Punto en boca

domingo, 24 de agosto de 2008

All together now


Una vez las chicas se fueron, me acuerdo de la despedida perfectamente, sendoa abrazos y besos, diciendo que se lo habían psado genial, sin irse tristes, pero sí preocupadas por dejarme sola, esperando las vacaciones de Navidad para irme a España y volver a vernos.

Recuerdo sus frases "cuidate mucho y lígate a ese muchachote, que sepa lo que valemos las españolas"... ya no era por mi, era por la patria! La sonrisa del momento se fue disipando hasta llegar a casa. Volver a la soledad Fue cerrar la puerta y verme en la casa vacia... Decidido me vuelvo a Edimburgo. Volví a salir. Stephany y Mellany estaban en el jardin con una pelota jugando.

-¿A donde vas?

-A comprar plantas- Me meti en el coche, pero pensé que esto de comprar plantas es como hacer amigos, es mejor llevar a alguien que te pegue un empujon, asi que baje del coche y entré en la casa. Judith estaba planchando la ropa mientras veía un talk show donde una mujer se quejaba de que su marido no la cuidaba mucho en los ultimos años.-Judith, me llevo a las niñas a Edimburgo a comprar plantas, las traigo para la comida.

Judith no dijo nada, solo asintió con la boca medio abierta, como embobada por la tele, y salí como una exalación.

-Niñas, quereis veniros a comprar plantas para mi casa?

-Vale!- Se metieron en el coche, se pusieron los cinturones con dicultad, la mayor tuvo que echar una mano a la pequeña. Me dí cuenta cuando iba a poner la radio que no tenia musica para menores, así que puse Beatles. Resulta que se las sabían, "te las enseñan en clase" dijo Steph.

En un pliqui llegamos a Edimburgo a ritmo de All together now, fue divertido, nos bajamos en una gran tienda, tipo Leroy Merlin con un gran vivero. Conseguimos ver setos, vayas para fresas y grosellas, grandes flores... Las niñas estaban fascinadas con los bulbos, y con las plantas que daban cosas de comer, Mellany sentía preferencia por los rosales, Steph la mayor, prefería los bonsais, que eran pequeños y delicados.

Al final nos llevamos unas semillas de fresas, nos llevamos unas semillas para plantar flores de colores en el jardin, un gran poto, unas cintas y una planta muy rara que venía de Filipinas con hojas moradas, que me gustaba. Despues, en una tienda de este supermercado compramos un batido de fresa para cara una y nos sentamos a tomarnoslo en un banco que había por allí, las niñas se pusieron a corretear y yo las observaba no fuesen a caerse. Con la mala suerte que Steph pisó a una mujer mayor y se calló, el pisoton fue muy leve, pero la mujer se quejó un montón.

Me levanté, me dijo que era una madre muy irresponsable, le dije que era médico, que podía atenderla, Steph pidió perdon porque sentía que esa mujer se me iba a comer de los gritos que pegaba, pero me echó una increible bronca sobre que debería ser menos sobervia al decir mi carrera y dedicar mi tiempo a mis hijas que estaban haciendose mayores e irresponsables. Y em tocó la moral, algo en mi se activó.

-Las niñas están perfectamente educadas y se han disculpado, son niñas y necesitan jugar y si sus padres le hubiesen enseñado a tomarse la vida con más humor y menos sobervia sobre su infalibilidad como madre, me dejaría que la examinase y no se andaría con tanta tontería por un pisoton. -La mujer se fue indignada con todo el mundo mirando. Bah!

Me agaché y miré a Steph "Estas bien?" "Si, no pasa nada, pero no me ha disculpado", "Ni caso cielo, hay gente que no es feliz si los demas lo son". Miré a mi alrededor y tarde un rato hasta ver que Mellany estaba sentada en el banco donde estaba yo bebiendose mi batido porque el suyo se habia acabado "Mel, por favor, que luego no comes!".

Las subí al coche... en el coche las niñas seguían cantado, pero yo no, estaba pensando que las habian confundido con mis hijas, ellas tan rubias, niveas y guapas y yo, tan normal y castaña, tan distinta... Pero su madre! Madre mia y nunca mejor dicho.

Bajamos del coche y las niñas me ayudaron con las plantas. Judith me preguntó y la comenté todo, el incidente y como me había dado que pensar lo de ser madre.

"Es muy duro Elisa, ser madre soltera supongo que sería tan bonito como ser madre, pero más duro, porque estas sola con la responsabilidad".

-No he dicho que quiera serlo.

-Ya, pero ya te ronda la idea. Y no deberías, máxime si tienes dudas con el compromiso.

No sabia que lo supiera, pero parece ser que es obvio... Y eso me preocupa. No voy a unirme a algo o alguien para demostrar que puedo, sé que puedo, lo que pasa es que quiero pasar por esta fase de manera natural.

http://www.youtube.com/watch?v=4gkKAa2jIjk

No hay comentarios: