Punto en boca

lunes, 10 de noviembre de 2008

Empty


La vida continua, de hecho muchas veces te preguntas como el mundo puede seguir igual cuando falta una persona. Es injusto que todos muramos con Prudence, pero es injusto que se vaya.

El día se ha levantado parcialmente soleado, el sol pica para volver a ocultarse bajo algodonosas nubes blancas y grises. El frío arrecia y hace una suave y fría brisa que encuentra divertido ponerme la nariz como un tomate.

Pues mira que bien.

Gary está en casa de su hermana, ensayando su nuevo papel, yo estoy aqui viendo las fotos de mis amigas en su celebración de Halloween, aqui en Halloween hicimos un bonito evento con marionetas y todos los niños disfrazados, por lo visto hay una vida cultural muy activa en la iglesia del pueblo, es como un segundo centro neurálgico, si descartamos la taberna de Doward.

Todo se tiño de un agaradable color anaranjado esa noche, nso disfrazamos todos y todo giró en torno a los niños. Vacié mi primera calabaza y traté de tallarla, Por intentar facilitarme la trama me saqué un visturí, pero no es lo mismo que la piel humana, asi que en vez de dar miedo daba pena, y me dí por vencida. Me fui con las mujeres mayores a hacer pastel de calabaza, que curiosamente tiene un sabor similar al del flan casero.

No hay muchos niños en el pueblo, basicamente 10 niños: 3 niños y 7 niñas de edades entre los 12 y los 3 meses.

La llamadas a mi familia se siguen produciendo, siempre con un silencio al que no sé qué contestar: "¿ Cuando te vamos a ver hija mía?".

Y queiro volver y verlos... pero estoy cada vez más atada a esta vida, a este pueblo y a esta gente, las broncas y los malos rollos han dejado paso a las bromas y a los chascarrillos verdes con doble sentido. Las mujeres me ayudan mucho y las ayudo en cuanto puedo.

Y la verdad, aunque esto solo es temporal, espero disfrutar de esta estancia al máximo.

http://www.youtube.com/watch?v=3XXmS2dHRRE

No hay comentarios: