Punto en boca

martes, 23 de junio de 2009

aint got no / i got life (Groovefinder remix)


Por un momento me veia como con Ted... o como se llamase, el caso es que pensé que lloverían las leches everywhere y alguna, para variar, me la comería yo.

- Elisa voy contigo.

Vaya, esto no lo esperaba para nada.

La prensa era más feliz que un regaliz con semejante numerito de accion y pasion adolescente, cosa que no hizo cambiar el ceño fruncido de Gary, que no decía ni mu y que no soportaba tanto flash. Llamó a su coche y nos metimos dentro. Yo le miraba con cara de "muy bien Elisa ya has conseguido liarla de nuevo".

De estas veces que si no haces algo te da un ataque y cuando lo haces piensas que es tarde para echarte atrás, pero entiendes que tenias que haberlo no hecho cuando tenias esa desazon.

El coche arrancó con lentitud.

-No puedo irme muy lejos, es decir, Demi y Ashton...

Gary seguía sin mirarme y el conductor sin hacerme ni caso.

-Hola? Me ha oído? Yo le decía que...

Y la ventanilla del conductor de la limusina se elevaba ignorando mi mensaje, mientras que tonta de mi, intentaba subir la boca para continuar diciendo que no debia irme lejos porque sino me despedirian...

Adios a mi empleo.

Bien, evaluando la situación... estoy jodida, tengo a un tio que tiene cara de asesino en serie mirando por la ventana, un tio que conduce que no me hace ni puñetero caso y me acabo de quedar sin curro.

-En fin- suspiré- eeeemh... Gary lo siento, solo quería decirte que bueno, yo tambien he pensado mucho en ti y que a lo mejor no es el mejor momento, pero reconsiderando las circunstancias...

No os ha pasado alguna vez que estais intentando disculparos y de repente teneis a una persona que ni os miraba, besadoos con pasion? Vale a mi no, por eso no estoy acostumbrada...

Yo le miré a los ojos... qué iba a hacer sino? No tenia palabras, bueno sí las tenía.

Le miré fijamente. El me miró y su nariz rozó la mia con suavidad, mientras sus labios jugueteaban con los mios.

-Solo fuimos felices mientras estuvimos en Escocia, te das cuenta?

Yo no era muy consciente de nada que no fuera de aprovecharme físicamente de él.

-Aham...

-Volvamos allí

-Aham...

Le besé y despues me di cuenta e la situación... QUE?!

- Yo tengo papeles de cine y teatro allí y tu puedes tener tu antiguo puesto.

-Pero...

- Quiero que vivas conmigo.

- Y lo deje todo?

-Lo sé, pero puedo dejarlo todo si quieres, yo quiero estar contigo, yo quiero que seamos lo más felices posibles... querrás?

De repente mi movil empezó a vibrar, contesté sin dejar de mirar a Gary que seguía expectante.

- Sentimos terriblemente que hayas tenido que irte... con Gary

En el tonito de Ashton se notaba cierta risita.

-Estoy despedida?

-Si no te has besado con él sí, pero vuelve a que te pateemos el trasero antes.

-Emmmh, entonces mañana os veo.

Se oyó como una especie de gritito ahogado, creo que debía ser de Demi, pero es dificil de decir.

-Espera, te paso con la jefa.

Era de Demi.

-Bien por ti.

Y colgó.

Yo seguía mirando a Gary, que me seguía mirando intensamente. Oh, por favor, no me mires así!!

Otra llamada en el movil

-No me parece ni medio normal lo que he visto en la tele hija!

Mi madre

- Y que piensa hacer? Volverse a ir?

- Quiere que nos vayamos a Escocia, con mi trabajo y el suyo.

-Y tu que vas a hacer?

- Mami... yo...

Miraba a Gary, le besé con fuerza.

-Necesitaré una gabardina abrigadita.

- Por fin!!!

Creo que era mi abuela.

La vida no es perfecta. La vida es un asco, mi chico se besa con pivones a cientos de kilometros en EE.UU. con sus peliculas, mientras yo visito a Judith y ella me consuela con enormes trozos de pastel de chocolate.

-Furcia

- Ay hija, siempre estas igual

-Carl, no seas condescendiente...

- No entiendo como podeis veros esas mierdas- dijo Matt

Tras un monton de coginazos, Matt se sentó junto a Judith y dijo eso de "seguro que es gay"

-Bieeeen- dijo Carl mientras su chico carraspeaba secamente- ay hijo, que susceptible.

- No es gay... pero en esta peli debería serlo.

Sonó el teléfono.

-Te echo mucho de menos.

-Hola, ahora mismo hablabamos de tu orientacion sexual.

-Vaya, me alegra saber que mantienes un recuerdo fiel de mi persona.

-Yeah!

- Estaré pronto en casa para hacerte un recordatorio.

-Cuando?

Alguien abrio la puerta.

-Es buen momento?

-Idiota.

Yo sigo siendo una doctora, y sigo manteniendo conversaciones por messenger con mi familia. Y pensar que todo comenzó en el sofa en el que ahora me siento...

http://www.youtube.com/watch?v=rw5mPhl1Njw

miércoles, 27 de mayo de 2009

I want candy


Salí del Ritz y miré a mi al rededor... y ahora de donde saco yo algo de gala?

Me fui corriendo a unos grandes almacenes que hay en callao, intentando encontrar algo decente para la noche... No tenía ni las piernas hechas ni nada. Demi, me has hecho una buena!

Vi un vestido muy bonito color maquillaje con un encaje negro por encima muy sencillo y me compre unos zapatos negros muy sencillos forrados en tafetan negro, una talla más grandes, para evitar molestias.

Corriendo llegué a casa, me duché, me pasé cuchilla (momentos desesperados requieren medidas desesperadas) y me atusé un poco.

El resultado no fue espectacular, pero era bastante satisfactorio. Como no podía llevar muchas cosas en un minibolso cartera, y el coche iba a ser dificil de aparcar, aposté por ir en metro, y ver qué tal habia quedado mi look. El metro es un gran beta tester de tus modelos, la gente es sumamente indiscreta y si le molas te lo dirá o te mirará fijamente. Salí en la parada correspondiente y me fui al hotel.

-la señorita Moore bajará en breves instantes, haga el favor de subir.

Moore impresionante con un vestido largo palabra de honor en azul petroleo y su chico con aire más informal. Pero ella me sonrió "estas fantástica!".

-No tanto como tu. - Obviamente era cierto.

Entré en la habitación y solté la cartera y mis bartulos. Como habia dejado un maletin de medico alli, me puse a enfajar a Ashton de nuevo ante la atenta mirada de Demi, que me hacía preguntas para saber como poder hacerlo ella sin ayuda. La pedi que se acercara y le expliqué el proceso, para que lo hiciese ella misma, creandose una situación de tensión sexual en la habitación entre la pareja y yo al otro lado.

Tras carraspear levemente, continuamos con el proceso hasta que Ashton quedó lo más inmovilizado posible. Con dificultad terminó de vestirse y salimos por la puerta, unos 30 paparazzi estaba alli para grabarlos y fotografiarlos, la verdad es que era bastante molesto, pero ellos no perdieron la sonrisa en ningun momento.

Me sentia bastante pequeña en esa situación, bastante limitada.

Ahi estabamos, en el edificio de la SGAE. Demi y Ashton entraron, y entró todo el séquito. Hasta que el peazo puerta con cara de mafioso de Europa del Este, pero hablando en perfecto español me dijo que no podia pasar.

-Perdone?

-No está usted en la lista

Demi miró a Ashton, "es mi doctora, debe haber un error, tiene que venir conmigo".

El tipo en perfecto inglés dijo que se le habia entregado una lista con quien iba con quien y que nadie esperaba un médico pero que si lo deseaban, podia quedarme fuera con el resto de choferes y séquitos de la gente. Fue bastante terrible, porque veía entrar a muchos actores y actrices y los periodistas hacian su agosto. Demi emepzaba a ponerse nerviosa.

-No entraremos sin ella, lo entiende?

El tipo se encogía de hombros y decía que su jefe le habia dado ordenes severas. Y Ashton se ponía a criticas sobre que podia llamar a su jefe y explicarle la situación y no quedarse como un pasmarote complicando las cosas.

-Yo si eso puedo esperar aqui...

-Tu te vienes con nosotros!- dijeron al unísono.

Vale, mejor me calló, el tipo intentó llamar por un walkie a alguien, a ver si le podian poner en contacto con otro alguien. Mientras miré a Demi que hacia un ligero aspaviento de hastio y se puso a saludar encima de la escalinata.

De repente vi que el sujeto al que saludaba era Gary...

-En serio, casi que me voy.

Demi me agarro de la mano con fuerza.

-Que haceis aqui?

Demi le explicó todo mientras que parecía que Gary no me habia visto en absoluto, comentó que estaría aqui hasta las 4 cuando su vuelo salía a China...a China ni más ni menos.

Ashton se giró a Demi, "es imposible", y la pareja me miró a mi. "Nuestra doctora no puede pasar". Fue el único momento en el que Gary me miró y con rostro realmente compungido "vaya, es una verdadera lastima".

"Nos esperarás aqui? Nos haremos las fotos, tomaremos algo y volveremos, no tardaremos mucho".

-Sí, claro, claro.

Todos se fueron y Gary se me quedó mirando.

-Estás fantástica.

-Sí, bueno, hacemos lo que podemos- Sonreí- Tu también tienes muy buen aspecto.

-Yo, Elisa, yo de verdad que quise llamarte.

-Lo sé, me pasa un poco lo mismo yo...

-Ni te imaginas lo mucho que me he acordado de ti.

-Ya, sí, lo sé.

-Creo que hicimos mal en...

El tipo grande invitó a Gary a subir arriba "Caballero me está entorpeciendo la entrada".

-Estoy hablando con la señorita!!

-O sale o entra.

Gary me miró con cara de rabia.

-Entra, da igual, estaré bien. Me alegro de verte.

Le di un beso en la mejilla y el subió las escaleras mirando hacia atrás y poniendo una cara de ascazo al personal de seguridad impresionante.

Era una lata tener que quedarme allí como un pasmarote con mi precioso vestido y con el airecito tan incomodo que hacia. Al subir vi que unas modelos de poca monta se le acercaban bastante. Y yo ahí sin poder hacer nada...

Demi miraba con asco a aquellas tias y trataba de hacerlas vacio y hablar con Gary, pero ellas la ninguneaban, hasta que una por accidente le dio un codazo en la costilla a Ashton que se retorció de dolor.

Se acabó. Cogí mis estiletos en la mano y por un hueco que encontré me colé en la fiesta, seguida por el segurata antipático, subiendo descalza por la escalinata.

-Elisa!!- gritaba Demi.

Las chicas se apartaron con cara de "ups" ante la mirada petrificante de Demi. Y me paré justo delante de Ashton. El segurata que me agarró del brazo "Señorita, haga el favor de acompañarme".

-Pero no ve que ese hombre está mal y yo soy médico.

-Y yo soy psiquiatra.

Gary me agarró del otro brazo y me sentí dividida.

Esto no iba a terminar muy bien...

http://www.youtube.com/watch?v=CirN2bd40Zc&feature=related

domingo, 17 de mayo de 2009

Dance with me


Yo soy médico.

Eso no implica que sea la madre de nadie,es decir, que si fumas te mueres, yo te lo digo, pero tu haces lo que quieres, porque mi cometido es velar y advertirte lo que puede sentarte mal, pero si no me hacen caso, no entra en mis funciones producirte una luxación vertebral a base de collejas.

Sin embargo tenemos el elemento contrario, el elemento de la gente que se obsesiona con la salud. No creo que el caso de Demi sea este, supongo que es más que tiene una pareja poco prudente o que se preocupa como una madre.

Volví a la bonita habitación del hotel a la mañana siguiente. Olía a flores. Y Demi, se estaba poniendo un pendiente de aro pequeño, mirándome con una sonrisa relajada. Me gustaba esa sonrisa en la cara de Demi, bueno, es una bonita expresión en cualquier cara, pero en la de Demi es especialmente bella.

- Buenos días doctora.

- Buenos días.

Pasó por mi lado mientras se iba a un carrito con comida, se sirvió una copa generosa de zumo de naranja y se sentó.

-Un zumo?

-Mmmmm... no, no gracias.

Demi pegó un sorvo. Miró el periódico de reojo, con una mirada que filtraba la profunda promesa de releerlo con avidez la siguiente vez que se cruzasen. La mirada de Demi es muy intensa.

Yo seguía allí de pie, observando la luz que se filtraba por las cortinas al suelo. Decidí quitarme la chaqueta, Demi me miró. "Perdone, siéntese, estamos esperando a Ashton".

-Es que no está bien?

Estaba bebiendo cuando la interrumpi con mi pregunta, por lo que acortó el sorbo, para poder contestarme sin perder la sonrisa.

-Está muy bien, un poco dolorido aún, pero muy bien.

-Oh me alegro.

-Sí.

Ahora si que no entendía mucho, pero bueno, permanecí mirando a la alfombra, con sus numerosas flores. Por el rabillo del ojo veía que Demi me miraba con la misma sonrisa.

-Ocurre algo?- la dije con sonrisa soslayada.

-Usted no conoce a Ashton.

La mire con extrañeza "no, no tengo el placer, solo sé lo que las pruebas médicas me han dicho de él"cuando conocí a Ashton sabía que era una persona imprevisible, es capaz de hacer cualquier cosa si cree firmemente en ella".

Mi mirada de perplejidad aumentaba su sonrisa.

-Me alegro...

-Ashton es un gran tipo, le gusta la sinceridad y bueno, aunque las formas pueden perderle es un gran tipo.

Arquee las cejas en plan "uy, que bieeeen" pero sinceramente, seguía sin enterarme de nada.

Ashton salió con unos vaqueros medio caidos y una camiseta azul oscura amplia.

-Doctora, me alegro de verla.

Me puse de pie, miré a Demi. A ver, he venido por algo o solo a que me vacilen?

-Doctora, tenemos un estreno en Madrid más, y queríamos que como ayer, viniese con nosotros, una cosa que hace la GSA... LA GAE..

-La SGAE

-Mmmmm sí, eso. Vamos a ir algunos actores y nos gustaría que nos acompañara.

Si me meto en la SGAE la mitad de mis amigos dejará de hablarme, seamos conscientes. Y yo no es que esté muy de acuerdo con...

-Se apunta?

-Bueno, yooo...

Demi se levantó y levantó ligeramente y con mucha dulzura la camiseta de Ashton.

-Mire, está bien, pero no está completamente restablecido, por favor...

Es increible, pero ambos pusieron cara de perrito pachon! En fin...

-Esta bien.

-Vale, vendrá aqui esta noche y vistase de etiqueta.

-Que?!

Ya me estoy arrepintiendo.

http://www.youtube.com/watch?v=_-IXJLgRnvs

domingo, 29 de marzo de 2009

In the morning


Llega un momento en tu vida que sientes que has tocado fondo y que solo te queda subir a la superficie y coger aire. No te queda más por hacer, porque el resto lo has hecho, ver los peces en el mar, ver corales, intentar nadar contra corriente...

Cuando tocas fondo, solo te queda flotar.

Y con ese aire de que ya solo podía flotar me levante aquella mañana.

Me di una buena ducha, sintiendo el agua, un poco más fresca de lo normal, en la cabeza, liberando y lavando mis preocupaciones. Me dio por ponerme un poco de maquillaje y pasarme un poco con las mejillas, porque me sentía bien con más rubor.

El día estaba medionublado, a pesar de eso, estaba con esa alegría tan calmada que te hace sentir bien. Y salí a la calle, ajustandome el fular crema al cuello para evitar el frío.

La mañana me transcurrió tranquila, y cuando quise darme cuenta tenía el descanso, me fui a la cafetería de la esquina, me llevé una ensalada y unos sandwiches de pollo y cangrejo para llevar junto con una copa de confrutas y yogur para ver el correo mientras estaba comiendo.

Tras aliñar con cuidado la ensalada con unos sobrecitos de aceite y vinagreq ue me dieron en la cafetería, me metí un buen trozo de lechuga en la boca y vi que tenía un mail de Judith.

Al abrir el mail, abrí una lata de coca cola, le dí un sorbo y al estar muy fria, intenté mantenerla en la boca un segundo para templarla. Al segundo vi que el mail no era de Judith, era de Gary.

Basta con que tomes una decision: apuestes por la puerta uno, cojas la calle de la derecha, apuestes por el negro, te decidas por el pelo corto, la minifalda... cuando veas que de repente la vida te dice que no es el momento de estar taaaan seguro de que necesitas lo que has decidido.

Un mensaje muy breve, para decirme que el caso se ha dado por sobreseido, que todo vuelve a la normalidad, que siente mucho todo lo sucedido, que espera que me vaya todo bien y que se acuerda mucho de mi y me manda saludos.

Se acuerda mucho de mi.

Él se acuerda mucho de mi.

Yo me he pasado días pensando como una gilipollas en él y él se acuerda mucho de mi.

Vale... y ahora que pongo yo...

A ver

Estimado Gary... no muy finolis,eeeeem... Querido Gary... no, nada que querido ni de amor... Hola Gary, no soy una quinceañera!

A ver así.

Buenos días Gary (muy frío, pero perfecto)

Quiero que sepas que me ha alegrado mucho el fallo del juez y que ahora sea pública la verdad que tu y yo sabíamos hace tiempo. Me encanta la idea de que ese hombre no se salga con la suya. Esto nos ayudará a poner punto y final a este desagradable capítulo, no crees?

Eso, tu cercana, pero firme!

Cada vez que leo noticas sobre ti.... no, rebobina que esto suena como que estás muy pendiente... Cuando veo noticias sobre lo bien que te va, me alegra saber que esto no ha causado mella en tu carrera, que sigues adelante y que todo te va bien.

No tienes porque disculparte por nada, ambos sabemos lo que sucedió, y me alegro que ahora lo sepan todos. No eres un mal tipo Gary, en verdad que no lo eres.

Le doy otro mordisco a la ensañada, un tomate cherry estaba con virulencia en mi boca mientras pensativa, intento aclarar como seguir con la parte más peliaguda de la carta.

Yo también me he acordado de ti, que te fueras fue un golpe duro, pero tenías mucho que perder y mi carrera significa también mucho para mi, sabíamos que sucedería, por amargo que fuese.

Me alegra saber que todo te va bien, en fin, si vienes por España, por favor no dudes en llamarme y nos tomamos algo.

Un saludo.

Elisa


Durante un momento dudo seriamente... le pego un trago a la coca cola, y le doy a enviar.

Es lo mejor, pienso. Busco su foto en el google de manera instintiva. Y no consigo más que volver al fondo de todo.

De repente, una llamada en la puerta.

-Menos mal que no te has ido a comer por ahí, la señorita Moore al teléfono.

http://www.youtube.com/watch?v=tN-GkTKJ-ps

jueves, 19 de marzo de 2009

Trouble


Lo bueno de ser extranjera es que puedes dudar, puedes hacer que algo no lo has entendido, porque así ganas tiempo para buscar una respuesta/ excusa/ salida de emergencia a cualquier situación comprometida.

-Perdon?

-Tu saliste con Gary, no? Tu fuiste la chica a la que pegó no?

-No me pegó, solo que estaba en la trayectoria equivocada.

Demi siguió mirando con devoción a Ashton, que derrochaba sonrisas a troche y moche.

La película empezó, era una comedia romántica y a eso de la mitad, todos se levantaron, no tenía razón que se quedaran si no entendían lo que veían y ya lo habían visto. Yo casi lo agradecí, la tristeza volvió a mi, y no era muy consciente de la situación.

Volvimos a la limusina, me senté mirando mis zapatos. El viaje transcurrió entre las miradas de complicidad de ambos, que se daban mimos y mi mirada por la ventana, las luces de la ciudad, el cielo despejado, Madrid estaba especialmente bonito aquella noche, me sentí derrumbada, como si todo intentara sacarme de esa tisteza de encima, y solo pudiese sonreir tristemente dar gracias e irme de la fiesta de color.

Llegamos al hotel, desmovilizamos a Ashton, que le pusimos las vendas de otra manera para que estuviese cómodo para dormir y salí de la habitación.

-Para cualquier emergencia, por favor, llame a este número.

Dejé mi tarjeta encima de una mesa conflores blancas.

-Tu le querías, verdad?

-Perdón

Demi puso un gesto de desaprobación a mis peticiones continuas de repetición de todo.

-Sí, pero surgió todo esto del juicio y bueno, él hizo su vida, y yo he tenido que hacer la mia.

-Y ya está?

Demiiiii... te estas pasando...

-Esencialmente se fue casi sin decir adiós, asi que sí, supongo que sí. No se puede obligar a nadie a que sea como quieres y a que te quiera como deseas, no? Por eso cuando te enamoras y resulta, bueno, es tan mágico.

Demi se acercó, cogió la tarjeta, la miró.

-Debe descansar, y creo que todos deberíamos descansar. Pasen buena noche.

Abrí la puerta.

-Por si no nos vemos, buena suerte doctora.

No me esperaba ese gesto, creo que notó que había tocado donde no debía, y me dedicó una amplia y blanca sonrisa.

-Gracias.

Salí de allí con el paso un tanto acelerado y decidí dar un paseo por el paseo del prado, sentarme en los bancos frente al botanico y el prado y oler el perfume de tierra mojada que había ante el frescor de la noche madrileña, cuando mi alma se sentía mejor, cogí un taxi y me fui a mi casa.

Lo bueno del taxi es que te evita ver a gente que no debería existir en el mundo cuando tu quieres estar sola y no puedes evitar que la gente viva.

http://www.youtube.com/watch?v=fwGHQ6WyQFU

The Fame


Demi Moore no es antipática, es que es parca en palabras y ami no se me ocurre nada que decirla, pero no me cae nada mal, quiero dejarlo claro.

Demi Moore es guapísima, te da la sensación de que es una persona muy observadora que no se pierde en tonterías, que si puede decirlo en 2 palabras no lo dice en 5. Pero no es antipática, solo que su seguridad, es debastadora.

Ahí estaba yo, con una blusa de raso plateada y pantalones negros de campana, con unos zapatos de punta estrecha y tacón alto, para no destacar mucho con el eveto, mientras ella iba con un traje con joyas incrustadas, la melena más lisa que en un anuncio y su chico con un traje negro de rayas ejecutivas y una camisa morada.

Guapísima.

-Sí se queja, nos vamos directos con la doctora, no te hagas el valiente.

Ashton asintió y la beso tiernamente en la frente, y yo incomoda me di mediavuelta, con los brazos cruzados en el pecho. Desde que no estaba en Escocia que la visión de parejas juntas teniendo detalles cariñosos en público me movia algo dentro, algo que dolía...

Ashton,carraspeo, yo miraba por la ventana, la visión de la calle era fantástica.

-Doctora...

Me volví distraida, pedi disculpas y les seguí todo el trayecto. Una vez en la gran limusina me dediqué a valorar la situación... guau! Era un momento incontable y con todo el peso de mis sentimientos no estaba disfrutando de la situación. Mejor, asi quizá diese una impresión como más profesional.

Porque yo soy muy profesional.

-Porqué no ha querido mandarme vicodina, doctora?

Aparte la mirada de la ventanilla, miraba las caras maravilladas de los otros conductores al ver el despliegue de medios.

-Perdón?

-Vicodina, porque no me ha recetado eso contra el dolor?

-No es necesario.

-Pero mi doctor en EE.UU. me lo recetó en la anterior rotura.

-Bueno, su doctor quizá conociendo su tendencia al sobreesfuerzo quiso mandarle algo fuerte, pero no quiero hacerlo, quiero que repose para que la rotura no sea reiterativa y... bueno, la vicodina es muy adictiva, no quiero que por culpa de una costilla termine usted enfermo. Es mejor que sea un poco consciente de su dolor y limitación, le evitará hacer esfuerzos innecesarios.

-Yo a usted la conozco, doctora.

Demi me miraba con cara de anuncio de maquillaje, como una tigresa escudriñando mi cara, que por cierto, debía ser un poema de descuadre.

-Mmmm, no creo, de hecho creo que tendría que decir eso yo de usted.

Asthon sonrió timidamente. Demi movió con encanto los labios en unaligera sonrisa, pero seguía mirandome con intensidad. Me preguntaba si esta mujer sabía mirar sin intensidad, y la verdad, dudo que sea consciente del poder de su mirada hipnótica.

Pronto llegamos a la Gran Vía, cerca estaba el cine donde se celebraba el estreno.

-Tienen alguna idea sobre mi?

Me miraron con asombro.

-No quiero salir en las fotos, tampoco quiero estar muy lejos, por si me necesitan, pero en fin, tienen alguna instruccion.

La cara de ambos se relajó en una pronfunda sonrisa

-Estaremos bien si sigue esa idea, doctora- sonrió Ashton.

Primero bajó Ashton, con ligera dificultad, seguido de Demi, que decidió ponerse en el lugar de la costilla rota, si te dabas cuenta, parecía que le agarraba con pasión, pero simplemente se apoyaba en ella, salí yo, ante los flashes de la prensa, mientras ambos sonreían y saludaban, yo aguantaba detrás firmemente, mirándo todo, los gritos, los flashes, las luces, la música que habían puesto, la alfombra... Era mareante, agobiante, pero decidí, quedarme mirando la punta de mis zapatos, era el único sitio fijo en el que podía confiar. Como cuando los patinadores giran sobre si mismos, que dicen que es mejor tener la vista fija en un punto, pues igual hice yo, y me miraba los zapatos.

Finalmente entramos en el cine, dijeron un pequeño discurso, tras ver a mucho famosillo español y mucho intento de actor, mucho actor consagrado, y algunos que venían porque las entradas eran gratis.

Les seguí lo más cerca-lejos que pude. Sin estorbar a los escoltas. Ashton no tuvo ni un solo detalle de molestia, Demi no le soltó el brazo en ningún momento, trabjaban como grandes actores, y con una complicidad que parecían sincronizados. Al final me senté junto a Demi, mientras Ashton daba algunas palabras sobre como esperaba que todo el mundo disfrutara con la película.

Yo intentaba escucharle,cuando en un detalle exquisito, Demi se tocó la oreja en un gesto distraido.

-Sé quién eres, eres la chica que salió con Gary, verdad?

Mierda!

http://www.youtube.com/watch?v=66GUsA4QSzw

miércoles, 18 de marzo de 2009

Struter


Hubo un tiempo en el que el Corte Inglés tenía musiquilla en los ascensores, pero eso pasó...

En el Ritz no la hay, ni falta que le hace, si la hubiese pensarías que todo es parte de la fantasía que vives... porque crees que te han echado algo en la bebida y todo es una fantasía.

Seguí un largo pasillo donde dos armarios empotrados, con gafas de sol y trajeados aguardaban en la puerta. No sé porqué me dió por pensar que eran Hernandez y Fernandez superhormonados.

-Buenos días, soy la doctora.

-Pardón?

-Emmm... I´m the doctor, Mr... Kutcher, has made a phone call, he needs a doctor.

Uno de ellos entró en la habitación y me dijo que pasara, obviamente en inglés.

La habitación era maravillosa, una alfombra de colores verdes con flores, todo con flores blancas, mubeles hermosos y mucha luz entrando por la ventana.

Ashton, como si tuviesemos confianza, estaba tirado en el sofá. Retorcido de dolor. A su lado, Demi Moore, una mujer con el rostro de las que venden su alma a Satán y Satán se queda en una esquina llorando mientras las apunta con un dedo gritando "tramposa!", estaba a su lado haciendola mimos.

-Hola, eeeem... soy la doctora.

-Sí, mire, es que tuve un accidente esquiando, me rompí una costilla y bueno, pensé que estaba bien, pero esta mañana haciendo un esfuerzo, creo que la volví a romper...me duele mucho.

-Por favor quétese la camisa.

Abrí el maletin, saqué el estetoscopio y le palpé la zona, que estaba bastante hinchada y tenía mala pinta, estaba amoratada. Parecía la rotura de una flotante, Demi no soltaba su mano bajo ningún concepto.

-Creo que vamos a tener que inmobilizarle y tendrá que descansar.

Ashton me miró con la cara desencajada.

-No lo entiende...Estoy aqui por una presentación de una película, no puedo romper mi contrato, si lo hago estaré en un lio.

Le miré de tal forma que si tuviese puestas gafas, estas estarian en la punta de mi nariz y yo no las usaria para ver.

-No puedo faltar a esta noche, si quiere, luego me ingresa, pero no puedo faltar.

- No podría recetarle algo contra el dolor?

Suspiré mirando a Demi, que tenía una cara muy dulce... Satán debía odiarla de verdad.

- Saben ustedes el riesgo que corremos si se le clava la costilla en un pulmón?

La cara de ambos era la de un perrito abandonado. Vale, que les den un oscar. Si algo aprendes de esta gente rica es que si quieren matarse debes dejarles por completo.

-Va a venirse conmigo, le inmobilizaremos la zona lo que podamos, le daremos unas pastillas y si se siente peor, se vendrá conmigo y lo pondremos de baja sí o sí, de acuerdo?

Le receté lo típico en estos casos, ibuprofeno.

-no tiene algo más... no sé, mi médico me mandó vicodina la última vez...

-perdone, pero quién es el médico?

-usted, pero...

-ah, ah, ah... lo dicho, yo.

Vicodina? Estamos tontos? Un opiaceo tan fuerte?

Con mucho esfuerzo conseguimos llevarlo a la clínica e inmobilizar la zona con una especie de faja. Se tomó las pastillas y Demi y él estuvieron hablando mientras me iba a por los papeles del seguro.

-Le ha pedido el autógrafo?

-te los he traido, no te parece mejor?

-gracias!

Al volver a la habitación Demi estaba seria mirándome."Podría acompañarnos usted y vigilarle".

-comorl?

-Sí, Ashton no va a hacerla ni caso...

-Demi...

-Es verdad, venga con nosotros. Le pagaremos si es necesario

-La verdad es que yo...

Cuando ves tu paga mensual en un cheque te da de todo.

martes, 17 de marzo de 2009

Good Vibrations


Donde está tu hogar?

No, no pregunto donde vives, ni donde está el sitio donde pones tu cama, sino, como rezaba la canción, dónde pones tu sombrero para considerarlo tu hogar?

Volví a Madrid.

Comprendo que el salto en la historia es enoooorme, pero no lo he superado, he dejado una casa fenomenal, un lugar fenomenal, una gente fenomenal... no hay dia que Judith no me escriba al mail y que yo me alegre de conocerla, no hay día que no piense en mis cielos nublados y mis verdes vistas mientras camino por el metro intentando buscar en Madrid cosas que me recuerden al gris mary poppins de Edimburgo, no hay dia que mi nariz busque el olor a lluvia en tierras de secano...

Estoy amargada, mis familia no, pero tampoco quiero echarle las cosas en cara. Estoy trabajando en una clínica de gente bien, en el barrio de Salamanca, con miniproblemas, con modales altivos que no paran de preguntarme si estoy casada, porque una doctora es una doctora... ains... A veces hago visitas, por aquello de la sanidad privada y tal, pero mi vida es una consulta frente a una tienda de ropa de marca, decorada en un color crema pastelera con un monton de plantas (me he vuelto una compulsiva de lo verde) y he llenado todo con las fotos de mi estancia en Escocia.

Por vuestro bien que no coja un avión que no vuelvo en la vida. Los días en la clínica resultaban tranquilos y cómodos, y daban mucho tiempo para pensar y recordar y sumirme en un mono tremendo reminiscente.

La despedida fue terrible, todo el pueblo vino a despedirse y a abrazarme (excepto la burra mostrenca de la gasolinera, pero a quién le importa), me rompió el corazón despedirme de mis abuelas de gimnasia, de Doward, que no hablaba, pero las lagrimas le resbalaban en sus enormes carrillos rosados, Harrison y su chica, Barbara, las niñas de Judith que estaban tristes, me preguntaron si volvería y yo dije que procuraría hacerlo... Mc Phee... nunca he hecho cosa más dificil que conducir, devolver el coche, y subirme a aquel avión, nunca... recuerdo que cuando subí, me puse las gafas y las lagrimas brotaron incesantes, incontrables, vivas, sin hacer ruido...

- Doctora tiene una visita en un hotel, quiere realizarla hoy o prefiere que la delegue a otro médico.

-La hago yo, porque como esté en este despacho en media hora estaré chutándome algo.

La enfermera y la secretaria que tenía eran niñas bien del barrio y no entendían porque era tan negativa, siniestra y taciturna, pero tampoco buscaba comprensión de Nancy y su amiga Chavel.

-Aqui tiene la dirección.

-Bien.

La secretaria me miraba con una enorme sonrisa en la cara.

-Tiene suerte, es un gran actor...

-Un gran actor?

-Ashton Kutcher... no sabe quien es?

No, pero sé quien es Silvestre Stallone y el labio se me irguió igual que lo hace él, con cierta postura de asquete.

-El marido de Demi Moore... la de Ghost... un chico jovencito muy guapo...

Mi labio volvió a su sitio.

-Mmmm vale, le pediré un autografo para ti, vale?

-De verdad hará eso por mi? Muchas gracias!

Dios, si no van a pasar el pavo pronto, que me disparen por favor.

Cogí el metro hasta el Ritz, por fin tenía algo diferente que hacer, siempre quise entrar en el centro, pero nunca había tenido la excusa para entrar... y da gracias que me habia puesto unas bailarinas, que sino, hasta entro con zapas al hotel.

El portero, debidamente vestido me cortó la entrada.

-Buenos días señorita, la puedo ayudar?

-Sí, mire vengo del seguro, soy doctora, me envían para la habitación 242.

Le mostré mi documentación y la tarjeta identificativa de la empresa.

- Pasado el vestibulo, encontrará dos ascensores, coja el de la derecha.

-Muy amable.

Debí coger la cámara... aquello era una maravilla de los dioses.

domingo, 1 de marzo de 2009

Spiralling


Los padres no quieren estar lejos de sus hijos, sus amigos no quieren desprenderse de la gente que les importa y cuando viajas, no puedes evitar conocer a gente a la que no te gustaría tener que decir adios.

Desde que estoy en tierras escocesas las cosas han sido muy distintas, al principio era una extraña, ahora soy de aqui como la que más, si bien es cierto que muchas de las personas odian tener que quedarse sin doctor, muchas de ellas me han hecho llegar el cariño que me llevaré si me marcho para no volver.

Y la verdad, no quiero volver a Madrid, es decir, es fantástico Madrid, pero ahora mis recuerdos, aunque buenos, no me parecen que sean tan buenos como aqui.

Cuando comuniqué en casa lo de quedarme, otro año a ver que pasaba no sentó francamente bien, hasta que mi madre inspiró, y dijo eso de "no vas a volver", claro que voy a volver! Estais allí.

-Sabes a qué me refiero... ese chico no se ha portado bien y tu te quedarás a esperarle, es eso?

-No, es que aqui soy mi jefa, tengo buen salario, tengo muchas actividades y soy feliz.

Increible, no sé si es que a veces el cerebro se me desconecta de la boca o que, con todo lo que he pasado, soy feliz?

Una cosa es segura, casi pude escuchar el corazon de mi madre saltar en miles de pedazos. Odiaba hacer esto, pero no sabía que hacer y quería no hacer cosas de las que me arrepintiera, y de momento quería quedarme.

Y quería no darme cuenta de que a pesar de todo, era feliz, y que se me estaba pasando unos momentos estupendos sin darme cuenta, y quería darme cuenta de que me estaba empeñando en cerrarme em la tristeza evitando la alegria.

-Lo siento.

Mi madre no quería parentar pero estaba a punto de derrumbarse y no sabía si yo podría soportarlo...

-Mamá, no llores, cuando quieras estaré allí, ni te darás cuenta...

-Esto no es lo que me prometiste, estás dejando a tu familia de lado.

-No es justo mamá, y lo sabes, esto es chantaje.

-Haz el favor de venir y lo hablamos.

-Si voy ambas sabemos que yo perderé y un contrato no me retrendrá.

- Si no vienes...

-Dilo, dime que me quedo sin familia si decido vivir como quiero.

Se echó a llorar.

Tras una de intentar tranquilizarla y de tratar que entendiese mi posicion solo llegamos a una conclusion: tenia que volver a España.

Pues vaya mierda...

En fin, solo quedaba salir fuera y despedirme, y eso no iba a ser fácil.

-Vale, pero ven un dia a ver esto, solo unos dias, quiero que lo veas antes de que me vaya.

Bueno, no será tan malo que vea lo que dejo.

A pesar de eso, salí a dar una vuelta, pasé por el rincón de las despedidas que estaba resultando el acantilado, alcé la mano y le dije adios con la mano, no pensaba pararme allí antes de que perdiese algo mas. Ese dia ya habia perdido bastante.

Me fui a la ciudad, planee comprar cosas bonitas, no sé, darme una alegría, llevaba mucho tiempo allí y no me habia apensa comprado nada, asi que decidí comprar algo de ropa, algo alegre, una colonia, algo que me alegrase.

http://www.youtube.com/watch?v=WUMOfS7RfQM&feature=related

viernes, 27 de febrero de 2009

Human Spirit


Los días pasaban sin que me quisiera dar cuenta de ello, siempre buscaba una razón para no estar quieta y dejar que los recuerdos me invadiesen, porque todo era un recuerdo, el recuerdo de que basicamente me habia enamorado como una imbécil, habia perdido y estaba sola.

Mi vida era un constante recuerdo con patitas.

La vida montando ciclos de cine con el cura del pueblo y haciendo actividades con los parroquianos no era tan mala, en fin, no es que fuera lo mejor del universo marvel, pero no era tan mala, era divertida. Primero montamos un ciclo de cine tras la sacristía como alternativa al fútbol, despues montamos cosas temáticas como cine espacial.

A las abuelas le gustaban los dramones... y yo, bueno, digamos que cada vez que veia a la protagonista de Casablanca con su sombrero mirando a los ojos a Humpfrey me daban ganas de volar el reproductor con un bazooka ante la mirada atónita de los abuelillos del pueblo e irme silbando complacida fuera de la sacristia.

A veces la morriña, la estúpidez, el masoquismo, o simplemente la soledad unida con el recuerdo me hacian conducir como una automata al rincón de Gary, y allí ponía la mantita de cuadritos en el suelo, y miraba como el mar se enzarzaba en una pelea sin fin con los acantilados de piedra, y yo me agarraba las rodillas y me quedaba horas y horas, hasta que finalmente me tiraba en la manta y me desperezaba como un gato, recogía la manta y volvía a mi casa con la sensación incierta de que no estaba mejor, pero tampoco peor.

El olor a mar, el olor a ozono de cesped húmedo, el sonido relajante, me hacia sentirme un poco, era una sensación balsámica, era lo único que me quedaba sincero de mis recuerdos, que compartió eso que era tan importante para él conmigo y era lo único a lo que podía aferrarme cuando todo mi mundo cayó.

Todo lo demás o estaba destruido, o lejos de mi alcance, por prevencion emocional.

Uno de esos días de autómata tirada en el suelo me quedé mirando al cielo gris sin darme cuenta de que alguien estaba cerca.

-Elisa? Vaya esta aqui... está bien

-McPhee!!... emm sí, tomando el... sol?

Mcphee arrugó la nariz, obviamente no colaba.

-Pasaba por aqui, vengo de Edimburgo, mire, tengo esta carta para usted.

Me entregó un sobre amarillo pálido.

-No es bueno que esté usted por aqui.

-Tranquilo, no me asomo al acantilado.

-No me refiero a eso y lo sabe... Sabe? la última vez que me paré aqui, Gary estaba llorando, era solo un chaval, sus padres se habían separado y su padre le encontró aqui cuando se iba a despedir de él, pocas veces le vio despues de esto.

Me miró intensamente, como si esperase que completase la historia.

- No lo sabía, no me dijo nunca.

- Lo que quiero decir es que no debería estar en este sitio, bueno, parece que el que lo frecuenta es abandona... bueno, no da buena suerte.

-McPhee, si su problema es una hemorroide y no me andé por las ramas espero que usted no se traiga tantas dudas a la hora de decir las cosas seriamente: me han largado.

McPhee sonrió levemente, aunque que le recordase que le habia salido una hemorroide no le hizo ninguna gracia.

- No soy supersticiosa.

Acto seguido, abrí el sobre y leí la carta. McPhee miró el acantilado como haciendose el distraido, despues me miró "Nos vamos?".

-Es una petición de reconsideración de la duración de mi contrato, quieren hacerme fija.

-Vaya... y eso es bueno?

Le miré y luego miré al infinito evitando encontrarme con sus ojos.

-Supongo que ya nada la retiene aqui, no?

-No, no en ese sentido...

-Lo ve? Siempre que un par de personas estan aqui, una deja a la otra. Deberían llamarlo el acantilado del abandono.

domingo, 22 de febrero de 2009

Alive


Al llegar a casa, pegué un portazo.

Orden al mérito del carpintero y al arquitecto de la casa por la consistencia de puertas y paredes.

Subí las escaleras y me dejé caer en la cama.

Idiota, idiota, como no pensaste esto antes, has ido, y no has hecho nada, nada de nada, bueno sí, el idiota, y el ridiculo, pero nada más.

Y ahora qué?

Ahora queda poco.

Es increible como despues de las bombas nucleares, Nagasaki y Hiroshima se reconstruyeron y las poblaciones fueron firmes y fuertes ante la no violencia y el pacifismo. Si no aprendes eso de la destruccion, no te queda mucho.

Judith llamó al telefono, pude oir su mensaje "me imagino que la cosa no ha ido muy bien, antes de encerrarte y tal... bueno, que sepas que nos tienes aqui para lo que necesites... oh Elisa, no sabes cuanto, cuantísimo siento que esto termine asi, de veras. Bueno, llamame cuando te sientas mejor".

Definitivamente, este no es ese día.

Me pasé los días mirando la tele, saliendo de mi concha a trabajar y volviendo a la misma, Carl llamaban preocupados, pero siempre declinaba las invitaciones y terminaba mirando al mar en el sitio de Gary.

Cuando tu mundo se cae y solo te quedan pedazos, solo te queda hacer algo al respecto, seguir a remolque hasta que llegue una nueva motivacion, dejarte morir y perder y que eso saque lo peor de ti o fingir que el mundo va bien. Yo opté por la primera opcion, no soy muy consciente de lo que viví esos dias, está todo muy difuso en mi mente.

Solo recuerdo el olor a mar, a ozono y el viento tumbada en el cesped verde.

Gary se fue una mañana, muy temprano, le oí salir y me quede mirando en la ventana no como miraba a su alrededor, como si se despiese de todo. Se quedó un rato mirando mi casa, se acercó a la verja, tocó la puerta se quedó un rato pensativo y se fue.

Llega un momento en que te sientes que vas a llorar un mar... y llegado a un punto solo te queda sal, no tenia más lagrimas, asi que no lloré, pero eso no significa que no me doliese una barbaridad ver aquello.

Cuando tienes la mente ocupada en pensamientos de vacio personal, el tiempo pasa relativamente rápido. La gente del pueblo fue muy amable, bueno, la que lo fue, porque la petarda de la gasolinera tenía la fea costumbre de leerse las revistas y bueno... el primer dia, cai como una idiota. Me pasó una revista de cotilleo.

-Pagina 34.

-Perdon?

-Pagina 34!

Lo abrí y habia un especial sobre lo bien que se llevaba Gary con su compañera de rodaje.

Ella sonreia con cara malvada. "Y bien?".

-Que ella tiene más posibilidades de casarse en lo que le queda de vida que usted.

Desde entonces siempre me ofrecía la revista y la página a consultar. Y yo, simplemente cogía la revista y la dejaba en el mostrador, con el dinero justo para la compra.

Si no fuese la única tienda del pueblo iba a comprarla Rita.

Poco a poco montaba mi vida, todo estaba controlado. Hice un pequeño huerto con patatas, zanahorias, cebollas moradas y hiervas como albahaca, menta, hiervabuena y melisa en la parte trasera de la casa. Delante solo puse unas macetas con bulbos. Los sabados seguía quedandome con las niñas de Judith, los domingos iba a los partidos de rugby del equipo de los amigos de Carl, hacia gimnasia con las abuelas y montamos una actividad de cine en la parroquia.

Todo para huir de misma, use de manera masiva el mp3, solo sentirme sola y pensar era mirar a la ventana de Gary, pensando que se asomaría y sonreiría.

Lo que más me costó fue cambiar las sabanas, pero una vez lo haces, bueno, todo son pequeños pasos, pero no pensar, definitivamente era lo más dificil que habia hecho en la vida.

http://www.youtube.com/watch?v=jqxaAfaCln8

No me quieras tanto


Un buen plan precisa de una coordinación precisa de todos los que intervienen en el mismo, en el mismo momento que uno falla, todo se va al garete. En pelis como Ocean´s Eleven lo vemos bien claro.

Así que decidí coger mi coche y me dispuse a conducir, me llevó un poco de tiempo, pero al final llegué a donde tenía que llegar. En el camino recibí una llamada, era Judith.

-Ya sale de casa.

De la misma manera, el uso de informacion es otra manera, sino tienes informacion, por mucho que te coordines todo se puede ir a la basura.

Bajé del coche, hacia un aire del demonio, frente a mi, el mar, que rugía como un energúmeno frente a las rocas, la visión seguía siendo poderosísima, como la anterior vez que estuve aqui, el campo seguía siendo verde y el cielo... seguía siendo gris y traía el mismo olor a mar y sal que la vez anterior.

Sí, me había ido al sitio de Gary, con la esperanza de que pasase por aqui.

Era una manera de violar este sitio que traía tanta paz a Gary, pero es que en la vida hay momentos en las que una se ve que o se tira un órdago o todo se va al carajo. Tirarse un órdago implica, seriamente, tomar una decision y llevarla hasta el final: o mientes con la consecuencia de que puedes perder o dices la verdad con el mismo peligro.

El órdago es todo. Y yo una kamikaze.

Repasemos los acontecimientos: he venido aqui, me he liado con un tio y sin querer estoy en una relacion queme ha costado socialmente bastante, a parte de que se me ha cuestionado, se me ha subido a la palestra y bueno, familiarmente voya tener que dar muchas explicaciones cuando vuelva a Madrid. No es bonito, pero si me voy con las manos vacias a Madrid, esto no tendrá sentido.

Hay que arriesgarse, si le quiero, tengo que hacerlo, tengo que ser valiente. Claro, que luego está lo que él quiera, es decir, el no queria nada en serio, queria ser fiela su carrera y fue sincero y...

Tras de mi, oigo el chirrido de unos frenos, me doy la vuelta y veo a Gary.

-Elisa... qué haces tu aqui?

Mierda... se dirije hacia mi con las manos ligeramente despegadas del cuerpo en postura de pregunta. Y yo... no sé porque empiezo a ponerme nerviosa, a temblar como una pava... respira y no llores, no es tu estilo, tampoco es que tengas un estilo específico Elisa, pero este seguramente no lo sea.

-Yo... Gary... yo...

El viento sigue siendo imparable y el pelo se me va a la cara, haciendome ardua la tarea de mirarle a la cara y de no comerme mis propios pelos. Lelga un momento que me harta y hago un gran aspaviento para sujetarlo con la mano como si fuera un coletero.

-Leche!

-Qué haces tu aqui?

-Gary yo...yo...

Le miré a la cara. Si Gary hubiese querido ser algo más, hubiese sido distinto, hubiese sido sincero, hubiese dicho las cosas desde el principio... y lo ha hecho. Mi órdago sin duda es en vano.

-Solo vengo a decirte adios. Vengo a decirte, que esperaba ser valiente y hacer las cosas de otra forma, pero está claro que tu no quieres otra forma y está claro que esto es lo que nos merecemos, estar aqui y despedirnos a solas.

Me acerqué le abracé tan fuerte que me hice daño, pero no importaba.

-Elisa yo...

Le mire, le solté y me encongí de hombros.

-No es culpa de nadie, todo ha sido perfecto tal cual ha sido, solo que quiza no sea nuestro momento.

Me dirijí al coche. Hay que ser fuerte. Le miré por ultima vez antes de montarme "Ten mucha suerte en todo lo que hagas".

Arranqué, se quedó mirandome y sali de alli con calma, pasados unos kilometros, cuando era imposible que viese algo... me puse a llorar.

http://www.youtube.com/watch?v=QUxOCKpRPss

martes, 3 de febrero de 2009

Come closer


Cuando uno bebe para olvidar descubre por la mañana que sus recuerdos a olvidar han decidido unilateralmente hacer una fiesta rave en su cabeza...

Pittbull terrieeeeer!!!

Cómo puede irse la semana que viene y no haberme dicho nada... semana que viene significa la semana que entra o dentro de una semana exacta... Dios la cabeza me da vueltaaaaas.

Me levanto y me voy directa al baño, al mirarme en el espejo solo puedo ver dos enormes ojeras parapetadas en mis ojos, la cara pálida y el pelo alborotado... bien, ya puedo hacer de yonki en la nueva version de Trainsporting.

Beuno, Elisa, y ahora qué vas a hacer?

Porque claro, se va a EE.UU. y tu te quedas un tiempo y te vas... opciones a sopesar:

a) Nada, no vas a hacer nada, porque solo serán complicar las cosas.

b) proponer un esfuerzo, telefono, viajes y tratar de ajustarse a la nueva realidad.

c) Volverte una psicópata y pedirle matrimonio o algo.

Inconvenientes y Pros de cada plan:

El plan a: Pro, es lo más sensato y tiene menos complicaciones, lo malo es que es jodido emocionalmente.

El plan b: Pro es más romantico, lo malo es que es poco realista

El plan c: el pro es que es lo más efectivo, lo malo es que realmente no quiero casarme y no creo que sea tan psicopata como para realizarlo.

Conclusión... Necesito un zumo multifrutas para superar esto y una ducha.

Tras la ducha y el reconstituyente en forma de vitaminas, me siento un poco más persona, eso no significa que tenga un plan en la cabeza. Eso me lleva al lado más histérico de mi misma.

Y llamo a Judith.

Y lo coge Gary.

-Está Judith?

-No, no está...

-Sabes cuando volverá, es muy urgente.

-Necesitas ayuda?

"Bueno, planeaba un secuestro de tu persona y tenerte en tanga y encadenado en una nueva versión moderna y masculina de la princesa Leia de Star wars, pero busco alternativas" pensé

-Sí, de una chica.

-Oh, vaya, pues no sé, no creo que tarde, cuando llegue le diré que vaya a tu casa.

-Muy bien.

Como me da por la materia constructiva me dediqué a hacer cosas, asi que mientras Judith llegaba, pasé el aspirador, recogí lo de la noche anterior, lavé los cacharros, hice masa para un pastel y me dió por hacerme tirabuzones en el pelo. Me quedó un poco Shirley Temple, pero bueno.

Cuando terminé mi pastel de nata y crema (bizcocho-capa de crema-bizcocho-capa de nata) y me disponía a ponerme creativa con la decoración, Judith llegó.

-Pero porque la has tomado con tu pelo?

-Gary se va, se va la semana que viene, se va y no me ha dicho nada, se va...

-Y no ha dicho nada a nadie y no sabes que hacer.

-Veo que coges el concepto.

-Gary nunca avisa de cuando tiene pensado irse, pero creo que esta vez se ha pasdo un poco.

-Ya bueno...

Judith abría con parsimonia y confianza la nevera.

-La cosa es que... y el vino de ayer?

-Me lo bebí

-Pero si quedaba casi una botella entera!!

-Tranquila, la mitad la absorvió el parqué, pero o ha quedado marca por suerte para mi.

-Oh, vaya, pues si que estamos en crisis...

-Mucho, un montón...

Judith cerró la necera y se agachó en un armarito donde sacó una botella, siempre tengo vino para las fiestas y celebraciones improvisadas.

Y Judith lo sabía.

Con un movimiento de pericia extraodinaria y el sonido del corcho resbalando en el cristal abrió una botella en un periquete y llenó una copa, volvió a ponerle el corcho y la dejó sobre la mesa.

Tras pegarla un buen sorbo me miró pensativa.

-Y bien?

La miré con los ojos abiertos mientras seguía poniendo mermelada de ciruela (la única que encontré) sobre la superficie del bizcocho.

-Y bien qué?

-Qué planes tenemos?

Le comenté lo poco que había barajado, incluso el plan de encadenarle a la pata de mi cama en tanga.

-Necesitamos un plan mejor...

Ya lo sé.

http://es.youtube.com/watch?v=_dXg6TCUePs

lunes, 2 de febrero de 2009

Blue orchid


Los dias transcurrieron tranquilos, y por fin llegó un poco de calma, sin embargo aún se veía a algún paparazzi distraido, asi que las visitas seguían estando reestringidas.

Maaaal todo.

La cosa es que bueno, la vida sigue, yo seguía asistiendo a las actividades de la parroquia, seguía haciendo casi lo mismo, veia a Judith, veía a todo el mundo, pero en mi mundo de visitas Gary no estaba.

Y empezaba a mosquearme, pero como estaba muy muy muy cantado que al final uno de los dos se iría... sentía que no tenía derecho a ponerme de morros en cierta manera.

Intentaba no ponerme triste, pero la verdad era inminente, nada es para siempre y nuestra relacion tenia una desagradable fecha de caducidad, negarse a ello era bastante necio, y estos altibajos de relacion solo daban velocidad a lo inevitable.

Carl se esforzaba en hacerme visitas junto con los chicos, traian Kish y botellas de lambrusco, que no se porque es un vino muy apreciado por estos lares y merendabamos eso, un poco de tostas con jamon que me mandaba mi madre desde España, unas aceitunas, tortilla de patatas y lo que improvisabamos.

Steve no sabia porque Gary no venia ahora a casa, Judith tampoco, ahora era él quien se quedaba con las niñas y Judith y Matt se venían un rato los sábados a casa para luego irse a un hostal y estar tranquilos. Solo sé que las kish se aposentaban a la altura de mi ombligo de manera irracional y se montaban un adosado de buen rollo.

Los vaqueros empezaban a mirarme mal.

A eso de la una, una noche se fueron todos, tenían un cumpleaños, asi que nada, otra vez sola, con los restos de tortillas, de tostas con paté y mermelada, con mis restos de kish con miles de quesos y mis culos de lambrusco.

Es noche me dio por el tintorro achispado italiano. Y nada, no me resigné a quedarme aburrida y me puse a mirar blogs hasta que encontré uno con una cancion de White Stripes...

La subí a todo volumen y me puse a dar saltos con la botella, ya iba más afectada como para ir achispada asi que tuve que tener algo de cuidado para no comerme más de una vez una mesa, una silla y caerme al suelo.

La cosa es que descubri que en si movia las greñas en plan heavy... el suelo y yo nos volviamos uno, pero sin resignarme, seguí el ritmo de la música en el suelo, como si no importase y pesar de que el vino se derramo en parte en el suelo de madera.

Oí la puerta trasera, asi que casi reptando y sin soltar la botella (lo que dejó un genuino rastro de alcohol que sería el mal profundo para el parqué y del cual mañana me arrepentiría) llegué a la cocina. Allí convine empezar a gatear y aprender de mis congeneres homos erectus intentando retomar mi verticalidad, con más o menso acierto.

Todo era más fácil a gatas...

En la puerta estaba Gary, con cara apenada.

-Eyyyyyyyyy!!!

-Judith no está? Deberíais bajar la música

-No, no está, peeeeeeeeeeero por suerte para ti, yo sí que estoy. Y por suerte para mi, tu también estas.

Sé que no debería beber, cuando bebo me vuelvo un teletubbie en muchas ocasiones. Así que como ya era tarde, y aprovechando la precaria verticalidad, cai sobre el pecho de Gary.

Hogar dulce hogar...

-Elisa yo...

-Mira, no sé que te pasa, y sinceramente me da igual, solo quiero estar contigo y estoy harta de que ahora que me doy cuenta y soy capaz de admitirlo, continuos contratiempos nos lo impidan, quiero decir que los paparazzis, los abogados... por fin podemos ser tu y yo... y todo se va a echar a perder, es que no lo entiendes?

Gary me miró, tenía la cara descompuesta.

-Elisa yo... yo me voy en una semana a EE.UU. Tengo permiso del juez, puesto que es para cumplir un contrato laboral, empiezo un rodaje.

La botella de lambrusco cayó al suelo, no se rompió pero hizo bastante ruido. Yo me separé de él.

-Elisa, lo siento, sé que debí decirtelo, sabias que pasaría esto, en fin, ambos lo sabiamos...

Le miré a los ojos, me solté, cogí la botella del suelo y cerré la puerta de la cocina. Apagué todas las luces de la casa, y quité la música.

Me di cuenta de que la botella estaba vacia, asi que la dejé con los restos de comida encima de la mesa y cogí el resto de una botella de vino blanco.

Me puse a beber en la escalera hasta que me cansé.

http://es.youtube.com/watch?v=cC16j0TlVfA

viernes, 23 de enero de 2009

It's not right but it´s OK


Las abuelas estaban muy ocupadas, no venian muchas de ellas, y las veía por la ventana de arriba de allá para acá.

Es un estres tener que arreglarme para salir en fotos de mi ventana, que tu tía te eche la peta porque "no sales arregladita", es un asco.

Britney, Paris,... las entiendo, lo que no sé es porque buscan esta espectación. También entiendo lo de las gafas enormes, sirven para evitar pintarte como una puerta cuando no te hace ni puta la gracia.

Cuando no me queda más tu tía, salgo, la masa viene hasta mi.

-Cómo estas?

-...

-Como te tomas que Gary ahora no te llame ni mantenga contacto conmigo

Ajá, eso es espionaje.

-Qué te parece lo que ha dicho Tim sobre que teníais una relacion oculta?

No pude evitarlo, y me salió un "Ja!" del alma. Pero es que le siguió una carcajada contenida, tenía que guardar las formas.

-Eso es que no?

Obviamente, pero me he propuesto no contestar.

Llegué a la tienda de la gasolinera y mientras detrás del cristal los flashes no dejeban de saltar.

-Oye, es verdad que te vas?

No me parecía bien contarle nada a la mujer de la gasolinera, porque era bastante maruja y no me daba la gana de alegrarle el día.

Pero es que lo sabía medio peublo ya.

-Seguramente, no se cuando.

-Pues que bien... ahora nos quedamos sin médico.

-Vaya, pensaba que no le caía bien...

-Y no me caes bien, pero haces bien tu trabajo. Nos ahorras un viaje.

Compré el pan y vi las portadas de las revistas del cotilleo... y Gary estaba en varias, además de aparecer en pequeñas ventanitas mi cara... qué poco fotogénica soy. Las miré con detenimiento, los titulares no eran muy positivos, todos se preguntaban si era un maltratador o qué...

-Cómo sienta la fama?

-Si me pagaran por soportar gilipolleces, seguramente que bastante mejor.

Cogí mi pan y mi compra y me fui.

El grupo de flashes y de preguntas absurdas continuó. Me siguió hasta el pub de Doward. El grupo de hombres que leia con el alcalde estaba un poco perplejo de verme ahí, pero ahí estaba.

-Doctora, qué sorpresa...

-Estoy harta de estar en mi casa encerrada Doward, y como vea un flash más juro que me dará una embolia.

Doward sonrió.

-Una pinta?

-Es pronto para mi... Ponme una cocacola...

Doward tenía puesta la tele... adivinais el tema? Miré con desanimo la tele.

-Dicen poca cosa, todos sabemos que no le pegó, no intencionadamente, verdad?

-Pues claro!

-Y es verdad que usted y el tal Tim...?

-Doward, tu te acostarías con alguien como yo si fuera la primera vez que nos viesemos?

Doward puso los ojos como platos y se sonrojó.

-Vale, olvídalo. No, le conocía de nada, lo que pasa es que está picado porque una novia suya le puso los tochos con el tal Tommy o como se llame... es lamentable, necesitar notiriedad por ser tan infantil.

-Ya.

-Huele bien, qué cocinas?

-Un estofado de carne, receta familiar.

-Huele estupendo.

Doward se hincho de orgullo más si podía.

-Vaya, vaya, vaya... he oido que nos deja doctora

El alcalde estaba sentado detrás de mi, en su grupito de sabios.

-Sí, aún no se cuando.

El alcalde no se movió de su sitio.

-perdone que no me levante, pero está claro que hacen fotos a este establecimiento y estoy seguro que si nos acercamos tantos hombres a usted, será portada de revistas... y causa de que duerma en el sofá una temporadita.

-Pues no se acerque, es prescripción médica.

-De acuerdo... Sabe, esto de los periodistas... las mujeres no sé que las pasa, pero estan raras, solo sé que piensan hacer algo, mientras tanto en las reuniones, creo que le gustará saber que hemos votado pro prohibir el uso de cámaras en el pueblo con uso periodistico sin permiso del ayuntamiento.

-Vaya... y quienes han ido a la reunion?

Doward señaló la mesa, esos eran los concejales y el alcalde? Todo el día de junta...

-Se quedá a comer?

-No, levanto el campamento ya. Pasen buen día caballeros.

Y con mi séquito llegué a mi casa.

Al llegar a la puerta de la verja uno de ellos me preguntó.

-Doctora, es verdad que piensan fijar aqui su vivienda ambos para estar juntos?

Me giré, les miré fijamente, sabía que grababan como locos... Sonreí, me acerqué ligeramente a ellos y les susurré.

-Tengan un buen día.

http://es.youtube.com/watch?v=2VFzJLK51cs&feature=related

jueves, 22 de enero de 2009

Piece of me


Al otro lado de la puerta, la prensa, detrás de la vaya de la casa. A este lado yo, en el piso de arriba con Barbara.

Solo se notaba movimiento cuando alguien salía de mi casa o de la de Gary.

-Bueno, parece ser que el colesterol sigue bien, cosa que me alegra mucha Barbara, y veo que a pesar de las navidades, ha perdido hasta un kilito.

- Niña, te vas a ir antes de lo previsto verdad?

No podía mirarla y mentirla, no tenía sentido.

-Sí, he notificado mi decisión, aqui no puedo seguir.

Los días habian pasado pero salir a por el pan, a ver a mis pacientes cualquier cosa era un suplicio, muchos andaban entre mi basura, lo cual era un asco si tenias en cuenta que en la basura solo hay cosas asquerosas... puaj! A uno le tuve que curar una herida con una lata y poner la antitetánica... solo valió para ganarme el apodo de "Santa Mónica".

Los diarios no hablaban mal de mi, pero ponian a Gary como un ogro maltratador, cosa que no era cierta, y yo era una tonta desvalida, que se dedicaba al cuidado de la gente. Lo que aprendió la gente es la vida de esta Santa, que recibia palizas de su esposo, y su hijo convivia en concubinato con una mujer, pero Santa Monica rezó y ambos dejaron de ser crueles con ella, convirtiendose... es un asco de papel, con perdón, porque no es nada mi situación.

-Y que pasará con nosotros?

-Le mandarán un nuevo médico.

-Cuando?

La miré a los ojos, lo que más la aterraba era que otra vez volverían a estar desatendidos, y las urgencias, no tendrían remedio aqui.

-No lo sé, pero ya ve, que aunque esté yo aqui, bueno... Prudence... yo no pude hacer nada.

-Cuidaste de ella, la diste unos días. A veces eso es un mundo... te vas y no sabemos a quien mandarán, si es que traen a alguien... y Gary se irá, porque si no estas aqui, se irá y aunque estes... supongo que con este ajetreo, también debería irse. No me extraña.

-Barbara, si se van los periodistas, yo... podría quedarme, pero es imposible...

-Veremos.

Cuando una mujer tan resuelta como Barbara se pone de pie, abrazando su bolso y dice "veremos" el mundo toma otra perspectiva. No me cabe la menor duda que muchas de las grandes guerras empezaron con mujeres viejas, enjutas cogiendo sus porta objetos o lo que sea y mirando con cara distante mientras decían "veremos"... o sino, debería haber sido así.

Bajaba por la escalera con firmeza "Barbara, te dejas los análisis".

-Sé que estoy perfectamente querida, con eso me basta.

La abrí la puerta y los periodistas la acecharon. Pude ver como los apartaba sin perder el aplomo con grandes aspavientos diciendo "no sea grosero, querido, no me obligue a darle los azotes que su madre debe estar pensando en darle ahora mismo".

El tiempo era lento, y preocupante, las noticias llegaron a España, donde mi familia sufría bastante sin saber que habia pasado. Les conté la historia, se cabrearon bastante, les expliqué que la culpa de todo la tenia el muchacho ese...

"Niña, no se puede ir pegando a la gente", cuando les conté lo de la consulta, mi abuela dijo "bueno, no esta bien... pero tenia que poner más cuidado donde pega".

La violencia estaba siendo justificada, cosa que no tiene justificación, pero eso llenaba mis días, las vecinas nos traian comida, me resultaba indignante que las abuelas me trajeran peso, resultaba clastrofobico todo esto, y con cuidado, y resultados infructuosos, me conseguía escapar a dar las clases de gimnasia, que no dejaban de ser un grupo de mujeres en chandal, hablando de esos "apestosos paparazzi".

Judith no salía mucho, de hecho salía solo a las reuniones, las quedadas de los sabados en mi casa con su marido estaban fuera de lugar ahora que todos nos miraban. Un asco, cuando venia a la gimnasia se hacia la remolona a la hora de irse, nadie era capaz de afrontar todo esto.

-Gary se va a ir, lo sabes, no?

-Sí, por la peli, verdad?

-Intenta adelantar el rodaje, no sea que produccion se eche atrás.

-Mierda

-Qué vas a hacer?

-Nada, no haré nada, porque esencialmente no sé que hacer.

-Está muuuuy abatido con lo que dicen los periodicos, cree que tu puedes pensar lo mismo.

-No he leido nada, no puedo salir a comprarlo.

-Dicen que no ha ido a verte, que qué clase de persona es que te pega, le defiendes y luego pasa de ti.

-Yo sé lo que hay... Sé que no es verdad.

-Creemos que pinchan la linea y todo.

-Bueno, no podreis descargar porno...

Judith suspiró largamente. Nos abrazamos y permanecimos tiradas en el suelo un rato.

-Supongo que esto seguirá asi un rato, y si sigue mucho tiempo... tendré que irme.

-No quiero que te vayas ahora.

-Yo no quiero irme.

http://es.youtube.com/watch?v=ma-pQHqiQlY

martes, 20 de enero de 2009

Paparazzi


Nunca "Puede retirarse" ha sido una frase capaz de producirme tanto bienestar. Lo primero que hice fue salir fuera. Al cerrar la puerta, me senté en un banco de madera no muy lejano y respiré. Frente a mi una vetana enorme bastante alta, entraba luz de fuera.

Paradojicamente hoy estaba bien despejado.

Judith salió miró a ambos lados y terminó encontrándome.

-No ha ido tan mal.

-De veras lo crees?

Realmente no sentía que las cosas habian ido bien, es decir, se habia cuestionado hasta si era buen médico. Eso duele.

-De veras que no tiene sentido todo esto... en serio, que cuanto más lo pienso, menos lo tiene.

-Ahí, te tengo que dar toda la razón- dijo Judith mirandome sonriente- Ya verás, todo puede salir bien.

-Querrás decir todo va a salir bien... no?

-No, porque no te lo puedo asegurar, pero existe la posibilidad, y quiero aferrarme a ella... entramos?

-Prefiero no hacerlo... me voy a casa.

-Estás bien?

-Sí, necesito un poco de aire, eso es todo.

La pirámide de necesidades de Maslow nunca tuvo una teoría encontrada con la ley de Murphy: cuando necesitas algo, lo más probable es que no puedas obtenerlo. Al salir, un aluvión de personas con cámaras, micros, grabadoras y teléfonos se me acercaron al grito de "Es ella!".

Todos me increpaban preguntas sobre si realmente eramos pareja, si me habia saltado mi codigo deontologico para facilitar drogas en Hollywood, si nos ibamos a casar. Y qué hice?

Lo único que se puede hacer en estos casos: correr cual posesa.

Una desventaja tremenda es llevar tacones y tener poca resistencia a la carrera. Pero una ventaja es ser muy rápida, en el colegio era la más veloz de las niñas corriendo y la tercera de mi clase en cómputo total, lo cual era una ventaja considerable.

Así que baje las escaleras como pude y en cuanto vi un hueco, me puse a correr en direccion al coche, sin mirar atrás... Bueno, buscando las llaves se me cayeron, asi que tuve que dar media vuelta mientras una masa enfervorecida de periodistas me perseguían... Conseguí llegar al coche, lo encendí lo más pronto que pude, casi atropello a uno de ellos y salí a la carrera.

En cuanto llegué al pueblo vi que allí, también había, muchos retransmitian desde la taberna, otros desde la puerta.

Entré en la casa, advirtiendo que cualquier inclusión en mi vida privada sería denunciada ante la policía. Y cerré un portazo.

Ya no tenía derecho a salir, no tenía derecho a tener aire... y seguramente lo más fácil sería volverme a casa cuanto antes.

Se acabó el sueño. Ahora de verdad.

http://es.youtube.com/watch?v=6aVP1D6E4vA

Nausea


-A pesar de eso, el acusado entró en su despacho, interrumpió la consulta y agredió a mi cliente... Donce le deja a usted como experta y doctora.

-La consulta estaba más que terminada, le habia recetado lo que podía recetarle.

-Y le dejó que le agrediese.

-Disculpe, no dí permiso a nadie y de hecho, he recibido golpes por interponerme ante una pelea...

-Perdone, perdone... recuerdeme, usted está bajo juramento, verdad?

Me quedé perpleja.

-Sí.

-No es cierto, que el acusado zarandeo a mi cliente escaleras abajo, donde usted no pudo hacer nada, por separarlos?

Miré a Gary, y luego a Judith que tenia las manos en posicion de rezo.

-Sí.

-Y no es cierto, que cuando bajó, el acusado había aumentado su irascibilidad ante un periodista gráfico y pretendió agredirle, mientras usted estaba en el suelo?

-Sí...

-Y cuando usted llegó cuantos golpes cree exactamente que evitó?

-Bueno, el más fuerte seguro.

La gente rió timidamente, el juez tuvo que llamar al orden.

- De todos modos, no es verdad, doctora que los médico colaboran los unos entre otros?

Hice un gesto de negación con la cabeza rápido, no sabía a donde quería ir a parar.

-Sí, para la diagnosis sobre todo.

-Alguna vez más, por ejemplo para cambiar las diagnosis erroneas.

-Alguna vez ha pedido colaboración?

-A especialistas, en mi pais es normal no dar un veredicto hasta que se está seguro, asi que he derivado a especialistas para completar la información.

-Y para cambiarla?

-Y para cambiarla, efectivamente.

-Y ha protegido a algún compañero? Es decir, ha realizado un diagnóstico erroneo diciendo que era cierto?

Le miré con odio.

-Nunca y espero que eso no sea una acusación.

-Bueno, expliqueme, como se distingue un golpe casual de una paliza.

-Bueno, un golpe casual, por ejemplo, un moraton?

-Por ejemplo

-Si se da con un objeto, es más definido, depende de muchas causas, pero bueno, tiene una forma definida, no es lo mismo un escalon, de caida, que un golpe con una mano.

-Y hay alguna manera de esconder golpes?

-A primera vista sí, pero con una cámara de fotos forense se ve bajo la piel la acumulacion de sangre, que no se puede ver... en sitios como el cuero cabelludo es más dificil sino hay herida...

-Usted se ha sentido alguna vez... amenazada por el acusado?

-No, pero si me lo pregunta, sí por su defendido.

-Señorita- dijo el juez- no emita valoraciones, por favor.

-perdón.

-Y no es casual que haya tenido una recuperación rápida? Es posible que su médico haya protegido al acusado?

-Bueno... eso es explicable.

-Sí?

-Cortisona, me pusieron una inyeccion para que no estuviese mucho de baja.

-Y no protegería a Gary si le agrediese?

-Seguramente tendría arañazos defensivos, y algún golpe mio, creame, no me quedaría quieta. Pídale que se suba las mangas.

-Pero usted ha admitido que quiere estar con él, no sería la primera mujer que defiende a un hombre para estar con él.

-Pídale al acusado que suba las mangas.

-Y como sé que a él nole ha recetado también cortisona?

-Porque la cortisona no se administra así como así, porque con una cámara, le vuelvo a decir, se pueden ver golpes bajo su piel y porque aún así con esa cámara se verían perfectamente porque llevarían un proceso de restauración.

-Cuanto hace que no vive con el acusado?

-Unas cuantas semanas.

-Y cree que si le hubiese agredido, se verían esas marcas ahora?

Miré a Judith, era el único consuelo que tenía...

-No, no se verían.

-No hay más preguntas.

Steve se puso de pie ipso facto.

-Cuando fue la última vez que vió al acusado, es decir cuando fue la última vez que pisó su casa?

-Hace una semana.

-Tiene usted cortisona en casa?

-Sí.

-Cree que él podría inyectarla él solo?

-No creo, no sin tener experiencia previa.

-Y estuvo solo en su despacho?

-No.

-Como lo sabe?

-Porque estuve todo el tiempo con él.

-Eso no es suficiente, hay alguna manera de demostrarlo?

- Sí, es demostrable, en parte.

La gente me miró.

-Se puede demostrar que mantuve hace poco relaciones sexuales, dado que no guardo el preservativo, no puedo demostrar que fue con él, pero puedo demostrar en parte esa teoría.

-Protesto, elementa la demostración en un hecho circunstancial.

-Señoría, mi cliente no televisa sus encuentros sexuales, como el resto de los presentes.

-Denegada.

-No hay más preguntas...

-Letrado, alguna pregunta más?

-No, me reservo el derecho de llamar a la testigo más adelante si hace falta.

Diooooooos, no me digas que puedo volver a sufrir esto otra vez...

http://es.youtube.com/watch?v=_zlr9DZAlj8&feature=channel

viernes, 16 de enero de 2009

Guess I´m doing fine


Turno del otro bando. Se levantó un hombre mayor, ataviado como el resto.

-Usted la primera noche que conoció a mi cliente, le pareció un hombre atractivo?

-Sí, he de reconocer que sí.

-Pero usted estaba con Gary esa noche.

-Efectivamente.

-Y porque si usted estaba con Gary, dio esperanzas a Tim.

-Perdón?

-Dijo que le llamaría...

-Porque es lo que se dice, pero tenía claro que era con Gary con quien queria estar.

-O sea que le dió esperanzas a sabiendas de que...

-Perdone, es que no entiendo que quiere decir con esperanzas?

-Limitese a contestar.

Mire al juez.

-Concrete letrado.

-Señoría, la doctora pensó que podría coquetear con dos hombres sin que eso no supusiese nada, pero como ella misma ha declarado, una mujer anteriormente engañó a estos dos hombres, esa relación dejó muy marcado a mi cliente y por ello estamos aqui, estoy seguro de que ella pensó que podría repetir la jugada.

-Protesto, es una conjetura.

-Se acepta la protesta.

-Solo dije que me era agradable, que me lo pasé bien hablando con él y que era posible que algun dia tomasemos algo, pero eso no significa que fuera a tener relaciones con él.

-Pero sí con el actorcito, no?

-Protesto, es insultante.

-Sí, quería tenerlas con Gary, porque le quería...

-Señorita, no tenía que contestar a eso... -dijo el juez sonriento.

Hice una mueca bastante compleja. Ya la has cagado. Vaya por Dios, seguí mirando mi bolso.

-A pesar de eso, y todo, aceptó su tarjeta... y dice que la perdió.

-Sí.

-Y como la perdió?

-Se me cayó por la ventanilla del coche.

-Vaya hombre, que cosas, no?

-..........

-Doctora, a pesar de eso, y de ver que él tenía unas claras intenciones le atendió en su consulta.

-Si no lo hubiese hecho, no sería una profesional, me alegaba una serie de sintomas.

-Solo un dolor de garganta.

-Base de muchas molestias complicadas.

-Como...

-Anginas, faringitis, laringitis...

-Vaya y con un palito se ve?

-Con una exploracion se ve parte del problema.

-Y usted cree que mi cliente estaba realmente enfermo?

-Sinceramente creo que estaba fingiendo.

-Y porque cree que fingia mi cliente?

-Supongo que para que le atendiese y para llamar la atención.

- Y sabiendo que usted no quería nada y que era bastante obvio que él solo quería algo, usted, en vez de derivarle a su médico, le atendió.

-Y sino le hubiese atendido podría haberme denunciado por negligencia médica.

-Limítese a contestar.

Crucé los brazos muy incómoda, ya no iba ganando.

-Sí, le atendí.

-Usted cree que si le hubiese dicho que no, él hubiese seguido insistiendo?

-Quizá no en ese momento, pero no me cabe duda...

-Yyyyy por lo tanto su agresión a mi cliente hubiese sido innecesaria.

-En absoluto.

-Cómo dice?

-Su cliente tiene un grave problema de tolerancia a la frustración, sino hubiese sido la que le hubiese agredido, en mi opinión como profesional, alguien lo hubiese hecho. Y es mejor que lo haga una profesional de medicina, que lo haga cualquier otra persona.

-Usted es psicóloga? Es psiquiatra?

-No, pero...

- Señoría, ruego que no conste esta valoración en el caso.

-Se acepta.

- Prosigamos, el acusado entró en una consulta ocupada, si el grito hubiese sido proferido por una inyeccion, o por algo doloroso o molesto, él también hubiese entrado?

-No sé, supongo...

-Con lo cual usted, como facultativa no puede garantizar la intimidad de sus enfermos.

-Sí, puedo.

-Acaba de decir que supone que el acusado hubiese entrado...

-Si el grita es su cliente. Su cliente ha dado muestras de tener poca capacidad de obediencia hacia una figura femenina, el resto de mis pacientes, si gritan, no son molestados, tienen privacidad completa.

-Señoría, está haciendo una inferencia sobre el comportamiento de mi cliente. Ruego no conste en acta.

-Protesto señoría, la doctora ha cursado asignaturas de psicología para saber qué comportamientos pueden ser patológicos, y el cliente, sí ha dado muestras de no tener problemas con la imagen femenina de mando, pero sí con respetar a la doctora.

El juez meditó en silencio.

-Constará, pero de ahora en adelante, intente ceñirse a la realidad, doctora.

-Lo haré señoria.

Ese tipo me estaba poniendo realmente negra. Miré a Gary mientras el letrado bebía de un vaso de cristal que tenía en la mesa. Su mirada era fría, como si yo no fuese yo, sino una simple doctora.

Estaba claro, ahí arriba estaba sola, nadie defendería el culo... tenía que salvarme de esa jauría de chacales, porque sino, Gary caería conmigo.

http://es.youtube.com/watch?v=Oj5EvUTyi7Q&feature=channel

Don't lie


El juez entró con un sequito de personas con pelucón, me di cuenta de que Gary estaba también sentado con Steve con toga negra y pelucón. Me llamarón, me puse tan nerviosa que era como si todo el inglés que sabia se hubiese ido por el desagüe.

Debi tomarme una tila. Judith me miro al ver que no reaccionaba me ordenó con la cabeza que fuese al estrado. Me levanté, me compuse y traté de ser lo más elegante posible, pero me tropecé y aunque no me cai, todo mi estilo se fue con mi inglés...

Tras un sentarme en un estrado de madera, el juez me miró y dijo "Es usted catolica?".

-Sí, soy católica.

Me trajeron una Biblia y juré sobre ella, el primero en preguntar fue Steve.

-Puede decir su nombre a la sala?

Manoseaba nerviosa mi bolso, asi que dije mi nombre casi para el cuello de mi camisa.

-Podría hablar un poco más alto, por favor?

Cerré los ojos y suspiré. Esto era por Gary.

Abri los ojos, miré a todos y dije firmemente mi nombre.

-Díganos, conoce usted a Timothy Stevenson?

- A quien?

-A Tim- señalo a Tim, que también llevaba un pelucón.

-Omh, sí a él, sí le conozco un poco.

-Díganos donde le conoció.

-Bueno, estaba en un bar con Gary...

-El señor Gary Adrian...

-Sí, ese Gary, yo fui al baño, mientras él estaba con unos amigos, y cuando salí me abordó, intentó ligar conmigo.

-Protesto, está haciendo una suposición.

Miré al juez "me dió su tarjeta, solo que la tiré porque no me apetecía llamarle".

-Eso no demuestra nada señoría.

-Se acepta, prosiga doctora.

Asentí.

-Me abordó, hablamos, hablamos, me dio su tarjeta y me fui.

-De qué hablaron?

-De que estaba molesto con Gary, por lo visto una chica salió con Gary y con... este señor (no iba a quedar bien que no me acordase del nombre), y sigue molesto con Gary.

-Protesto, no procede.

-Procede señoría, estamos hablando de la honorabilidad de mi cliente, intentamos demostrar que las continuas molestias no solo le han ocasionado más molestias a mi defendido que al denunciante, y que su busqueda ha sido incesante para poder manchar la fama y la imagen del mismo.

-Doctora... cómo sabe eso?

-Bueno, ambos me lo dijeron.

-Los dos?

Asentí como si fuera una niña buena. La verdad, estar por debajo de ese señor tan viejo y con pelucon me hizo sentir eso.

-Vaya, pues si que... Prosiga abogado.

-Despues, cuanto tardó en volver a verle?

Mmmmmmm... pueeeeeees, espere que lo piense... Tardó un par de días en presentarse en mi casa despues de eso, vino a mi casa diciendo que le dolia la garganta si mal no recuerdo.

-Protesto señoria, está basando la confianza médico paciente.

-Me besó en la consulta sin mi aprovación.- Dije mirando al juez.

-Doctora, no conteste hasta que no se le pregunte, por favor- dijo sonriendo.- Ha ido a ver a una doctora que no le corresponde con una excusa pobre, denegada.

- Dice usted que la besó?

-Sí, tenía a varias personas y subió a mi consulta, porque está en un piso superior... -miré de nuevo al juez- puedo contar la consulta rutinaria?

-Veremos si debe constar.

-Bueno, entró, me preguntó porque no le llamé, le dije que perdí su tarjeta. Y le examiné la garganta. No tenía nada, mientras le examiné, obviamente me tengo que acercar para ello, el me agarró y me besó.

-Y usted que hizo?

-Le golpee con las rodillas en los testiculos.

Toda la sala se quedó en un tenebroso silencio.

-No cree que había otra manera de... disuadirle?

-Intenté zafarme, pero es mucho más corpulento y fuerte que yo, asi que no puede hacer más que intentar zafarme como podía.

-Qué paso despues?

-Le examiné la garganta, como no vi nada relevante, le receté unas pastillas sin medicamento, solo de menta, para aclarar la voz. Gary entró, le dije que me habia besado y por eso le agredí y el... bueno, por seguridad intentó disuadirle, porque me gritó.

Miré a Gary.

-Gary le sacó de la casa, tropecé y me caí, y cuando vi que se estaban pegando en la calle reparé que había un paparazzi en la calle, intenté separarlos y en estas me lleve un golpe que no iba para mi.

-No hay más preguntas.

http://es.youtube.com/watch?v=FVvYTIojDF8&feature=channel

martes, 13 de enero de 2009

My spirit will go on


Tras retocarme el brillo de labios y verme en el espejo, la imagen que proyectaba de mi no era tan mala, era de secretaria eficiente-un poco comehombres, pero eficiente al fin y al cabo-.

-Bueno, pues ya está.

Metí el brillo en el bolso, y con paciencia conduje mi cuerpo serrano hasta el coche. Preferí ir con paciencia y buscar un sitio donde tomarme una tila antes que quedarme en casa, me pase mucho tiempo dando vueltas en la cama y no podia dormir como es debido, asi que me levante como mucha antelacion.

Esos días, Gary habia oido de todo, se le habia tachado de todo y hoy... yo iba a tener que aclarar muchas cosas. Todos, como cuando pasaba algo tenso en el pueblo, se aglomeraban en el bar de Doward, donde hice una parada.

-Doward, dame una botellita de agua, por favor.

-Se va pronto, doctora.

-Ya sí, estoy bastante nerviosa, no quería llegar tarde.

Doward se dio la vuelta a buscar una botellita de agua. Todo estaba en silencio, cuando me di la vuelta, Mc Phee con tres hombres más leian su periódico en silencio, con una taza de te en la mesa.

-Buenos días señor alcalde.

Bajó el periódico y asomço sus ojos, tras las gafitas.

-Ohm, hola Elisa, al juzgado?

-Sí, allá vamos.

-Te deseo mucha suerte, a ver si Gary puede demostrar que en esta tierra solo tenemos a hombres de bien.

-Sí...

Pensé en continuar la conversacion, pero Mc Phee irguió el papel y se volvio a concentrar en el periódico. Me di la vuelta Doward sonreía.

-No se lo tengas en cuenta, si no leen, no tienen tema hasta que volvais. Mucha suerte doctora.

-Muchas gracias Doward, eres estupendo.

Doward pareció sonrojarse detras de su barba y salí a fuera, seguía haciendo frio.

No sabía muy bien qué música poner ni que decir, asi que marché en silencio al juzgado. Me costó mucho trabajo y tiempo encontrar donde aparcar.

Al llegar alli, me perdí un poco en los pasillos, pero bueno, al final encontré a Steve, que iba elegantmente ataviado con un traje en color azul marino y una corbata en rosa muy bonita.

-Has venido pronto.

-No podía dormir.

-No será tan dificil.

-No me asusta la dificultad, me asusta el resultado, me asusta que no vaya a resultar y que todo se joda por mi culpa... y me voy a buscar una cafeteria para tomarme una tila.

-Mmm, no creo que puedas, la mas cercana te pilla a dos calles y Gary hace 20 minutos que se fue a por un cafe y debe estarcon Juan Valdés, porque sino no me lo explico...

Vya por Dios, y yo sin tilita...

Como el azúcar es el alimento del cerebro, encontré una maquina de refrescos y zumos, aposté por un zumo de piña, no estaba muy frio y me lo tomé mientras miraba por la ventana con parsimonia. Los pasillos retumbaban con los tacones de los zapatos de firma de las personas que por allí pululaban.

Al pronto alguien se sentó a mi lado, miré de manera distraida y estaba mirando al punto donde abstraje mi mente.

-Era Tod.

-Buenos días doctora.

-Sí, sí... lo que tu digas Tod...

Me levanté y me fui a otro banco.

-Es Tim!

Me puse a hacer caras de manera instintiva "Es Tim, ñañañañañaña", anda y que te la pique un pollo! No puedo estar cerca de él, cada vez que recuerdo que me besó sin MI permiso, que ha estado tonteando para joder a Gary, que no duermo con él por SU culpa.

-En serio-dijo levantándose y acercándose a mi- es tan dificl para una doctora no acordarse de mi nombre?

- Esto es acoso a una testigo y lo utilizaré en tu contra.

-Esto no consta como tal...

Se quedó a mi lado un rato, mirándome y yo solo miraba a mi zumo, pasando olimpicamente de él y preguntándome que clase de persona era. Hasta que pareció darse por vencido y se levantó.

-Tanto le odias?

-Perdona?- dijo dándose la vuelta

-Tan convencido estás del amor de ella y tanto odio le tienes que no te importa utilizarme para joderle? Te importa tan poco a la gente a la que te lleves por medio?

-El fin justifica los medios

-Me estas justificando que te mate a balazos...

Sonrio ampliamente, se iba a sentar de nuevo en su sitio, pero demarqué que no le permitiría nada más poniendo el zumo en el asiento.

Captó la indirecta y se fue...

Tras un buen rato, Steve se me acercó.

-Elisa, tenemos que entrar.

Estaba profundamente desanimada, si la cosa no salía bien, sé que al final Gary podría odiarme, al fin y al cabo, todo empezó porque le di coba a un psicópata.

Porque hay tanto suelto sin cartelito señalizador?

-Sí, entramos en una sala, de madera, y me senté al fondo, con tal de pasar desapercibida, por un momento me arrepentí de llevr ese traje.

Judith iba a sentarse delante... se lo pensó y vino a mi lado, al ver mi cara descompuesta no puedo evitar preguntar si estaba bien.

Obviamente no lo estaba, obviamente la dije que dije que si. Me cogió la mano "sal ahi y arrancale la cabeza a ese mal nacido".

Jo, con el carácter escocés.

http://www.youtube.com/watch?v=8hoM2IboEfA