quería y supongo que él...

Y me vuelve a besar.

Asi es que así no hay quien pueda tener nada en la cabeza.

Desconecto, porque en estos momentos solo puedes desconectar y concentrarte en el beso, en la emocion, en lo que te recorre por dentro... la gente lo llama mariposa, pero sinceramente, una mariposa no te alegra nada en sangre... no te aporta nada.

Solo es como un gotero de alegria, es diferente... bueno, ya sabeis como va esto cuando el beso es bueno. Es una especie de momento final de la obertura 1812, con cañonazos y campanadas y gente alegre.

Es simplemente genial, cuando termina el beso solo puedo abrazarle con intensidad, me protege con sus brazos y la noche, aunque nublada tiene otro color.

Todo resulta distinto, estoy bastante asustada por lo que pase ahora,pero bueno, no es momento de plantearse nada.

Quien me mandaría...

http://www.youtube.com/watch?v=dvgZkm1xWPE&feature=user

Love is noise


Otro sábado más, aqui los dias pasan lentos, un lunes no es más distinto de un viernes, si no es por la gente que va a trabajar, porque los ancianos hacen lo mismo, las mujeres hacen lo mismo y yo... también hago lo mismo.

Los dias son casi igual de frios y nublados, y todo transcurre lento... y pesado.

Mc Phee viene con unas botas de agua y le veo pasar, estoy sentada en el banco de piedra tranquilamente.

-Buenos días Elisa!

-Buenos días Mc Phee!

Se decide a venir y hablar un poco.

-Qué? Muhco trabajo?

-No mucho, Mc Phee, tranquilo, pero eso es buen síntoma, aunque sea un poco aburrido.

-Bueno, mejor, así esta noche podrá pasarse por la taberna de Doward, vamos a tener un día divertido, he recibido carta de Scott. Me ha dicho que su mujer está embarazada, se imagina!

Pues no me imagino, porque acabo de descubrir que en el mundo está Scott, un hombre entusiasmado con su nuevo papel de papá.

-Qué torpe! Scott es mi hijo mayor, es una gran ilusión, será el primer nieto.

-Otro Mc Phee a la saga familiar.

-Sí, por San Andrés que hemos rezado para que viniese pronto. Scott y Caroline se lo tomaban con calma, pero se acabó la espera. Tiene que venir a celebrarlo.

En ese momento Judith se asomaba para pasar una escoba por el porche.

- Buenos días Mc Phee, buenos días Elisa!

-Judith! Buenos días, esta noche Mark y tu estais invitados, Scott va a ser papá.

-Enhorabuena Mc Phee! Qué alegría!- Judith se acercó y por encima de la valla le dio la mano de manera energica- Elisa, puedes quedarte con las niñas?

-Mc Phee, supongo que le supone más alegría celebrarlo con sus amigos, asi que esa celebración será otro día, mi deber me llama.

-Vaya, bueno, claro!

-Tiene que enseñarme las ecografías, no se olvide, me gustan esas cosas.

Otro sabado pringada, pero en fin, me quedo con las niñas, menos da una piedra.

http://www.youtube.com/watch?v=PmRJo8RQ5sA

martes, 26 de agosto de 2008

Cancion del Mariachi


Espero que estes bien por Escocia, dicen que el tiempo no es muy halagüeño, pero es Gran Bretaña, nos robaron Gibraltar, nosotros el sol (muy culto este apunte...). No sé si te acuerdas de esa mujer que te iba siempre a ver, por la artrosis, doña Carmen, bueno el caso es que siento darte malas noticias, pero se ha puesto muy malita y está ingresada, no tiene un buen pronóstico, pero vamos a hablar de cosas más alegres....
No hay nada como una buena noticia con el desayuno. Yo no sabía que se llamaba Carmen, no sabía muchod e ella, bueno, su ficha casi podría decirtela de memoria, pero sus cosas, a parte de que tenia dos hijos que no la visitaban... bueno casi nada, pero era un dia triste.

Tocaron a la puerta.

-Se puede?

Era Gary. Estaba muy serio.

-Vaya, vaya, yo pensaba que te habrías abierto esta mañana la cabeza para enmendar lo de ayer...

-Ya me castigaste con lo de no abrirme

-No me sentía bien y me dormí pronto- qué falsa soy a veces.

-No me lo creo.

-Vale

-Qué haces?

Cerré con parsimonia el portatil "recibir malas noticias de Madrid". "Vaya, yo que venía a pedirte ayuda". Se sentó y dejo dos tochos de papel encima de la mesa.

-Qué es esto?

-Dos guiones de dos posibles proyectos.

Elevé las cejas durante tres segundos, señal de sorpresa.

-Bueno y de que van?

-Esta es para hacer de un pistolero mexicano que...

-No tienes cara de pistolero mexicano.

Me miró como con cierto rencor opr haberle interrumpido.

-No te veo simplemente, perdón.

-Prosigo, ejem, esta es para hacer de pistolero mexicano que no era... porque no tengo cara de mexicano? Tampoco tenía cara de romano, ni de vampiro...

-Has hecho de vampiro? Es verdad, no tienes cara de vampiro... Porque has hecho algo que no te crees ni tu?

-Porque ahí esta el desafio, en interiorizarlo.

-Ah!

-Por donde iba?

-El pistolero mexicano.

-Ah si! Bueno, el solo se dedica a su rancho hasta que matan a su padre y... al final no me has dicho porque no puedo hacer de mexicano.

-Tienes cara de escocés, no tienes cara de mexicano, quizá con maquillaje puede, pero no eres mexicano, eso está claro.

-Y como es un mexicano?

-Sinceramente? Bueno no lo sé, pero no tiene esa posición, un mexicano tiene sangre española y es un poco... chulo.

-Chulo?

-Si, tenemos mucho orgullo, debes demostrarlo. Tienes cara de "hijos de Escocia" no de "Qué viva Zapata".

Se encongió de hombros.

-Las historias de venganza que podían hacerse ya se hicieron en los 70, cuidado con eso.

Se quedó en silencio.

-No hay ningún americano? Seguro que eso si te sale, si pareces americano.

-No.

-Vaya...

El silencio perduró hasta que cogió el otro libreto.

-Esta es una historia sobre un tipo que... yo quería hacer esta peli.

-Pues hazla.

-Pero yo quería que tu...

Se quedó en silencio.

-Demuestrame que me equivoco, demuestrame que eres capaz de ser un verdadero machito mexicano, sé un buen actor y hazme ver que me equivoco.

Se quedo parado con el guión en la mano.

-Tienes que interiorizar no? Interioriza que puedes ser lo que tu quieras aunque los demás no crean en ti. O es que todo lo que has hecho ha sido del gusto de todo el mundo?

Se quedó quieto.

-Te apoyo en que me des la contraria si haces lo que crees que tienes que hacer.

Se puso de pie cogió los tomos y al salir por la puerta, dijo eso de "Hasta la vista baby".

Un mexicano nunca diría eso...

http://www.youtube.com/watch?v=TY3F5A9L3V0&feature=related

lunes, 25 de agosto de 2008

I´ve got soul but I´m not a soldier


-Que tal lo ve?

-Estan cicatrizando muy bien, esto va lento, pero seguro, que es como tiene que ir.

La piel es asombrosa, miles de celulitas pululantes que se regeneran en un plis plas, es como ir a El Escorial, con sus casitas de techo de teja de pizarra, pues igual se conforma muy parecido, verlo por microscopio es absolutamente maravilloso.

-O sea que podré ponerme al sol?

-Con cuidado, su pigmentación es muy clara, tiene que cuidarse.

La mujer se puso la blusa de algodon de rapidez y con una gran sonrisa.

-Quiero verla aqui la semana que viene y si tiene algún problema, venga, que no pasa nada y será mejor.

-Sí doctora.

Está bien que la gente no te discuta, en España es un poco asco ser médico, porque haces una carrera y parece que el paciente la ha hecho y el que va a la consulta eres tu... me crispan los sabiondos que creen que son los médicos. A veces les digo solo enfermedades rarísimas solo porque se callen la boca y luego, les confirmo lo que sabían: que no tienen nada, pero si no lo confirmo, podemos fallar y siempre está el idiota que dice eso de "era su misión comprobarlo".

Despues de eso, vinieron dos ancianitos a ponerse la vacuna de la gripe, por evitar bronquitis de años anteriores.

Tras que salieran tan contentos (dentro de lo que cabe ha sido un día concurrido) y fuera a por cosas a la gasolinera para mi casa, estuve pasando la aspiradora, poniendo lavadoras y aprovechando el día, una vez sentada, me puse a mirar los cartones explicativos de las semillas a plantar... tendría que esperar unos meses a la plantación... y buscate un azadon, que es algo que no te has traido en la maleta.

Luego puse las plantas en diferentes sitios, con luz, y una en el despacho.

A todo esto que oí una especie de vos muy masculina cantando a voz en grito casi. Venía de la casa de Judith... fui al baño y en la bañera allí estaba una silueta inconfundible... ese cuerpazo no lo tenía Matt, que era grande y más bien panzón... Y ahí estaba gritando "I got soul but I´m not a soldier".

En otras circunstancias me concentraría en el agua resbalando por cada uno de los afortunadísimos poros de su bien estructurada piel. Pero es que no cantaba mal del todo. Bueno, dentro de lo que su voz, gravísima donde las haya, le dejaba, prque cantar con esa vozarrona no debe ser fácil. La cosa es que me hacía más gracia que parecer sensual.

Y como conocía la canción le intercepté y canté con él, momento en el que se paró y se asomó por la ventana de vidrio onduloso que dificultaba la visión, cuando me vio, que seguía cantando como si las semillas fueran maracas, sonrió y se resbaló... o eso me pareció.

No pude gritar, me llevé las manos instintivamente a la boca y tras un momento en silencio, que me quedé acercándome lentamente hasta que solo pude decir su nombre en bajito "Gary?"... momento en el salió cantando "Yeah, you know you gotta help me out Yeah, oh don't you put me on the back burner" todo con una gran sonrisa y el pelo enjabonado de punta... ni que decir tiene que abrí la ventana y le lancé el paquete de semillas a la cabeza (sí, al distancia entre casas no es mucha)... y me arrepentí de no haber comprado grandes bulbos.

Cerré la ventana y me fui... soy idiota, no tenía que haber dicho nada, por un momento llegué a pensar que sería como la escena de psicosis que se estaría desangrando con la cortina encima en la bañera... fue terrible.Y solo estaba haciendo el idiota...

Obviamente llamó a la puerta, mientras silbaba la canción de manera alegre, le vi asomandome timidamente, pero las puertas estaban cerradas y las luces apagadas, asi que nada, no pudo entrar. Fue un día tranquilo, hasta que por la noche, que oi las piedras, pero no hice nada, esta vez no me levanté, bueno miento, me levante, pero no me asome ni abrí.

Solo sé que se fue murmurando algo de maldita española cabezota.

domingo, 24 de agosto de 2008

All together now


Una vez las chicas se fueron, me acuerdo de la despedida perfectamente, sendoa abrazos y besos, diciendo que se lo habían psado genial, sin irse tristes, pero sí preocupadas por dejarme sola, esperando las vacaciones de Navidad para irme a España y volver a vernos.

Recuerdo sus frases "cuidate mucho y lígate a ese muchachote, que sepa lo que valemos las españolas"... ya no era por mi, era por la patria! La sonrisa del momento se fue disipando hasta llegar a casa. Volver a la soledad Fue cerrar la puerta y verme en la casa vacia... Decidido me vuelvo a Edimburgo. Volví a salir. Stephany y Mellany estaban en el jardin con una pelota jugando.

-¿A donde vas?

-A comprar plantas- Me meti en el coche, pero pensé que esto de comprar plantas es como hacer amigos, es mejor llevar a alguien que te pegue un empujon, asi que baje del coche y entré en la casa. Judith estaba planchando la ropa mientras veía un talk show donde una mujer se quejaba de que su marido no la cuidaba mucho en los ultimos años.-Judith, me llevo a las niñas a Edimburgo a comprar plantas, las traigo para la comida.

Judith no dijo nada, solo asintió con la boca medio abierta, como embobada por la tele, y salí como una exalación.

-Niñas, quereis veniros a comprar plantas para mi casa?

-Vale!- Se metieron en el coche, se pusieron los cinturones con dicultad, la mayor tuvo que echar una mano a la pequeña. Me dí cuenta cuando iba a poner la radio que no tenia musica para menores, así que puse Beatles. Resulta que se las sabían, "te las enseñan en clase" dijo Steph.

En un pliqui llegamos a Edimburgo a ritmo de All together now, fue divertido, nos bajamos en una gran tienda, tipo Leroy Merlin con un gran vivero. Conseguimos ver setos, vayas para fresas y grosellas, grandes flores... Las niñas estaban fascinadas con los bulbos, y con las plantas que daban cosas de comer, Mellany sentía preferencia por los rosales, Steph la mayor, prefería los bonsais, que eran pequeños y delicados.

Al final nos llevamos unas semillas de fresas, nos llevamos unas semillas para plantar flores de colores en el jardin, un gran poto, unas cintas y una planta muy rara que venía de Filipinas con hojas moradas, que me gustaba. Despues, en una tienda de este supermercado compramos un batido de fresa para cara una y nos sentamos a tomarnoslo en un banco que había por allí, las niñas se pusieron a corretear y yo las observaba no fuesen a caerse. Con la mala suerte que Steph pisó a una mujer mayor y se calló, el pisoton fue muy leve, pero la mujer se quejó un montón.

Me levanté, me dijo que era una madre muy irresponsable, le dije que era médico, que podía atenderla, Steph pidió perdon porque sentía que esa mujer se me iba a comer de los gritos que pegaba, pero me echó una increible bronca sobre que debería ser menos sobervia al decir mi carrera y dedicar mi tiempo a mis hijas que estaban haciendose mayores e irresponsables. Y em tocó la moral, algo en mi se activó.

-Las niñas están perfectamente educadas y se han disculpado, son niñas y necesitan jugar y si sus padres le hubiesen enseñado a tomarse la vida con más humor y menos sobervia sobre su infalibilidad como madre, me dejaría que la examinase y no se andaría con tanta tontería por un pisoton. -La mujer se fue indignada con todo el mundo mirando. Bah!

Me agaché y miré a Steph "Estas bien?" "Si, no pasa nada, pero no me ha disculpado", "Ni caso cielo, hay gente que no es feliz si los demas lo son". Miré a mi alrededor y tarde un rato hasta ver que Mellany estaba sentada en el banco donde estaba yo bebiendose mi batido porque el suyo se habia acabado "Mel, por favor, que luego no comes!".

Las subí al coche... en el coche las niñas seguían cantado, pero yo no, estaba pensando que las habian confundido con mis hijas, ellas tan rubias, niveas y guapas y yo, tan normal y castaña, tan distinta... Pero su madre! Madre mia y nunca mejor dicho.

Bajamos del coche y las niñas me ayudaron con las plantas. Judith me preguntó y la comenté todo, el incidente y como me había dado que pensar lo de ser madre.

"Es muy duro Elisa, ser madre soltera supongo que sería tan bonito como ser madre, pero más duro, porque estas sola con la responsabilidad".

-No he dicho que quiera serlo.

-Ya, pero ya te ronda la idea. Y no deberías, máxime si tienes dudas con el compromiso.

No sabia que lo supiera, pero parece ser que es obvio... Y eso me preocupa. No voy a unirme a algo o alguien para demostrar que puedo, sé que puedo, lo que pasa es que quiero pasar por esta fase de manera natural.

http://www.youtube.com/watch?v=4gkKAa2jIjk

martes, 19 de agosto de 2008

Today tomorrow sometimes never


No me comprometo, es un defecto, necesito manejar el barco.

Supongo que es más fácil huir del barco cuando sabes de primera mano que se hunde, en vez de quedarte a achicar agua. Supongo que es más fácil decir tu hasta aqui e irte a quedarte a ver como los demás recogen las cosas mientras tu te quedas.

Supongo que parece que tengo una gran capacidad de compromiso, un fake, una fachada total, todo una imagen que me he creido hasta yo.

Y tengo un miedo terrible a ser la última en irse del baile, a ser la última en enterarse de que el barco está hundido y no hay barquitas para salvarse. Solo que necesito que me lo digan en alto.

-Blanca?

Blanca dormía como una bendita, suerte de ella, que tenía bastante más tranquila de comeduras de tarro la mente en esos momentos. Sin embargo las piedrecitas también visitaron la ventana esa noche. Nunca me alegré tanto.

-Menos mal que has venido!

-Si? Por?

-Estaba dando vueltas en la cama comiendome el tarro.

-Ah... por?

-Tonterías.

Cerré la puerta detrás mía y nos fuimos al jardín.

-No me vas a dejar entrar?

-Las niñas se despertarían... pero bueno.

Abrí la puerta y nos quedamos en la cocina, le serví una taza de... camomila, las niñas se tomaron el resto...

- Bueno y que pensabas?

-No tengo plantas en casa, ni en esta ni en España, no plantas mias.

Me miro muy serio, impertubable, como si no entiendiese nada... no me extrañaria.

-No tengo mascotas, ni siquiera he tenido un tamagochi.

Siguió expectante.

-Este trabajo no es fijo y el de España tampoco

Esperaba como una especie de luz al final del tunel.

-Hace mucho que no tengo pareja estable.

Enarcó ligeramente una ceja.

-No sé comprometerme, Prudence tiene razón huyo.

Se echó hacia atrás en su silla y le pegó un trago a la manzanilla como si fuese whisky y él un vaquero.

-Supongo que tampoco soy la persona más idonea para hablar de esto... deberías hablar de esto con Judith.

Ahora la que enarcaba la ceja era yo.

-Me gustas más cuando no eres tan... trascendental.

Mi ceja llegó a la altura del Everest.

-Eso de pensar... buff y más a estas horas.- Expandió su amplia sonrisa y la mía salió por educación más que por empatía.

-Bueno. Qué tal el día entonces?

http://www.youtube.com/watch?v=5Oou83gv3oI

Six feet from the edge


-Hace mucho que no viene Prudence

-He estado buscando, pensando en lo que hablamos la última vez... lo recuerda verdad querida?

-Sí.

Yo la auscultaba con cariño intentanto oir más allá de sus palabras y sus latidos para ver si todo era normal. Ella callaba cuando veía ese esfuerzo.

-Tosa Prudence

Y Prudence timidamente tosía. La miraba como si la estuviese regañando y tosía con más fuerza.

-Vístase.

-Usted está todo el día con esas amigas suyas y con Judith y he pensado que claro, está en una generación que piensa que quizá no necesita a nadie, pero es que no se ha unido a nada.

-Como dice?

-No tiene mascota, no tiene trabajo fijo, porque el año que viene se marchará, no tiene pareja, ni familia... ni siquiera tiene plantas en esta casa... No se ha unido a nada.

-Soy libre

-Sí pero quien cuida de usted?

Sonreí, me miró con ternura.

-No piense que vengo a echar a sus amigas y a adoptarla, nada más lejos de mi intención. Pero he pensado que debería empezar cualquiera misión siendo sincera y creo que usted también necesita a los demás, solo que no quiere admitirlo. La gente siempre se va, con más o menos estilo, es la única diferencia.

-Y que cree que debería hacer?

-Empiece por poner una planta aqui y luego... no sé, a ver que pasa.

-Y su misión?

-Bueno, no sé, pero de momento con decirle esto ya he conseguido algo, por lo menos que haga la habitación menos triste.

Una vez fuera me paré a mirar la habitación y miré la foto de Henry. Todo era gris con la luz tenue de la ventana, sin dibujos, sin nada, demasiado aseptico.

-Es triste en verdad.

http://www.youtube.com/watch?v=aQ9GrZ3CEyY&feature=related

domingo, 17 de agosto de 2008

Cool


Las chicas se fueron un rato a Edimburgo, a comprar cosas... bueno ropa y souvenirs, que se diga que han estado en Escocia.

Aproveché para recoger un poco la casa, y terminé por sacar la ropa a tender. Gary, al otro lado de la barandilla de madera me saludaba.

-Sigues acompañada, española

A ver como te explico que es una marca de aceitunas.

-Estoy sola lo que queda de día hasta el cierre de las tiendas, escocés.

-Bien, es que me dan miedo.

-Miedo?

-Sí, no se explicarlo, pero es como si fueran a arrancarme la camisa y la cabeza al mismo tiempo.

-Naaaaa!

Seguí poniendo pinzas a unos vaqueros. El mientras seguia apoyado en la vaya.

-Te estamos echando de menos en casa... Judith, las niñas, Matt...

-Tu no?

-Menos porque trato de verte.

-Eso está bien. Judith debería venir, seguro que las niñás hacen un esfuerzo por conocerla y hablar en inglés.

- No es lo mismo y lo sabes... quieres que te ayude?

-No, no es necesario.

La cesta de la ropa pronto se vació.

-Bueno, si quieres vente y te hago una infusión.

-No, tengo que leer unos guiones, me han ofrecido un par de pelis que quiero saber si quiero hacer o no.

-Oh, bien. Pues nada, cuando quieras.

Me iba a meter a casa, cuando Gary carraspeo. Me volví y me miró. Me guiñó un ojo.

-Adios españolaa!

A veces me da la impresión de que aquí eso tiene un significado que no entiendo.

http://www.youtube.com/watch?v=rjzzK8tIbOc&feature=related

viernes, 15 de agosto de 2008

Swimming on a star


"Preparaté para el puente del Pilar" me dijeron"porque vamos a sacarte de tu escondrijo!".

Tres de mis amigas se vinieron al pueblo para el puente del Pilar, que era un jueves y el viernes consiguieron hacer fiesta en sus respectivos trabajos.

Gente con suerte.

Fui a buscarlas bien tempranito, no fuese a ser que se perdiesen. Que yo las perdiese era imposible, efectivamente Olalla y Amelia habian decidido venir y en última instancia avisaron a Blanca, que se apuntó también , asi que nada, tendríamos que repartirnos mi cama, una cama más en el divan de mi despacho y el sofá... habitaciones grandes, pero pocas camas.

Estando en el aeropuerto pude oir las voces más que altas de las tres. Olalla era muy guapa, castaña, con mechas rubias y un pelo con grandes ondas, muy como de pelicula. Amelia siempre apostaba por llevarlo en coleta y recogido, era morena y siempre vestia con cosas como de surfero playero pero en bonito y Blanca hacia honor a su nombre, no era la primera vez que la confundian con extranjera en la playa.

-Eliiiiiiii

Grandes abrazos y besos de saludos y bienvenida siguieron el ritual. Olalla estaba entusiasmada por estar en otro país, Amelia callada miraba al rededor y Blanca hacia debida cuenta de todas las cosas que habia adquirido en el Duty Free del aeropuerto de Barajas.

Fueron comiendo galletas colina arriba despues de llenar la parte trasera y el maletero de maletas y eso que solo se quedaban para 4 dias y les había avisado que eso no era una ciudad, no había bares ni habia nada de vida social, solo mi casa.

Pero es lo que tienen mis amigas, que estar juntas es una fabulosa excusa para reunirnos y ponernos monas.

Esos dias solo vino la mujer de la espalda en cicatrización y un par de madres y abuelas a por jarabe para la tos de los niños y abuelos, que la gripe venia con tos este años, asi que más o menos estuvimos bastante tranquilas, las niñas y yo nos pasabamos el primer día en lo que podríamos llamar una verdadera fiesta de pijamas, comiendo comida poco sana, hablando de intrascendencias, de vidas propias y ajenas y de chicos como no.

-Y tu Elisa?

Sonreí con la taza cerca de la boca antes de que pudiese darle un sorbo.

-Me gusta alguien

-Quien es? Le conocemos?

-Sí y no. Os acordais de la película de la Batalla de Lepanto?

-Sí, yo al vi era super emocionante- dijo Blanca buscando una pasta con mermelada de fresa en la caja de las pastas.

-Es el hermano de mi vecina.

Todas pusieron los ojos como platos. Tragaron el contenido de su boca con lentitud.

-pero es que ese nos gusta a todas.

-Ya, pero es que llevamos cosa así de un tiempo hablando y nos llevamos bien, vamos eso quiero creer.

-Cuanto?

-Una semana

-Baaaaaah- dijeron todas.

Vale, vale, esto no es una relación, pero ojo! que yo no he dicho que lo fuese.

-Elisa por favor!

-Vale, vale, solo nos caemos bien, solo he dicho eso

-pero lo has dicho a la pregunta de si habia alguien. Aver-dijo Olalla acercándose a mi con aire de Ally Mc Beal- de qué base estamos hablando.

-Abrazo que es? Y beso en la frente?

-Abrazo y beso en la frente es no pisar el campo Eli, sé realista.

-En una semana?

-Aceptable, pero no es base.- Dijo Amelia con parsimonia mirando a través de su botella de Heineken medio llena

-No esperareis que pise cuarta base en la primera semana!

-No, no esperamos nada.

De repente Gary entró por la puerta trasera, llevaba vaqueros una chaqueta azul oscura de lana que hacia pensar que no llevaba nada debajo y sus botas de cowboy. Todas las niñas se quedaron ojipláticas.

-Anda estas acompañada!

Me levanté con gracia y mirando a mis amigas les presenté.

-Sí, son mis amigas españolas: Olalla, Amelia Y Blanca.

Aprovechando las costumbres españolas todas se levantaron y le dieron dos besos con un lacónico Hello.

-Venia a invitarte a cenar esta noche, Judith ha hecho asado, pero no habrá para tantos... así que supongo que no vendrás.

-Me encantaría, pero soy la anfitriona. Es un muy bonito ofrecimiento. Muchas gracias.

-De nada-dijo con cara de resignación- nos vemos chicas.

Todas saludaron con un good bye en un gesto impresionado. Cuando oyeron la puerta empezaron a sentarse, qué digo sentarse, a desplomarse en el suelo (Olalla estaba tirada en un cojin en el suelo) y las demás en el sofá.

-Madre mía Eli... eso te ha abrazado? Has jugado en la liga americana!-dijo Amelia

-Que cuerpo, que todo!- dijo Olalla.

-Aigh- suspiró Blanca.

-Eso digo yo.

http://www.youtube.com/watch?v=tVAVCW2t_TE

miércoles, 13 de agosto de 2008

I need some wine and you, you need to be nicer


Volver a casa en tu coche sin nadie es muy frío, no puse la música, porque no era plan. Además, estaba un tanto agotada de tanto viaje arriba y abajo por todo Edimburgo, aunque se quedaron cosas sin ver.

Estas segura de que las cosas estan bien como estan y eso se quedará en el album de las cosas bonitas de tu vida con los atardeceres al sol felices y otros grandes momentos que sabes que se te pasarán por la mente en el avión de vuelta a España.

Al llegar a casa aparqué y bajé del coche. me quedé un rato apoyando la cabeza en el volante, estaba extenuada, no podía más con mi alma, es una realidad, los viajes agotan y pasarlo bien más. Solo que cuando te lo has pasado bien te quedas con un cansancio que te aporta cierta satisfacción.

Salí del coche y lo cerré mientras veía a Gary que llevaba la chaqueta en la mano y alzaba la palma en señal de saludo, le devolví el saludo con la mano en un gesto gracil de dedos. Y me metí a casa. Subí al piso de arriba, me quité la ropa, me puse el pijama y me fui a la cocina. Me hice un poleo, lo puse en un mug y me senté a ver detenidamente las fotos. Todos los monumentos, todos los sitios y Gary, allí a mi lado en la foto que nos hizo el tipo de la chaqueta de cuadros. Parecemos una especie de pareja, lo peor es que tengo una absoluta y tremenda cara de felicidad, una cara de que no necesito nada más. Tomo un sorbo y activo el zoom de la foto con el pulgar de la otra y solo puedo ver como el está feliz pero yo tengo cara de felicidad absoluta.

Y eso me inquieta. Lo peor de darte cuenta de que alguien te gusta mucho es que empieces a vivir necesitandolo de verdad y luego no sepas como vivir sin esa persona. Y si un día te falta no sabes qué hacer y solo deambulas por el mundo sin saber a qué aferrarte. Es como un niño alq ue no le sujetan al andar y no tiene taca taca, o que le quitan las rueditas de la bici y zozobra a ambos lados sin saber muy bien como mantenerse erguido.

Y te das cuenta de que andar erguido se vuelve una necesidad obligada, no por mera supervivencia, sino por mera necesidad.

Estamos bien, realmente bien en esa foto, porque estamos relajados y contentos realmente. Apago la camara y miro en la nevera, tengo unos tortelinis de queso que pienso hacer con un poco de tomate, sin complicarme mucho. Tras eso me como un yogur delante de la tele y me subo a la lavarme los dientes. Y me meto en la cama... al rato oigo las piedrecitas en el cristal. Suspiro con una sonrisa en la boca y casi dejandome caer, me levanto de la cama con parsimonia y bajo.

Veo que no se ha cambiado de ropa aún.

-Se me olvidaba algo.

-El queeee?

Me abrazó y me miró a los ojos, por un momento pensé que me iba a besar, pero no, solo se quedó mirándome fijamente y yo sonreí y volví a bajar el rostro.

-Ala, vete a dormir.

Me besó la frente y volvió por donde vino.

Esto no puede ser bueno de ninguna de las maneras!

http://www.youtube.com/watch?v=8HbaUMNdpLw&feature=related

martes, 12 de agosto de 2008

I can buy you


-Que demonios haces tu aqui?

Me agache a por la mochila y él se acercó. No entiendo cual era la necesidad que tenía de estar siempre tan cerca, eso intimida, pero va listo si cree que esta vez va a funcionar, esta vez le va a salir el tiro por la culata, esta vez yo gano, esta vez...

-No tengo derecho a hacer que me soportes, no tenía que obligarte a que lo hagas, pero casi que mejor si no me echas de tu lado.

Mierda!

-Por favor- dijo jugando con el cordon de la capucha de mi canguro.- Por favor...

Mierda, mierda!

Siguió tirando como si fuera un niño pequeño. No podía mirarle a la cara, todo lo perfecto que era él y... todo lo desastre que era yo.

-Lo siento- dije- tengo mal humor, no me gusta que me obliguen cosas que no quiero.

-Y quieres ver esto conmigo.

Asentí con la cabeza.

-Bueno, pues vamos.

Entramos, una vez no teniendole delante me fue más fácil mirar arriba y miré a las copas de los árboles. Era un sitio precioso, habia una zona muy zen, otra que era como un bosque noruego, era muchos sitios preciosos en el mismo sitio, habia una cascada cayendo sobre un verde oscuro de plantas, enormes hojas de nenúfares en un estanque cubierto, grandes lilas y orquideas de un blanco inmaculado, espinosos cactus, un cesped perfecto de un verde luminoso...

Nos sentamos en un pequeño cubierto con aire japonés, al lado de un riachuelo, con el rumor del agua fluyendo libremente.

- Esto es precioso, no quiero irme de aqui nunca.

-Eso significa que acosarás a los jardineros para que no te echen?

-Te moló eh?!

-Bueno, tuvo su gracia, pero pensé que ibas en serio...

-Sabía que buscabas atención, pero no esa clase... para que luego digan que los chicos siempre quereis.

-No soy un chico fácil. Me gustan peleonas.

-Ñañaña...

Me acordé que en todo este tiempo no había sacado mi camarita de fotos, asi que hice un par al sitio, algún dia lo echaría de menos.

-No vas a hacerme ninguna?

Sí, claro, mirad niñas, aqui un lirio, aqui una petunia y aqui un capullo...

-Cheeeeeseeee

Gran sonrisa. Se acercó un hombre de sombrero de pescador y chaqueta de cuadros. Gary, con lo alto que es le pidió que nos hiciese una foto. El hombre con un marcadísimo acento aceptó.

Tras la foto decidimos ir a dar una vuelta por Edimburgo a ver que más veiamos una vez visitado el Botanico. Así que visitamos el monumento a Nelson (que no sé porque pensé que era una estatua del malote de los Simpsons) y su cementerio, el nacional de Edimburgo, el de Sir Walter Scott, la milla real, el Calton Hill, los cuarteles generales del Banco de Escocia, uno de un perro (es que tiene un nombre muy complicado), al estatua a Sherlock Holmes... Nos quedaron los castillos, cuando quisimos darnos cuenta estabamos merendando los sandwiches en un parque comentando las fotos que tenía en la cámara.

-En mucho tiempo que no veía Edimburgo.

-Y te ha gustado?

-Me ha traido ciertos recuerdos agridulces, pero bueno, ha estado bien. Sí, ha sido un buen día.

Sí, lo ha sido.

http://www.youtube.com/watch?v=7qLPgxrdRpc&feature=related

Run


Nainonaaaaaa... Domingo! No ha salido el sol todavía, peeeero yo sin mi Botánico no me quedo, hay que animarse.

Quizá algún día eche de menos este suelo, este aire, esta libertad, lo que comporta esta temporada por estos lares, es por ello que si no aprovecho será tiempo perdido en cierto modo.

Una duchita, un té, unos croasanes rellenos de queso crema y mermelada de naranja (los ingleses hacen una muy buena mermelada de naranja y aqui no sale muy cara), un lavado de dientes y ha hacer la mochilaaaaa!

Vamos a ver, un neceser, básico: unos klinex, un minibotiquin para heridas (defecto profesional), un peine y un cepillo de dientes con su pasta. Una botella de litro de agua, una bebida isotónica, unos sandwiches, el monedero, el movil y el mp3.

Me dispongo a salir por la puerta. El sol empieza a hacer acto de presencia.

Me meto en el coche y conecto el mp3 y empiezo a emocinarme con la música, pero a pesar de ello trato de no pisarle mucho al buga, "que no es mío" trato de recordar. Al poco ahí estoy yo, a la izquiera, bajando colina "nanananananaaaaaa" cuando de repente me pasa un coche a una velocidad pasmosa en uan maniobra muy arriesgada.

Lo sé, me encuentro ultimamente muy irascible, así que carraspeo, "calma" pienso, bajo la ventanilla con calma, mi música empieza a retumbar y saco la cabeza gritando "DESCEREBRAUUUUU QUE TE VAS A MATAAAAAAR", subo la ventanilla tranquilamente y me centro en mi baile de cabeza y pronto llego a Edimburgo.

Tras preguntarle a una policía muy sonriente y amable consigo llegar al parque, y encontrar un lugar donde aparcar relativamente cercano. Mis all stars falsas negras me llevan hasta la puerta del parque en un agradable paseo. Me dirijo a la entrada y me pongo a rebuscar la funda de las gafas de sol cuando estoy frente a ella oigo una voz familiar.

-Hoy no pensarás violarme, verdad?

Gary estaba ahí, con una cazadora de piel negro , un jersey verde botella de pico, una camiseta blanca, unos vaqueros y unas playeras igual que las mías. Su cara tenía una ligera mueca de desaprobación y tenía los brazos cruzados a la altura del pecho.

Y yo, atontada, dejo caer la mochila al suelo.

http://www.youtube.com/watch?v=2GA3a15xF0c

lunes, 11 de agosto de 2008

Generator


El timbre sonaba, diiin doooon, diiiiiiin dooooon, aaaaaaaaaaargh que ascazo.

Basta que digas, esto no para que ala, dos tazas para jartarte del todo.

Me asomé a la ventana. Era Gary, me sequé los lagrimones. Normalmente no soy tan ñoña, pero este tiempo del demonio debe estar haciendo mella en mi.

Abrí la puerta.

-Vaya, ya estaba pensando que tendría que tirar la puerta abajo.

Me crucé de brazos.

-Estas bien?

-Mucho, puedo encerrarme ya?

Enarcó las cejas tanto que pensé que se le iban a salir de la cara.

-Sí, claro... de verdad que estas bien?

-Quiero estar sola si no es mucho pedir.

-Te pasas el día sola, no sé porque quieres aislarte más.

-Porque siempre es por imposicion y ahora me apetece.

-A nadie le apetece, venga, tienes un mal, día, vamos a hacernos un té y verás como se te pasa.- Se acercó a mi, pero ahí seguía con los brazos cruzados a la altura del pecho con plena postura samurai. No iba a echarme atrás- Vas a dejarme pasar?

-No, por favor, respeta mis decisiones.

-Venga Elisa, no seas niña.

Le empujé, tanto que le saqué por fuera del umbral de la puerta. Se quedó ojiplático, casi tanto como yo, que no pensé que nunca pudiese hacer algo así. Y acto seguido di un portazo. Madre mía, qué he hecho, que violenta soy!

Habeis visto alguna vez las películas americanas en las que las casas estan abiertas de par en par... pues sí vivís en Escocia, recordad cerrarlas, porque mi puerta se abre hacia dentro, y Gary todo indignado la abrió, volándome la nariz. Mientras me agarraba la nariz dolorida me cogió como si fuera un saco de patatas y me echó al hombro.

No sé si me entendió pero solo podía decir cosas en perfecto castellano, porque por mucho inglés que sepas y mucho tiempo que lleves en la madre Bretaña, los tacos si eres español, los seguirás profiriendo en la lengua de Cervantes.

-Cabronazo bajame, que me has volado la nariz! Me cago en la madre que te parió! Pero como puedes ser tan bestiajo, peazo animal! Troglodita de los cojones!

Llegamos a la cocina y me sentó en una silla, me puse de pie, pero con una extraordinaria fuerza me volvió a sentar. Entonces pensé que en vez de Gary tenía John Wayne enfrente mía y nos tocaba hacer un remake del hombre tranquilo.

Puso una rodilla en tierra, parecía que me iba a pedir matrimonio, pero se sujetó la cara y me miró la nariz... luego nos dimos cuenta por un goteron en mis vaqueros, que mi nariz sangraba, así que se levantó cogió papel superabsorvente que te cagas y me lo puso en la nariz.

- Se acabó. Te vas a comportar.

Me tape la nariz con el papel, ni le miraba, no quería mirarle, es esa sensación de que si no miras a una persona es como si no estuviese ahí, que bueno, eso no se lo cree nadie, pero en fin.

Se levantó y puso la tetera. Tampoco me miró. Por un momento pensé que si me levantaba y corría a alguna parte no podría cogerme, sobre todo porque era estúpido. Luego me levanté serenamente, era mi casa, la doctora era yo!

-Gary, te agradezco tu intención, pero antes de que me vueles algo más,hazme el favor de dejarme sola.

-No

Joder con los escoceses.

-Gary llamaré a la policía si no te vas, es más te pondré uan denuncia y la pasearé en todos los platós de televisión.

Se fue un momento y vino con el inalambrico en la mano... lo que yo decía, escoceses del horror.

-Vale, pues no estes en la misma estancia que yo.

Y me fui al baño. El papel estaba todo chorreado de sangre y busqué algodones para reemplazarlo. Oí que fuera Gary había encendido el televisor. Yo me volví al despacho silenciosamente. Me volví a tirar en la camilla, quieta y silenciosamente...

Pero Gary estaba subiendo la televisión, poco a poco y era ya insoportable.

Se acabó! En el amor y en la guerra vale todo, no? Pues esto es la guerra... te vas a cagar.

Bajé las escaleras a toda prisa, casi me tuerzo un pie al caer tras saltar los 3 ultimos escalones, me quité la sudadera de un tiron y despues la camiseta, la vergüenza de un médico con estas cosas es relativa porque los vestuarios son públicos en los hospitales españoles, entonces eso de ver a gente en pelotas hace relativizarlo todo. Le quité el mando a Gary y me senté a horcajadas.

- Qué demonios haces?

-O cerca o lejos! Si te vas a quedar haz algo productivo o vete al infierno jodido escocés chiflado.

Le cogí fuertemente de los pelos de la nuca, pero se zafó y esquivó un beso que, di las gracias aunque no lo creais, por no tener que darlo, me empujó al sofá y se pusó de pie.

-Chiflado? Tía, vete a un loquero a que te mire.

Y se fue dando un portazo.

Bajé el volumen, desconecté la tele y cogí la sudadera y la camiseta que andaban por el suelo. Me subí arriba de nuevo y me quité los tapones de la nariz (qué asco para el pobre Gary) yme miré el golpe en el puente la nariz... no habia rasguño, pero podía haber algo de moraton.

Me fui a hacer ensalada de maiz para rellenar sandwiches y empecé a silbar una alegre cancioncilla.

http://www.youtube.com/watch?v=8EyOlP9IyFg

Cry me a river


Muchas veces comentas cosas no porque necesites comentarlo, sino porque en alto, fuera de ti, eres capaz de verlo en un matiz distinto.

Una vez contrastados los datos con Judith y que ella se fuera a su casa con su sonrisa de oreja a oreja, yo pensé que era sábado que tenía algo que hacer, como preparar mi domingo en Edimburgo, hasta los médicos teníamos derecho a un día libre, por convenio, yo estaba haciendo más de lo que mi contrato pedía, pero claro, en un pueblecito las cosas son ási, así que MI domingo iba a ser lo más genial que pudiese en el Botanico.

Y eso suponía que Gary, aquel que correteaba abajo con las niñas no estaría.

Así que colgué la bata y me fuí a la tienda a comprar cosas para hacer comida buena para llevar en tuppers para UNA SOLA PERSONA (yo, obviamente, no hay otra posibilidad). Al salir, las niñas siguieron jugando y riendo, pero noté que Gary de reojo me miró. Eso, estoy aqui! Y voy a planear mi fin de semana.

A medida que llenaba el carrito me sentía más segura de lo que hacía, no podia quejarme, alguien se estaba aislando con respecto a mi, pues nada, yo debía seguir adelante, se supone que es lo correcto, no?

En la caja, me di cuenta de que estaba engañándome a mi misma, es decir, si me importa es porque en el fondo me cae bien, es decir, eso como poco y bueno, estaba animada para todo lo que suponía el viaje a Edimburgo y el día allí, pero claro, qué supone irte a un parque tu sola? Por muy bien que intentes pasarlo no es nada si lo pasas sola.

Es bastante cínico.

Al volver con las manos llenas de bolsas pasé bastante cabizbaja por la entrada, bastante decaida.

-Espera, te ayudo- dijo Gary, soltando a Mellany en el suelo.

Ni le miré, pasé cabizbaja sin hacer ni caso, no estoy segura de que dijese eso, te cuento lo que recuerdo, solo sé que no quería ver a nadie, solo sé que entré y cerré la puerta de un portazo, solté las bolsas en el suelo y yo caí detras y lloré sin soltar las bolsas. Ni siquiera lloré, la cosa es que se caían las lágrimas sin poder controlarlas.

Noté como si se acercarán los pasos de alguien, pero antes de que entrase, cerré la puerta con llave, corriendo fui a la de la cocina y la cerré también y una vez cerradas me dispuse a correr las cortinas, y me tirén en la camilla.

Podría ir al pub, podría estar con gente, pero tomo la decisión de estar sola, porque aunque en un rollo autocompasivo destructivo del horror decida decir "pobrecita yo", es lo que necesito oir cuando no puedo estar junto a la gente que quiero y la gente que quiero aqui, pasa de mi.

http://www.youtube.com/watch?v=N7p4mioawIA

domingo, 10 de agosto de 2008

Voyage Voyage


-Fue genial, nos fuimos a bailar a un sitio muy cool, ya sabes, decoración muy elegante, gente muy pija, y nos pedimos unos daiquiris! Nunca había bebido daiquiri!- dijo Jurith tirada en la camilla

-Y te gustó?

-Bah, no estuvo mal, pero claro, casi que prefiero el vodka con naranja, es en vaso de tubo y entra más bebida.

-Tiene lógica.

-Genial, porque empezaron a poner música y claro, la mayoría eran éxitos de los 80 remezclados, me las sabia todas, bueno casi todas, Matt no bailó mucho pero yo no lo pude evitar, me dejé llevar por la música tan alta, es como si el corazón me fuera a ritmo de la música y con el alcohol, no sé, pero todo parecía más leve, nada importaba, hasta que me di cuenta de que Matt me miraba, me miraba como hace mucho que no me miraba, con verdadero fuego dentro... Te juro que cuando me besó fue como volver a la adolescencia, era mi Matt novio, así que estuvimos como un buen rato besuqueandonos como dos quinceañeros hasta que no pudimos más y nos fuimos a tu casa. Llegamos sobre la 1 y hasta las 3 no nos dejamos descansar, pero luego estuvimos hablando y no nos dormimos hasta las 5, fue mágico... tranquila, te he cambiado las sábanas. Te las he dejado colgadas limpias para que se sequen.

-Se agradece el detalle.

-Fue genial, la verdad es que ha sido un gran respiro para nosotros, y no sé como, pero te lo devolveré... oye, estas bien.

-Eh? Sí!

-Te dieron mucha lata las niñas?

-Oh, no fue divertido, fueron traviesas, pero buenas, se comportaron.

-Entonces?

-Pueeees... no sé, es que es raro. Gary se fue a contar sus experiencias a todo el mundo al bar, ultimamente hemos estado hablando, en plan amistoso, no pienses mal.

-No pienso mal, pero te has enamorado.

-No, aún no, el caso es que Gary me contó la experiencia, me echó, me abrazó y dormimos y ya. Y hoy no me habla.

-Porque?

-No lo sé, no ha venido a visitarme a contarme sus cosas (cosa que agradezco, porque la consulta vacía es un coñazo) , no me ha saludado, vamos, que soy transparente.

-Pero te has enamorado?

-Hola, probando... me has oído? No me he enamorado, sí es guapo, pero no le conozco suficiente.

-Vamos, que te gustaría. A mi no me importaría, serías mi cuñada, y todo sería hermoso.

-En serio, qué te echaron ayer en la bebida?

-Bueno, te gusta... y supongo que él también tendrá algún interés.

-O no, porque si ahora se lleva bien con la gente del pueblo no tiene necesidad de venir a visitarme y por supuesto, mucho menos de hablarme.

-Perdona, pero somos una familia de gente de educación.

-No, si ya, porque las niñas están en un nivel de educación de Etton. Cuando han dejado de comer cuando me he levantado me he quedado asombrada.

-Sí, otra cosa no, pero educación mínima.

Me asomé a la ventana, Gary jugaba con las niñas en el jardín, pero decidí mirar al cielo.

-Pronto vendrán unas amigas mías de España, supongo que me ayudará a soportar la situación de que solo te tenga a ti de nuevo como amiga y volver a mi soledad.

-Bueno, vente esta noche al pub, si estas en el pub, todo el mundo puede encontrarte facilmente, no?

-También es verdad.

http://www.youtube.com/watch?v=60RzAR8I6kU

I´m looking Through you


Cantaban los Beatles en la canción I´m looking Through you que el amor tiene el fastidioso hábito de desaparecer despues de la noche.

Oí el despertador y en seguida le dí un manotazo, para dejar a las niñas durmiendo un rato, es sábado y no tienen que madrugar, pero a mi lado ya no estaba la profunda respiración de Gary.

Casi que lo agradezco, porque una se levanta con el pelo todo revuelto y con unas ojeras terribles, los ojos legañosos y álito de dragón y claro, el glamour a Wisconsin que se te va. Me fui directa al baño a ducharme y despejarme un poco, nada como una ducha para recuperar la apariencia mortal.

Despues tosté pan y me dispuse a levantar a las niñas, una vez dentro de la habitación las observaba, con sus pequeñas manitas, sus caras pálidas y sus cabellos alborotados rubios, en una expresión de profunda paz y serenidad, eran tan perfectas, tan bonitas... era indescriptible la belleza de esas pequeñas criaturas traviesas y vivarachas durmiendo apaciblemente entre sus sábanas rosas con princesas disney dibujadas.

Me fui primero con la mayor.

-Steph, Steph...- Steph se desperezaba- venga Steph son las 9 es hora de levantarse, os he hecho tostadas, venga, a desayunar tesoro.

-Y mi madre?

-Vendrá en un par de horitas, pero no pasa nada, venga a desayunar, vete al baño, lávate la cara y a desayunar. Veeeenga.

Stephany remoloneaba por las sábanas.

-Steph, no me obligues a atacarte con cosquillas que será peor.

Steph quería guerra, me tiró la almohada, dejé que me diese y la ataqué con mis cosquillas, y claro, soltó una gran carcajada, Mellany se despertó y en seguida se vino a la cama de su hermana para unirse a su ataque cosquillero.

-Venga, tenemos un bonito día por delante, tenemos que desayunar bien.

-Elisa, el día esta nublado, no es bonito.

-Y quien ha dicho que los días nublados no son bonitos?

Una vez conseguido que entraran al baño a lavarse sus preciosas caritas, nos bajamos y nos comimos unas estupendas tostadas con leche condensada muy caliente, que se volvió delicioso dulce de leche,ni que decir tiene que nos pusimos buenas, proque es un dulce muy muy pringoso, pero siempre he pensado que las comidas pringosas son más ricas.

-Y tio Gary?-preguntó Steph.

-Bueno, supongo que durmiendo, no he ido a verle.

-Debería bajar desayunar, porque sino esto no será una comida formal, mamá siempre dice que tenemos que comer todos juntos...- dijo Mellany chupandose un dedo.

-Bueno, pues voy a buscarle.

Fue increible, me puse pie y dejaron sus tostadas, esperaban a que realmente estuviesemos todos sentados a la mesa para comer... Judith estaba resultado una encantadora señorita Rottenmeyer...

Subí al segundo piso y llamé a la puerta, la cama estaba hecha y la cortina abierta, miré en los baños de arriba, no estaba.

Volví a bajar.

-No está.

-Tu crees que nos han abandonado?- Dijo Mellany.

-Que? No! Porque dices eso?

-A Rudy Mongomery su padre se fue y nunca más volvió y aqui se han ido todos... tu vas a ser la nueva mamá.

Lo reconozco, me enterneció pero de manera rara, el té se fue por otro conducto y al final tuve una tos muy virulenta que casi era incapaz de aplacar. Una vez calmada y con la voz algo tomada pude hablar.

-Mami y papi volverán, tío Gary se ha ido a hacer un recado y nadie va a ser la nueva mamá de nadie, asi que no perdamos los papeles.

Como salido de la nada Gary entró con el periódico y con un chandal, como de haber salido a correr.

-Buenos días mis niñas!- besó la frente de las niñas y se subió a ducharse.

De repente era transparente, no abrazable y nada encantadora. Y como en la canción de los Beatles el amor tuvo el mal gusto de irse con la aparición del sol. No pretendo que esté cariñoso siempre conmigo, pero pretendo tener un buenos días por la mañana, no es mucho pedir. Si no ha pasado nada, debería poder ser sincero y saludarme, no hay ningún problema con ello!

O quizá sí?

http://www.youtube.com/watch?v=YiRbZ5R1q2M

jueves, 7 de agosto de 2008

Cigarrettes and Alcohol


Fue imposible, Stephany terminó durmiendo con la boa de plumas rosas alrededor del cuello, luego tuve mucho cuidado, no sea que se ahogue con ella y se la quité.

Una vez abajo me di cuenta de que había una estantería llena de albumnes de fotos, así que en un alarde de indiscrección supina, me puse a curiosear. Había fotos de niños, de lo que fueron Judith y Gary y unos niños más, de lo que se podría presumir como sus padres, todos jovenes, todos sonrientes, todos en la casa de al lado, que por cierto, ha cambiado un montón con respecto a esas fotos.

Había fotos de los padres en su boda, en fiestas, una parecía un fin de año, luegho aparecía otro señor, parecía la nueva pareja de la que suponía que era su madre. Judith vestida de bailarina, Judith en lo que parecía el baile de fin de curso, la boda de Judith (que daño hicieron los 90 a la moda) y Gary en el colegio, tras terminar la carrera, en una obra de teatro...

Gary siempre fue un niño bastante mono, las cosas como son. Aparqué el libro de fotos en el sofá y me fuí a hacerme un poleo a la cocina. tras asomarme, vi que no había nadie en casa, fui a por el portatil. A pesar de que estaba en contacto con mi familia y amigos, cada llamada y mail era un bajón emocional importante, creo que no soy consciente de lo lejos que estaba y de lo mucho que los extrañaba hasta que hablaba con ellos.

Pero tenía un mail, un mail distinto, Olalla y Amelia venían unos dias a estar conmigo, si las acogía como refugiadas, estaban esperando una respuesta y nada, les dije que sí, no lo pensé, pensé que podía ser todo terrible, porque sé que son buenas chicas, pero disparatadas en su haber, sin embargo, necesitaba no echar de menos a esa gente tan querida que dejé al otro lado del mar.

Me iba a acostar en el sofá, de hecho tenía la luz apagada y solo entraba luz tenue de la calle cuando sentí la puerta. (La cama de un matrimonio es sagrada)

-Cariño ya estoy en casa... uy, te ibas a dormir.

-Yaaaaa nooo. Qué tal?

Gary ya no olía a colonia de marca, olía a cerveza pasada y cigarrillo requemado. Tenía pinta de haber bebido un poco más de lo necesario para ser feliz.

-Bieeeen, bieeen, me preguntaron por trajes, por el culo de las modelos y actrices, y por cosas que no entiendo... qué es el tafetán?

-Un tela brillante para forrar zapatos y hacer vestidos de fiesta, por?

-Porque... no me acuerdo.

Se dejó caer en el sofá y se tumbó.

-Por una vez no me he sentido el ser criticado por los tíos, me han invitado a cervezas, supongo que les he dado lo que quería oir, que básicamente son chismes.

Sonreí, se acercó a mi y me puso el brazo por encima y me medio abrazó.

-Me gusta abrazarte, no sé porqué, pero me gusta, es una sensacion muy bonita, nunca habia tenido tan buen rollo abrazando a alguien.

Fomento el teletubbismo, esto es el colmo.

-Sí, es un don.

Un don Simón. O dos, porque en 5,4,3,2,1... Gary cayó en coma con el brazó encima mía, así que le quité los zapatos (italianos, y más caros que nada), y le tapé con la manta.

Sé que mucha gente en estas circunstancias aprovecharía para sacar partido de las circunstancias, pero eso de que huela a birra y tabaco pasado y que encima no esté en plenas facultades (de ninguna clase), así que me limité a taparle con el edredon y darme media vuelta, mi nariz es muy sensible a según que olores.

Y por si alguien lo pregunta, no ronca, pero respira muy fuerte y eso también ayuda a conciliar el sueño.

http://www.youtube.com/watch?v=Ajr8czteaIQ&feature=related

miércoles, 6 de agosto de 2008

Spice up your life


-Elisa, no tienes ni idea de lo mucho que te agradecemos que te quedes con las niñas, eres un sol.

Sí amigos, el sábado llegó, como llega todo en esta vida, las niñas estaban de pie mirando como Judith se arreglaba, Matt estaba bastante animado, porque en cierto modo se tenía que olvidar de oir los quejidos de sus amigos porque sus novias/ amigas/ amantes/esposas/prometidas les ignoraban por Gary. Aunque no parecía demasiado satisfecho de que fuese por una noche de baile.

Judith en el espejo de su cuarto repartía el rimmel con experiencia.

-Ya sabéis, Elisa os dirá que a la cama y os tendréis que ir a la cama, asi que nada de llantos, ni de ñoñeces, porque me enteraré y será peor.

Melany y Stephany mirabana a su madre con ojos como platos, la verdad es que nunca había visto tan arreglada a Judith y creo que las niñas tampoco.

- Un beso tesoros!

Beso las frentes dejando un enorme beso de color rojo enla blanca piel de las pequeñas. Me abrazó.

-Ya sabes, cualquier cosa al movil.

-Descuida.

La cosa es que me llevé todo lo que presuntamente era necesario a casa de Judith en un maletín y les di las llaves de casa, solo entraría si necesitaba intervenir, pero dudo mucho que lo hiciese. Así los tórtolos, podrían pasar una nueva noche de noviazgo y relanzar su relación al infinito y más allá.

-Bueno niñas, qué quéreis hacer?

-Cantaaaaar!

Sacaron el Sing star, pero decidimos mejorarlo, así que fuí un momento a mi casa, recuerdo que había visto cosas que podía rescatar del sótano, como una boa de plumas rosas, unos sombreros de paja. Así que decidimos hacer grandes actuaciones.

Las niñas me "maquillaron" y me pusieron unas plumas amarillas en el pelo a modo de prima hermana de Pocahontas, el resultado fue más cercano a Mujer sentada con sombrero amarillo y verde de Picasso. Ellas se maquillaron como pudieron, parecían dos payasos de la tele. La idea era hacer una gran actuación.

A todo esto que oí un ruido arriba y me percaté de que no habñia oido a Gary salir, así que seguramente estaría arriba aún, arreglándose para su gran día en el Pub. Llame a la puerta:

- Puedo entrar

No me percaté de mi nuevo look indigena picassiano, porque todo lo que pdía ver era a Gary, con un traje gris marengo, una camisa blanca, sin corbata y peinándose con cuidado.

-Vaya, estas muy guapo.

-Gra... pero qué demonios te has hecho?

Sí, la antítesis de lo que yo senti debió recorrerle el cuerpo. En fin, era mi traje de trabajo esta noche.

-A qué mola! Es lo último

-Porque es lo peor!

-Bien, pues ya sé que usar en Halloween, este look de princesa etnico-biliosa debe causar sensación.

Suspiró largamente.

-Elisa no quiero ir.

-Tienes que hacerlo, bueno realmente no, pero bueno tu da detalles de lo grande que tiene el culo esta, de lo poco que come aquella, de lo sucio que es todo y de lo bien que se está en casa aunque ellos no lo aprecien y cuando puedas te vuelves, no sea que te den una paliza por animar demasiado el gallinero.

-Judith se ha ido sin decirme nada.

-Te estas quejando de lo mismo que harías si fueses ella.

-Yo me hubiese despedido.

-Eliiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, no entra la canción de las Spices Giiiiiiiirls.- Stephani tenía arrastrando casi al señor Bigotes, que nos miraba con paciencia infinita, pero con un ligero toque de "ojalá paseis por esto en la siguiente vida".

-Cuenta una buena historia, pero no vuelvas tarde, no hace falta abusar y tu médico te lo prescribe.

Se estiró el cuello de la camisa me dió un abrazó y salió triunfante por la puerta. Tendré que citarle, este sindrome de Teletubbie amoroso empieza a ser contagioso, me lo está pegando.

-Bueno niñas, me voy, teneis que ser buenas y obedecer a Elisa.

Salió, cogió su coche y se fue con elegancia. Me quedé mirandole por la ventana del salón, de fondo sonaba el Spice Up your life, cuando me quise dar cuenta Mellany me miraba seriamente.

-Baja al planeta tierra!

Me quedé blanca (y eso era dificil, tenia el rostro que parecía el malvado hombre amarillo de Sin City). La miré y ella me volvió a mirar.

-No sé en que estás pensando, pero hemos preparado el baile ya!

http://www.youtube.com/watch?v=bFAjBN5zuF8

Under my skin


Ser médico tiene sus cosas, tienes que ver cosas que no son precisamente agradables en demasía. Aqui estoy yo, friendo la espalda a una mujer del pueblo, su hija tiene un puesto importante en una marca de ropa conocida y ha decidido llevarse a esta buena mujer a costas españolas de vacaciones este verano. Pero la pobre tiene la espalda llena de pequeñas pero terribles verrugas y quiere quemárselas. Su plan? Tener un tipo estupendo y una piel perfecta para la exposición solar.

Huele a bacon quemado, con perdón de la pobre mujer.

Total, que aqui estamos, quema que te quema, la pobre está sufriendo de lo lindo, pero está tan emocionada con el hecho de salir de la niebla a la playa que cualquiera la dice nada.

Y aqui estamos.

-Si ve que sufre mucho, dígamelo y paramos un poco o le doy alguna cosa.

-Más sufrió nuestro señor en la cruz y no se quejó nada.

Qué estoicismo! En fin aquí estoy, verruguita a verruguita, la espalda estará lista es un ratito.

Despues de esa matanza, la pobre mujer con ojos llorosos se tumbó boca abajo en la camilla para descansar un poco. La subí una tacita de té, porque me daba mucha lástima.

El té he descubierto que es una bebida espiritual, es esencialmente un aguachurri de agua con hierbas, pero al estar caliente abraza el espíritu y reconforta. Y cuando está frío, enfría las emociones y el cuerpo. Así que la subí una taza de té.

-Oh, querida, muchas gracias!

-No hace falta que se incorpore

-Beber así me es muy incómodo.

La mujer, por primera vez miró la consulta con detenimiento mientras bebía el té.

-Te ha quedado muy acogedor, Henry tenía esto muy limpio, pero un poco frío. Anda, si le tienes ahí.

-Sí, ahí le tengo.

-Sabes? Esta bien esto de tener un nuevo médico por aqui, la gente pone muchas pegas, pero a poco que sepas hacer, puedes ayudar a este pueblo. Ya cada vez somos más los mayores que estamos aquí y alguien tendrá que cuidarnos si nuestros hijos se van a la capital.

-Y ustedes no quieren ir a la capital.

-Noooo- dijo con una gran sonrisa- una cosa son unas vacaciones, ayudar a los hijos y todas esas cosas, pero mi historia está aqui. En esa iglesia me casé, bueno, me casé, me bautizaron, hice la comunión... mis hijos nacieron aqui, en mi casa, mi marido murió en mi cama, en mi cuarto. Irme de aqui, no, no puedo dejar todo eso atrás, es lo único que nos queda a la gente que, como yo, somos pobres como ratas. Qué digo como ratas! Las ratas van de terciopelo a nuestro lado.

Los escoceses son muy expresivos y muy habladores, pero son muy buena gente. Me acabo de dar cuenta de que si hubiese ido, puerta por puerta presentándome a todas las personas del pueblo seguramente la gente no hubiese sido tan excéptica conmigo. O eso pienso ahora.

Connie, que así se llamaba la mujer que ya no tenía verrugas, se llevó unas vendas, mi tarjeta (me hice unas con mucha paciencia en una tarde aburrimiento máximo) por si pasaba algo y directamente se fue a casa.

-Gracias por el té, es usted muy amable, ya me lo dijo Prudence.

-Gracias a usted, pase buen día.

La acompañé a la salida, allí estaba Gary con las niñas, jugando en el jardín. Se percató de mi presencia, me saludó, pero pronto fue arrollado por dos niñas que le placaron balón de rugby en mano. Y este calló en el suelo, me dió la ligera impresión de que le habían castrado con el balón, pero me di la vuelta y entré dentro.

Aún no me habñia decidido qué hacer de comida, pero hoy iba a ser un día de comida vegetariana. Ya había tenido demasiada carne tostada por hoy.

http://www.youtube.com/watch?v=TwzfpoF_Ygc

martes, 5 de agosto de 2008

Fotograph


El plato entre Barbara, Judith y yo, yo las miraba con cara de pava, proque total, nunca me había enfrentado con fuerzas del más allá... y menos tan amables, no molestan y dejan flores.

Barbara y Judith contaron historias a raudales, porque por lo visto, la capital está llena de fantasmas por aquello de que había ciudaddes subterraneas para los enfermos de peste y otras enfermedades incurables por aquellos tiempos. Y claro, un escocés no es de los de desaprovechar su vida, así que si tiene que vivir, pues nada, a vivir, aunque no toque.

En el pueblo alguna vez había pasado.

-Bueno, y que hacemos?

Judith y Barbara me miraron como si estuviera loca.

-Nada

-Cómo que nada?

-Te molesta?

-Mmmmm nop

-Te ha hecho algún mal o a la gente de la comunidad?

-Pues no

-Pulula por la casa y observa mientras te desnudas?

Barbara carraspeo mirando fijamente a Judith.

-A la cuñada de mi prima le pasó!

El caso es que Henry pululaba por el pueblo, así que decidí que bueno, ya que había rescatado su banco, para disfrutar con Adele, seria positivo poner una foto suya en la consulta. Una vez ser fueron Judith y Barbara (Esta con la excusa de ir a la baño, se recorrió la casa musitando el nombre de Henry), decidí bajar al sótano. No sin cierto miedo. Es que te condicionan!

Total, que con un mechero que tenía por la cocina, por si acaso en el bolsillo, me fuí a por fotos. Bajé deprisa, miré deprisa en el cofre que tenía, subí deprisa y cerré la puerta. Sí, soy una enana mental.

Miré las fotos color sepia con detenimiento, la más reciente sería sobre los 50, pero había de los años 20, supuse que una mujer que salía en una foto con los labios rojos según de intuía, los ojos caidos y la cara regordeta, muy a los años 20 sería la joven Adele. Era muy guapa, muy al estilo años 20, pero muy guapa, con los ojos grandes y expresivos.

Al final me decanté por una foto con Henry vestido de traje, con su bata y sonriendo detrás de su poblada barba, solo estaba él, estaba quizá muy condionada, pero sentía que la foto me miraba.

-Henry- le dije- si me permites que te llame así, te respeto mucho, y quiero que nadie te olvide, pero no te hagas demasiado presente o no podré ser una buena doctora. Aunque estoy dispuesta a colaborar contigo, siempre y cuando no me espies cuando me ducho o me cambio. Estás de acuerdo?

La casa permanecía en silencio.

-Me tomaré eso como un sí. Qué tal si te pongo en el despacho? Así podremos pasar consulta juntos, colega.

Busqué por la casa un marco, como no encontraba ninguno (el domingo debería buscar uno cuando fuese a Edimburgo). Mientras la puse apoyada en una pared, sobre el armarito de los medicamentos.

-Aqui podrás ver la cara de la gente que viene, pero no viene mucha gente, te advierto.

Me eché atrás, y la perspectiva era buena.

Bajé de nuevo al sotano para poder recoger en su sitio las fotos, bajé y dejé deprisa las cosas en el arcón. Y volvi a subir.

El día transcurrió muy tranquilo. Al día siguiente, la nota que escribí con mi agaradecimiento, apareció de nuevo en el felpudo de la puerta.

Henry era de los pocos que me estaba aceptando sin peros en este pueblo. Y los fantasmas lo ven todo... o eso dicen.

http://www.youtube.com/watch?v=cZw0M_7qSxA

domingo, 3 de agosto de 2008

Ghost


Al día siguiente vi que la flor empezaba a ponerse un tanto pocha, así que hice una cosa de mis años de estudiante de insituto: la puse en papel de periódico, boca abajo, y la colgué de la cuerda de tender, así se secaría y no tendría que perderla de vista.

Con esta técnica las rosas te quedan perfectamente secas y un tanto lúgrubes, pero hay que admitis que las plantas fallecen con mayor belleza que los humanos.

Al ver que el tiempo no ayudaba al proceso, directamente determiné llevarla al despacho y secarla allí y allí la dejé.

Barbara subió a por recetas, unas pastillas para una tos persistente que habñia cogido, vamos unas placas en la garganta de nada. Miró el cucurucho de papel con la flor dentro.

-Estoy secando una flor que me han dejado.

-Una flor?

-Un jacinto, me lo dejaron la noche que volví de por medicinas.

La cara de Bárbara se desencajó.

-Quién la dejo?

-Pues no lo ví, no lo sé, pero le he dejado un post it en el felpudo y esta mañana no estaba.

-No tiene gracia sabes?

No sabía a qué demonios se refería, cogió la receta y se fue dando un portazo. Salí tras ella.

-Barbara, no sé a qué te refieres, pero no te consiento esos modales.

-Y yo no te consiento que te rias de la memoria de un muerto.

-Qué?

-Sabes perfectamente a qué me refiero, no te hagas la tonta conmigo.

-No Barbara, no lo sé, no soy como tu, no me dedico a indagar en vidas ajenas.

Se me quedo mirando con un odio tremendo a los ojos, pero no baje la mirada, esperando una explicación a esos modales.

-Júralo.

-Que?

-Jura que no sabes nada de qué estoy hablando y que te mueras si rompes tu palabra.

Aquello me resultaba muy infantil.

-Lo juro.

Se quedó petrificada.

-Seguro que no viste a nadie.

-Una especie de sombra, pero podía ser cualquiera, ni siquiera se distinguía si era masculina o femenina. Barbara estas bien?

Barbara entró en el salón y se tumbo en el sofa, se echó la mano a la frente.

-Pensé que se había ido.

-Quien?

-Henry

-Henry el médico?

Asintió con debilidad.

-El muerto? El ex propietario de esta casa?

-El mismo.

-Pero eso no puede ser, aqui no ha pasado nada extraño.

-Era típico de Henry, además en Escocia los fantasmas son muy comunes, seguro que se le quedó algo por hacer.

Me estaba dejando bastante desconcertada todo esto. Judith entró con pastitas a la casa cuando nos vió allí, Barbara todavía con la mano en la frente y otra en el pecho y yo sentada a su vera en un escabel. Nos miró con el plato de pastas en la mano, inquiriendo una respuesta.

-Creemos que Henry ronda por el pueblo.

viernes, 1 de agosto de 2008

Goodnight Goodnight


Estoy mal de la chola, pero bastaaaaaaante mal.

La cosa es que por la noche pensé que hipotéticamente alguien, el propietario (o propietaria de la flor) vendría esa noche. Y la cosa es que no me lo pensé y antes de irme a dormir pusé un post it en el felpudo. Solo los tenía verdes con forma de estrella, sé que no es muy serio, pero puse el post it en el felpudo. Y puse "muchas gracias" en el papel.

Y me fui a la cama, me tape, hasta las cejas como siempre. Y oí los golpes de las chinitas en la ventana como siempre. Bajé de un salto de la cama a la puerta trasera, como siempre, tenía ganas de ver a Gary a ver si decía algo. Y abrí la puerta, estaba mirando al suelo y levantó la cabeza con un aire bastante cinematográfico... y bastante sexy.

-Espero no molestar, Judith dijo que ya estabas bien

-Realmente nunca he estado mal. -dije haciendo un ademán de dejarme paso a la casa- Judith se preocupó y yo estaba algo desconcertada, pero no he estado mal.

-Me alegró-y dicho esto me dió algo parecido a un beso con abrazo medio que si medio que no en la mejilla.

-Oh... vaya- sonreí- qué vas a tomar esta noche - por quitarle hierro al asunto

-Eeeeem pues no sé, de momento nada de nada. Es verdad que vas a cuidar a los niños de Judith este sábado?

-Tecnicamente no era ningún sabado en particular, pero me ofrecí a hacerlo un sábado.

-Ella ha decidido dejarme solo en el pub y si se va tu también te irás y no vendrás. No pensaba quedarme solo ante el peligro.

Sonreí. Puse agua a calentar en la tetera. Mi tetera es de color verde oscuro, me gusta, me recuerda a un juego de té que tiene mi madre en Madrid. Me dí la vuelta y estaba serio mirandome.

-Elisa, yo... lo siento.

-Ein?

-Estuviste tirada en la carretera por mi.

-Porque te mandé comer coliflor hasta que explotases... no puedo luchar contra ti Gary, tienes a los dioses de tu parte.

No sonrió, tenia los ojos un poco afectados, una expresión de culpabilidad intensa.

-Gary, desde que estoy aqui apenas sí he reparado en que he dejado mi vida de Madrid de lado, he escrito a mis amigas y he llamado a mi familia, les eché de menos en ese momento, porque apenas sí me había parado a pensar en lo mucho que los quiero y como estoy unida a ellos, pero terminé durmiendome... soy un desastre, no te sientas mal.

-Y si te hubiese pasado algo?

-Pues sería por seguir conduciendo con ese tiempo, yo sería la inconsciente.

Se levantó, todo lo alto que era y se situó frente a mi muy serio. Me abrazó largamente, era una sensación muy muy agradable, como cuando hace frío llegas a casa y te pones ropa comoda y una mantita y te echas al sofá o como cuando tienes calor y te mojas la nuca con agua fresquita, es algo que te resulta muy agradable, pero te da l impresión de que ya lo has vivido antes, que te es familiar, solo que nunca lo has vivido, porque de ser así te acordarías. SAl principio me quedé un poco medio que si le abrazó que no, pero luego terminé el abrazó completo disfrutando del tiempo que durase.

Obviamente, no me aparté, porque cuando te encuentras con esta sensación no eres tan idiota como para rechazarla.

Se apartó y le miré a los ojos esperando no tener cara de idiota redomada. Sonrió al ver que realmente estaba bien. Sonreí como respuesta.

-Vamos a ver la serie esa tuya, pero esta vez en la cama, que no puede ser bueno que duermas en el sofá.

Al subir, instalé el pc en una mesita cerca de la cama. Él subió dos menta poleo a la cama, ya se había agenciado una taza de Jack, de pesadilla de antes de navidad desde que estaba aqui. Siempre cogía la misma.

Al ponerla en la mesilla de noche, vió el jacinto.

-Y esto?

-Alguien lo dejó anoche en el welcome de la puerta. Le he dejado una nota en el welcome, pero no tengo ni idea de quien es, no pude verlo, fue en plena tormenta.

La miró con los ojos abiertos, como si estuviera intentando ver algo que no podíamos ver los demás en la flor.

-Es bonita.

-Sí que lo es.

Se quitó las botas de vaquero, colocamos cojines para estar como en una cheslonge, nos tumbamos en la cama, me tapó con el edredon ligeramente, puso el pc y nos pusimos el capítulo de la serie como conocía vuestra madre.

Al rato, terminó, estaba muy cansanda. El me miró "me llevo las llaves, cierro bien, mañana te las devuelvo, asi no tienes que levantarte". Me volvió a abrazar un buen rato y yo me dejé, me besó en la frente y se fue apagando el ordenador, me recosté, estaba muy relajada y me dormí. Al dia siguiente, el sol tenia menos lucha contra las nubes y la flor seguía ahí para darme los buenos días.

http://www.youtube.com/watch?v=_r80uU-kn4A&feature=related

Ella Elle l'a


-Y esa flor?

Judith vino a verme pronto, para asegurarse de que seguía bien, era un poco agobiante, pero se agradencen las visitas. No perdía la flor de vista, me la llevé en su vaso a la cocina para desayunar, y luego a la consulta, por antihigienico que fuese, me pasé un rato con los brazos sobre la mesa y la barbilla apoyada en los mismos, mirando la flor, blanca, inmobil... espectante, de quien sería?

-Alguien llamó tarde a casa, durante la tormenta y me la dejó en el wellcome de la puerta (no sé decir felpudo en inglés!).

-En el welcome- sonrió Judith- sabes que es?

-Nop

-Es un jacinto. Aqui son flores muy comunes, la gente las planta en sus jardines. Se regalan para desear pronta recuperación a alguien.

Me miró como inquiriendo de quien era.

-No vi quien la puso, de verdad. No sé a quien le dijisteis que estaba perdida en la tormenta.

-Bueno, Matt lo comentó en la taberna para saber si alguien te había visto, así que potencialmente... todo el pueblo. No viste si era hombre o mujer?

-Bueno, pensé que quizá tu lo supieras.

-Yo?

-Buneo, Judith, tu conoces a la gente de aqui más que yo, pensé que lo sabrías... pero veo que no.

-Pues no.

-Es la primera vez que me regalan flores... bueno una flor. Me hace ilusion, me gustaría dar las gracias a quien la ha puesto en el welcome...

Judith sonrió y se levantó "más té", negué con la cabeza sonriente y volví la mirada a la flor como si ella fuese a decirmelo. Luego levanté la vista y miré por la ventana, seguía todo nublad, enla calle no había nadie y el aire movía las plantas de los jardines de enfrente de la casa, las flores del jardin de Barbara se movian gráciles a ritmo del viento.

Me dió por poner el pc a ver que se habia descargado, además de un recopilatorio se descargó una cnación versión bakala de una versión de France Galle... más vieja que la tana y la puse en alto. Sí, no tengo edad para dance, pero había soportado la claustrofobia de una tromba biblica en un coche, y me dió por bailar, Judith se quedó pasmada cuando entró con su taza caliente. Yo me quedé parada cuando la vi, porque no sé si esto le parecería correcto, pero soltó la taza en una postal que sirvió como posavasos, era una postal de medicamentos, de estas promocionales. Y subió la música.

Nos pusimos a bailar como unas locas, a reir, a hacer el ganso... una vez terminamos, nos dejamos caer en unas sillas.

-Sabes cuanto hace que no salgo a bailar?

Negué con la cabeza

-Desde que me casé no he bailado nada, lo último fue en mi boda

-Y porque no os vais a bailar por ahí Matt y tu?

-porque mi cachalote y yo no tenemos con quien dejar a las niñas y nos hemos hecho a la dinámica de los sábados al pub.

-Y ahora con Gary?

-Bueno, es la primera vez que Gary no tiene nada que hacer...

-Y si Gary no quiere yo me presto... no tengo vida social y los sabados me toca poca cosa que atender.

Judith me miró fijamente.

-Elisa, si no estuviese casada...

No pudimos evitar echarnos a reir.

-Judith, la vuelvo a poner?

-Venga!

http://www.youtube.com/watch?v=8at9AatIb9E