Punto en boca

jueves, 28 de agosto de 2008

Me gustas


Antes de abrir los ojos ya notaba los mismos brazos de anoche, el mismo olor a colonia con notas de madera y el mismo calor corporal, una vez abiertos, un rayo de luz decidió que no necesitaba las corneas, asi que, tras cerrarlos de sopeton, los volví a abrir cuidadosamente.

Seguía en el sofa de Judith, con el hermano de Judith y gracias a Dios, solo fue un arrebato de besuqueos hasta quedarnos dormidos. Bieeeen, no esta todo perdido.

Levanté el brazó con cierto esfuerzo de encima mía, me quité la manta de encima y cogí mis playeras. Me las puse en la entrada de la casa, subi con cuidado, las niñas seguían dormidas y al pasar me dí cuenta de que Judith y Mark debían seguir en mi casa (maldita sea).

Aún así me decidí a irme a mi casa, a buscar mi taza de Snoopi y tomarme un té, miré mi movil, las 8 de la mañana, es domingo, pero es mejor. En la entrada vi que tenía una pelambrera terrible, asi que busqué una gomadel pelo en el bolso, empecé a buscar ysin querer el movil cayó al suelo. Silencio, quietos...

Quietooooos....

Quietooooos...

Ahora! Me lancé a por el móvil y lo metí en el bolso, cogí la goma, me hice una coleta rápida y cuando abrí la puerta con cuidado...

-Hola.

Mierda! Me di la vuelta con una sonrisa de paraguas.

-Hola!

-Te ibas...

-Sip, tengo un aspecto terrible, no tengo mi cepillo de dientes aqui yyyy... bueno, no tengo muy buena pinta (eso, normalidad, denotando normalidad! Todo está controlado, solo soy una chica que es coqueta, no soy una tia aterrada que pensaba salir de casa dando gritos de "soy libreeee!" ni nada por el estilo.)

-Yo creo que estas preciosa.

Se acercó me pusó un mechón de pelo trás la oreja y me besó. Vale, Houston, la misión se nos está yendo al cuerno!

-Bueno, pero porque aun no has abierto los ojos del todo... De verdad, no quiero molestarte más, en serio, porque...

-Ven- me cogió de la mano y tiró de mi, me llevó a la cocina, me sentó y me hizo una taza de té, earl grey, me puso unas tostadas con mantequilla y mermelada de naranja dulce. No dijo nada, pero lo hizo todo con una exquisita dulzura.

Sabes ese sentimiento cuando no has hecho nada,pero el no hacer algo te hace sentir culpable? Bien, pues estoy en ese punto. Gary es genial y debería estar disfrutando de este momento como una jodida enana, pero no puedo, tengo un horrible Pepito grillo que no para de decirme "Querida Elisa, me quieres comentar qué coño harás cuando tenga que irse a rodar y ha hacer de mexicano? Si eres tan amable dímelo, proque estoy ansioso por saber que será de ti cuando besuquee a otras por exigencias del guión y cuando te deje aqui y no vayas con él por no aparcar tu carrera y te quedes con cara de prima tirada en el sofá".

Muy pronto para querer suicidar a tu conciencia, no crees?

El caso es que estaba ahí, sirviendo cosas en la mesa, y cada cosa que hacía establecia un cálido contacto físico conmigo, una caricia en el hombro, un deje en la mano... No me agobiaba para nada, era muy agradable, pero me sentía completamente culpable.

Soy una mierda de persona, él aqui tan happy y yo solo pensando en escapar. Debería ser feliz, debería vivir en uan canción de Marisol, debería estar en un dibujo animado pintado de plastidecores con colores de lacasitos, todo muy pop y muy guay, pero sin embargo, aunque mi cuerpo está ahí, en lacasitolandia mi mente está en a cienaga de los muertos.

Así no se puede.

Se sentó y tomó un largo sorbo de té. Soltó la taza y me miró languidamente... por favor, deja de hacer eso...

-Elisa me gustas.

No lo estamos mejorando.

-Pero esto tiene fecha de caducidad.

Perpleja me dejas.

-Odio las relaciones a distancia y no te pediré que dejes lo que haces, pero mientras esté en Escocia, y si tu quieres, quiero seguir con esto, solo si te sientes capaz de no implicarte. Me gustas de verdad, pero no funcionaria, no ahora, y creo que no contigo. Qué te parece?

Me cogió la mano, por fin, cuando oía los pensamientos de mi cabeza fuera de mi cabeza no sonaban tan bien, no era tan fenomenal ver que el desayuno era una muestra de su culpabilidad y obviamente, no me sentía tan bien oyendo que sentía lo mismo: todo es muy bonito, pero inevitablemente tendrá fin y pronto.

-Cuando te vas?

-El próximo rodaje empieza en dos meses.

Suspiré largamente, bebí de la taza y le dí un bocado a la tostada, me di cuenta de que no tenía mucho apetito.

-En qué piensas?

En que es una mierda que invoque a la fatalidad, en que lo que más me ha gustado de mi estancia aqui se vaya a marchitar, que sientas lo mismo que yo y que quizá sea tarde para echarse atrás pero no tenemos impulso para despegar. Ahora que he oído en alto que se va a acabar no quiero que se acabe, simplemente soy una egoista, me gusta estar cerca de Gary, es lo mejor que me ha pasado en mucho tiempo.

-Te apetece darnos un día antes de pensarlo como personas serias y conscientes?

Sonrió con dulzura y nos besamos.

Nos merecemos darnos un día, y tenemos suerte, no todo el mundo tiene ese privilegio.

http://www.youtube.com/watch?v=2lyvtcQp0Mc&feature=related

2 comentarios:

amor y libertad dijo...

hay que hacer lo que se siente en el momento y olvidar el futuro, si piensas en el futuro lo estropeas todo

bs

tita hellen dijo...

Hay gente que no sabe... a veces cuesta un monton XDDD