Punto en boca

martes, 12 de agosto de 2008

I can buy you


-Que demonios haces tu aqui?

Me agache a por la mochila y él se acercó. No entiendo cual era la necesidad que tenía de estar siempre tan cerca, eso intimida, pero va listo si cree que esta vez va a funcionar, esta vez le va a salir el tiro por la culata, esta vez yo gano, esta vez...

-No tengo derecho a hacer que me soportes, no tenía que obligarte a que lo hagas, pero casi que mejor si no me echas de tu lado.

Mierda!

-Por favor- dijo jugando con el cordon de la capucha de mi canguro.- Por favor...

Mierda, mierda!

Siguió tirando como si fuera un niño pequeño. No podía mirarle a la cara, todo lo perfecto que era él y... todo lo desastre que era yo.

-Lo siento- dije- tengo mal humor, no me gusta que me obliguen cosas que no quiero.

-Y quieres ver esto conmigo.

Asentí con la cabeza.

-Bueno, pues vamos.

Entramos, una vez no teniendole delante me fue más fácil mirar arriba y miré a las copas de los árboles. Era un sitio precioso, habia una zona muy zen, otra que era como un bosque noruego, era muchos sitios preciosos en el mismo sitio, habia una cascada cayendo sobre un verde oscuro de plantas, enormes hojas de nenúfares en un estanque cubierto, grandes lilas y orquideas de un blanco inmaculado, espinosos cactus, un cesped perfecto de un verde luminoso...

Nos sentamos en un pequeño cubierto con aire japonés, al lado de un riachuelo, con el rumor del agua fluyendo libremente.

- Esto es precioso, no quiero irme de aqui nunca.

-Eso significa que acosarás a los jardineros para que no te echen?

-Te moló eh?!

-Bueno, tuvo su gracia, pero pensé que ibas en serio...

-Sabía que buscabas atención, pero no esa clase... para que luego digan que los chicos siempre quereis.

-No soy un chico fácil. Me gustan peleonas.

-Ñañaña...

Me acordé que en todo este tiempo no había sacado mi camarita de fotos, asi que hice un par al sitio, algún dia lo echaría de menos.

-No vas a hacerme ninguna?

Sí, claro, mirad niñas, aqui un lirio, aqui una petunia y aqui un capullo...

-Cheeeeeseeee

Gran sonrisa. Se acercó un hombre de sombrero de pescador y chaqueta de cuadros. Gary, con lo alto que es le pidió que nos hiciese una foto. El hombre con un marcadísimo acento aceptó.

Tras la foto decidimos ir a dar una vuelta por Edimburgo a ver que más veiamos una vez visitado el Botanico. Así que visitamos el monumento a Nelson (que no sé porque pensé que era una estatua del malote de los Simpsons) y su cementerio, el nacional de Edimburgo, el de Sir Walter Scott, la milla real, el Calton Hill, los cuarteles generales del Banco de Escocia, uno de un perro (es que tiene un nombre muy complicado), al estatua a Sherlock Holmes... Nos quedaron los castillos, cuando quisimos darnos cuenta estabamos merendando los sandwiches en un parque comentando las fotos que tenía en la cámara.

-En mucho tiempo que no veía Edimburgo.

-Y te ha gustado?

-Me ha traido ciertos recuerdos agridulces, pero bueno, ha estado bien. Sí, ha sido un buen día.

Sí, lo ha sido.

http://www.youtube.com/watch?v=7qLPgxrdRpc&feature=related

No hay comentarios: