Punto en boca

viernes, 23 de enero de 2009

It's not right but it´s OK


Las abuelas estaban muy ocupadas, no venian muchas de ellas, y las veía por la ventana de arriba de allá para acá.

Es un estres tener que arreglarme para salir en fotos de mi ventana, que tu tía te eche la peta porque "no sales arregladita", es un asco.

Britney, Paris,... las entiendo, lo que no sé es porque buscan esta espectación. También entiendo lo de las gafas enormes, sirven para evitar pintarte como una puerta cuando no te hace ni puta la gracia.

Cuando no me queda más tu tía, salgo, la masa viene hasta mi.

-Cómo estas?

-...

-Como te tomas que Gary ahora no te llame ni mantenga contacto conmigo

Ajá, eso es espionaje.

-Qué te parece lo que ha dicho Tim sobre que teníais una relacion oculta?

No pude evitarlo, y me salió un "Ja!" del alma. Pero es que le siguió una carcajada contenida, tenía que guardar las formas.

-Eso es que no?

Obviamente, pero me he propuesto no contestar.

Llegué a la tienda de la gasolinera y mientras detrás del cristal los flashes no dejeban de saltar.

-Oye, es verdad que te vas?

No me parecía bien contarle nada a la mujer de la gasolinera, porque era bastante maruja y no me daba la gana de alegrarle el día.

Pero es que lo sabía medio peublo ya.

-Seguramente, no se cuando.

-Pues que bien... ahora nos quedamos sin médico.

-Vaya, pensaba que no le caía bien...

-Y no me caes bien, pero haces bien tu trabajo. Nos ahorras un viaje.

Compré el pan y vi las portadas de las revistas del cotilleo... y Gary estaba en varias, además de aparecer en pequeñas ventanitas mi cara... qué poco fotogénica soy. Las miré con detenimiento, los titulares no eran muy positivos, todos se preguntaban si era un maltratador o qué...

-Cómo sienta la fama?

-Si me pagaran por soportar gilipolleces, seguramente que bastante mejor.

Cogí mi pan y mi compra y me fui.

El grupo de flashes y de preguntas absurdas continuó. Me siguió hasta el pub de Doward. El grupo de hombres que leia con el alcalde estaba un poco perplejo de verme ahí, pero ahí estaba.

-Doctora, qué sorpresa...

-Estoy harta de estar en mi casa encerrada Doward, y como vea un flash más juro que me dará una embolia.

Doward sonrió.

-Una pinta?

-Es pronto para mi... Ponme una cocacola...

Doward tenía puesta la tele... adivinais el tema? Miré con desanimo la tele.

-Dicen poca cosa, todos sabemos que no le pegó, no intencionadamente, verdad?

-Pues claro!

-Y es verdad que usted y el tal Tim...?

-Doward, tu te acostarías con alguien como yo si fuera la primera vez que nos viesemos?

Doward puso los ojos como platos y se sonrojó.

-Vale, olvídalo. No, le conocía de nada, lo que pasa es que está picado porque una novia suya le puso los tochos con el tal Tommy o como se llame... es lamentable, necesitar notiriedad por ser tan infantil.

-Ya.

-Huele bien, qué cocinas?

-Un estofado de carne, receta familiar.

-Huele estupendo.

Doward se hincho de orgullo más si podía.

-Vaya, vaya, vaya... he oido que nos deja doctora

El alcalde estaba sentado detrás de mi, en su grupito de sabios.

-Sí, aún no se cuando.

El alcalde no se movió de su sitio.

-perdone que no me levante, pero está claro que hacen fotos a este establecimiento y estoy seguro que si nos acercamos tantos hombres a usted, será portada de revistas... y causa de que duerma en el sofá una temporadita.

-Pues no se acerque, es prescripción médica.

-De acuerdo... Sabe, esto de los periodistas... las mujeres no sé que las pasa, pero estan raras, solo sé que piensan hacer algo, mientras tanto en las reuniones, creo que le gustará saber que hemos votado pro prohibir el uso de cámaras en el pueblo con uso periodistico sin permiso del ayuntamiento.

-Vaya... y quienes han ido a la reunion?

Doward señaló la mesa, esos eran los concejales y el alcalde? Todo el día de junta...

-Se quedá a comer?

-No, levanto el campamento ya. Pasen buen día caballeros.

Y con mi séquito llegué a mi casa.

Al llegar a la puerta de la verja uno de ellos me preguntó.

-Doctora, es verdad que piensan fijar aqui su vivienda ambos para estar juntos?

Me giré, les miré fijamente, sabía que grababan como locos... Sonreí, me acerqué ligeramente a ellos y les susurré.

-Tengan un buen día.

http://es.youtube.com/watch?v=2VFzJLK51cs&feature=related

jueves, 22 de enero de 2009

Piece of me


Al otro lado de la puerta, la prensa, detrás de la vaya de la casa. A este lado yo, en el piso de arriba con Barbara.

Solo se notaba movimiento cuando alguien salía de mi casa o de la de Gary.

-Bueno, parece ser que el colesterol sigue bien, cosa que me alegra mucha Barbara, y veo que a pesar de las navidades, ha perdido hasta un kilito.

- Niña, te vas a ir antes de lo previsto verdad?

No podía mirarla y mentirla, no tenía sentido.

-Sí, he notificado mi decisión, aqui no puedo seguir.

Los días habian pasado pero salir a por el pan, a ver a mis pacientes cualquier cosa era un suplicio, muchos andaban entre mi basura, lo cual era un asco si tenias en cuenta que en la basura solo hay cosas asquerosas... puaj! A uno le tuve que curar una herida con una lata y poner la antitetánica... solo valió para ganarme el apodo de "Santa Mónica".

Los diarios no hablaban mal de mi, pero ponian a Gary como un ogro maltratador, cosa que no era cierta, y yo era una tonta desvalida, que se dedicaba al cuidado de la gente. Lo que aprendió la gente es la vida de esta Santa, que recibia palizas de su esposo, y su hijo convivia en concubinato con una mujer, pero Santa Monica rezó y ambos dejaron de ser crueles con ella, convirtiendose... es un asco de papel, con perdón, porque no es nada mi situación.

-Y que pasará con nosotros?

-Le mandarán un nuevo médico.

-Cuando?

La miré a los ojos, lo que más la aterraba era que otra vez volverían a estar desatendidos, y las urgencias, no tendrían remedio aqui.

-No lo sé, pero ya ve, que aunque esté yo aqui, bueno... Prudence... yo no pude hacer nada.

-Cuidaste de ella, la diste unos días. A veces eso es un mundo... te vas y no sabemos a quien mandarán, si es que traen a alguien... y Gary se irá, porque si no estas aqui, se irá y aunque estes... supongo que con este ajetreo, también debería irse. No me extraña.

-Barbara, si se van los periodistas, yo... podría quedarme, pero es imposible...

-Veremos.

Cuando una mujer tan resuelta como Barbara se pone de pie, abrazando su bolso y dice "veremos" el mundo toma otra perspectiva. No me cabe la menor duda que muchas de las grandes guerras empezaron con mujeres viejas, enjutas cogiendo sus porta objetos o lo que sea y mirando con cara distante mientras decían "veremos"... o sino, debería haber sido así.

Bajaba por la escalera con firmeza "Barbara, te dejas los análisis".

-Sé que estoy perfectamente querida, con eso me basta.

La abrí la puerta y los periodistas la acecharon. Pude ver como los apartaba sin perder el aplomo con grandes aspavientos diciendo "no sea grosero, querido, no me obligue a darle los azotes que su madre debe estar pensando en darle ahora mismo".

El tiempo era lento, y preocupante, las noticias llegaron a España, donde mi familia sufría bastante sin saber que habia pasado. Les conté la historia, se cabrearon bastante, les expliqué que la culpa de todo la tenia el muchacho ese...

"Niña, no se puede ir pegando a la gente", cuando les conté lo de la consulta, mi abuela dijo "bueno, no esta bien... pero tenia que poner más cuidado donde pega".

La violencia estaba siendo justificada, cosa que no tiene justificación, pero eso llenaba mis días, las vecinas nos traian comida, me resultaba indignante que las abuelas me trajeran peso, resultaba clastrofobico todo esto, y con cuidado, y resultados infructuosos, me conseguía escapar a dar las clases de gimnasia, que no dejaban de ser un grupo de mujeres en chandal, hablando de esos "apestosos paparazzi".

Judith no salía mucho, de hecho salía solo a las reuniones, las quedadas de los sabados en mi casa con su marido estaban fuera de lugar ahora que todos nos miraban. Un asco, cuando venia a la gimnasia se hacia la remolona a la hora de irse, nadie era capaz de afrontar todo esto.

-Gary se va a ir, lo sabes, no?

-Sí, por la peli, verdad?

-Intenta adelantar el rodaje, no sea que produccion se eche atrás.

-Mierda

-Qué vas a hacer?

-Nada, no haré nada, porque esencialmente no sé que hacer.

-Está muuuuy abatido con lo que dicen los periodicos, cree que tu puedes pensar lo mismo.

-No he leido nada, no puedo salir a comprarlo.

-Dicen que no ha ido a verte, que qué clase de persona es que te pega, le defiendes y luego pasa de ti.

-Yo sé lo que hay... Sé que no es verdad.

-Creemos que pinchan la linea y todo.

-Bueno, no podreis descargar porno...

Judith suspiró largamente. Nos abrazamos y permanecimos tiradas en el suelo un rato.

-Supongo que esto seguirá asi un rato, y si sigue mucho tiempo... tendré que irme.

-No quiero que te vayas ahora.

-Yo no quiero irme.

http://es.youtube.com/watch?v=ma-pQHqiQlY

martes, 20 de enero de 2009

Paparazzi


Nunca "Puede retirarse" ha sido una frase capaz de producirme tanto bienestar. Lo primero que hice fue salir fuera. Al cerrar la puerta, me senté en un banco de madera no muy lejano y respiré. Frente a mi una vetana enorme bastante alta, entraba luz de fuera.

Paradojicamente hoy estaba bien despejado.

Judith salió miró a ambos lados y terminó encontrándome.

-No ha ido tan mal.

-De veras lo crees?

Realmente no sentía que las cosas habian ido bien, es decir, se habia cuestionado hasta si era buen médico. Eso duele.

-De veras que no tiene sentido todo esto... en serio, que cuanto más lo pienso, menos lo tiene.

-Ahí, te tengo que dar toda la razón- dijo Judith mirandome sonriente- Ya verás, todo puede salir bien.

-Querrás decir todo va a salir bien... no?

-No, porque no te lo puedo asegurar, pero existe la posibilidad, y quiero aferrarme a ella... entramos?

-Prefiero no hacerlo... me voy a casa.

-Estás bien?

-Sí, necesito un poco de aire, eso es todo.

La pirámide de necesidades de Maslow nunca tuvo una teoría encontrada con la ley de Murphy: cuando necesitas algo, lo más probable es que no puedas obtenerlo. Al salir, un aluvión de personas con cámaras, micros, grabadoras y teléfonos se me acercaron al grito de "Es ella!".

Todos me increpaban preguntas sobre si realmente eramos pareja, si me habia saltado mi codigo deontologico para facilitar drogas en Hollywood, si nos ibamos a casar. Y qué hice?

Lo único que se puede hacer en estos casos: correr cual posesa.

Una desventaja tremenda es llevar tacones y tener poca resistencia a la carrera. Pero una ventaja es ser muy rápida, en el colegio era la más veloz de las niñas corriendo y la tercera de mi clase en cómputo total, lo cual era una ventaja considerable.

Así que baje las escaleras como pude y en cuanto vi un hueco, me puse a correr en direccion al coche, sin mirar atrás... Bueno, buscando las llaves se me cayeron, asi que tuve que dar media vuelta mientras una masa enfervorecida de periodistas me perseguían... Conseguí llegar al coche, lo encendí lo más pronto que pude, casi atropello a uno de ellos y salí a la carrera.

En cuanto llegué al pueblo vi que allí, también había, muchos retransmitian desde la taberna, otros desde la puerta.

Entré en la casa, advirtiendo que cualquier inclusión en mi vida privada sería denunciada ante la policía. Y cerré un portazo.

Ya no tenía derecho a salir, no tenía derecho a tener aire... y seguramente lo más fácil sería volverme a casa cuanto antes.

Se acabó el sueño. Ahora de verdad.

http://es.youtube.com/watch?v=6aVP1D6E4vA

Nausea


-A pesar de eso, el acusado entró en su despacho, interrumpió la consulta y agredió a mi cliente... Donce le deja a usted como experta y doctora.

-La consulta estaba más que terminada, le habia recetado lo que podía recetarle.

-Y le dejó que le agrediese.

-Disculpe, no dí permiso a nadie y de hecho, he recibido golpes por interponerme ante una pelea...

-Perdone, perdone... recuerdeme, usted está bajo juramento, verdad?

Me quedé perpleja.

-Sí.

-No es cierto, que el acusado zarandeo a mi cliente escaleras abajo, donde usted no pudo hacer nada, por separarlos?

Miré a Gary, y luego a Judith que tenia las manos en posicion de rezo.

-Sí.

-Y no es cierto, que cuando bajó, el acusado había aumentado su irascibilidad ante un periodista gráfico y pretendió agredirle, mientras usted estaba en el suelo?

-Sí...

-Y cuando usted llegó cuantos golpes cree exactamente que evitó?

-Bueno, el más fuerte seguro.

La gente rió timidamente, el juez tuvo que llamar al orden.

- De todos modos, no es verdad, doctora que los médico colaboran los unos entre otros?

Hice un gesto de negación con la cabeza rápido, no sabía a donde quería ir a parar.

-Sí, para la diagnosis sobre todo.

-Alguna vez más, por ejemplo para cambiar las diagnosis erroneas.

-Alguna vez ha pedido colaboración?

-A especialistas, en mi pais es normal no dar un veredicto hasta que se está seguro, asi que he derivado a especialistas para completar la información.

-Y para cambiarla?

-Y para cambiarla, efectivamente.

-Y ha protegido a algún compañero? Es decir, ha realizado un diagnóstico erroneo diciendo que era cierto?

Le miré con odio.

-Nunca y espero que eso no sea una acusación.

-Bueno, expliqueme, como se distingue un golpe casual de una paliza.

-Bueno, un golpe casual, por ejemplo, un moraton?

-Por ejemplo

-Si se da con un objeto, es más definido, depende de muchas causas, pero bueno, tiene una forma definida, no es lo mismo un escalon, de caida, que un golpe con una mano.

-Y hay alguna manera de esconder golpes?

-A primera vista sí, pero con una cámara de fotos forense se ve bajo la piel la acumulacion de sangre, que no se puede ver... en sitios como el cuero cabelludo es más dificil sino hay herida...

-Usted se ha sentido alguna vez... amenazada por el acusado?

-No, pero si me lo pregunta, sí por su defendido.

-Señorita- dijo el juez- no emita valoraciones, por favor.

-perdón.

-Y no es casual que haya tenido una recuperación rápida? Es posible que su médico haya protegido al acusado?

-Bueno... eso es explicable.

-Sí?

-Cortisona, me pusieron una inyeccion para que no estuviese mucho de baja.

-Y no protegería a Gary si le agrediese?

-Seguramente tendría arañazos defensivos, y algún golpe mio, creame, no me quedaría quieta. Pídale que se suba las mangas.

-Pero usted ha admitido que quiere estar con él, no sería la primera mujer que defiende a un hombre para estar con él.

-Pídale al acusado que suba las mangas.

-Y como sé que a él nole ha recetado también cortisona?

-Porque la cortisona no se administra así como así, porque con una cámara, le vuelvo a decir, se pueden ver golpes bajo su piel y porque aún así con esa cámara se verían perfectamente porque llevarían un proceso de restauración.

-Cuanto hace que no vive con el acusado?

-Unas cuantas semanas.

-Y cree que si le hubiese agredido, se verían esas marcas ahora?

Miré a Judith, era el único consuelo que tenía...

-No, no se verían.

-No hay más preguntas.

Steve se puso de pie ipso facto.

-Cuando fue la última vez que vió al acusado, es decir cuando fue la última vez que pisó su casa?

-Hace una semana.

-Tiene usted cortisona en casa?

-Sí.

-Cree que él podría inyectarla él solo?

-No creo, no sin tener experiencia previa.

-Y estuvo solo en su despacho?

-No.

-Como lo sabe?

-Porque estuve todo el tiempo con él.

-Eso no es suficiente, hay alguna manera de demostrarlo?

- Sí, es demostrable, en parte.

La gente me miró.

-Se puede demostrar que mantuve hace poco relaciones sexuales, dado que no guardo el preservativo, no puedo demostrar que fue con él, pero puedo demostrar en parte esa teoría.

-Protesto, elementa la demostración en un hecho circunstancial.

-Señoría, mi cliente no televisa sus encuentros sexuales, como el resto de los presentes.

-Denegada.

-No hay más preguntas...

-Letrado, alguna pregunta más?

-No, me reservo el derecho de llamar a la testigo más adelante si hace falta.

Diooooooos, no me digas que puedo volver a sufrir esto otra vez...

http://es.youtube.com/watch?v=_zlr9DZAlj8&feature=channel

viernes, 16 de enero de 2009

Guess I´m doing fine


Turno del otro bando. Se levantó un hombre mayor, ataviado como el resto.

-Usted la primera noche que conoció a mi cliente, le pareció un hombre atractivo?

-Sí, he de reconocer que sí.

-Pero usted estaba con Gary esa noche.

-Efectivamente.

-Y porque si usted estaba con Gary, dio esperanzas a Tim.

-Perdón?

-Dijo que le llamaría...

-Porque es lo que se dice, pero tenía claro que era con Gary con quien queria estar.

-O sea que le dió esperanzas a sabiendas de que...

-Perdone, es que no entiendo que quiere decir con esperanzas?

-Limitese a contestar.

Mire al juez.

-Concrete letrado.

-Señoría, la doctora pensó que podría coquetear con dos hombres sin que eso no supusiese nada, pero como ella misma ha declarado, una mujer anteriormente engañó a estos dos hombres, esa relación dejó muy marcado a mi cliente y por ello estamos aqui, estoy seguro de que ella pensó que podría repetir la jugada.

-Protesto, es una conjetura.

-Se acepta la protesta.

-Solo dije que me era agradable, que me lo pasé bien hablando con él y que era posible que algun dia tomasemos algo, pero eso no significa que fuera a tener relaciones con él.

-Pero sí con el actorcito, no?

-Protesto, es insultante.

-Sí, quería tenerlas con Gary, porque le quería...

-Señorita, no tenía que contestar a eso... -dijo el juez sonriento.

Hice una mueca bastante compleja. Ya la has cagado. Vaya por Dios, seguí mirando mi bolso.

-A pesar de eso, y todo, aceptó su tarjeta... y dice que la perdió.

-Sí.

-Y como la perdió?

-Se me cayó por la ventanilla del coche.

-Vaya hombre, que cosas, no?

-..........

-Doctora, a pesar de eso, y de ver que él tenía unas claras intenciones le atendió en su consulta.

-Si no lo hubiese hecho, no sería una profesional, me alegaba una serie de sintomas.

-Solo un dolor de garganta.

-Base de muchas molestias complicadas.

-Como...

-Anginas, faringitis, laringitis...

-Vaya y con un palito se ve?

-Con una exploracion se ve parte del problema.

-Y usted cree que mi cliente estaba realmente enfermo?

-Sinceramente creo que estaba fingiendo.

-Y porque cree que fingia mi cliente?

-Supongo que para que le atendiese y para llamar la atención.

- Y sabiendo que usted no quería nada y que era bastante obvio que él solo quería algo, usted, en vez de derivarle a su médico, le atendió.

-Y sino le hubiese atendido podría haberme denunciado por negligencia médica.

-Limítese a contestar.

Crucé los brazos muy incómoda, ya no iba ganando.

-Sí, le atendí.

-Usted cree que si le hubiese dicho que no, él hubiese seguido insistiendo?

-Quizá no en ese momento, pero no me cabe duda...

-Yyyyy por lo tanto su agresión a mi cliente hubiese sido innecesaria.

-En absoluto.

-Cómo dice?

-Su cliente tiene un grave problema de tolerancia a la frustración, sino hubiese sido la que le hubiese agredido, en mi opinión como profesional, alguien lo hubiese hecho. Y es mejor que lo haga una profesional de medicina, que lo haga cualquier otra persona.

-Usted es psicóloga? Es psiquiatra?

-No, pero...

- Señoría, ruego que no conste esta valoración en el caso.

-Se acepta.

- Prosigamos, el acusado entró en una consulta ocupada, si el grito hubiese sido proferido por una inyeccion, o por algo doloroso o molesto, él también hubiese entrado?

-No sé, supongo...

-Con lo cual usted, como facultativa no puede garantizar la intimidad de sus enfermos.

-Sí, puedo.

-Acaba de decir que supone que el acusado hubiese entrado...

-Si el grita es su cliente. Su cliente ha dado muestras de tener poca capacidad de obediencia hacia una figura femenina, el resto de mis pacientes, si gritan, no son molestados, tienen privacidad completa.

-Señoría, está haciendo una inferencia sobre el comportamiento de mi cliente. Ruego no conste en acta.

-Protesto señoría, la doctora ha cursado asignaturas de psicología para saber qué comportamientos pueden ser patológicos, y el cliente, sí ha dado muestras de no tener problemas con la imagen femenina de mando, pero sí con respetar a la doctora.

El juez meditó en silencio.

-Constará, pero de ahora en adelante, intente ceñirse a la realidad, doctora.

-Lo haré señoria.

Ese tipo me estaba poniendo realmente negra. Miré a Gary mientras el letrado bebía de un vaso de cristal que tenía en la mesa. Su mirada era fría, como si yo no fuese yo, sino una simple doctora.

Estaba claro, ahí arriba estaba sola, nadie defendería el culo... tenía que salvarme de esa jauría de chacales, porque sino, Gary caería conmigo.

http://es.youtube.com/watch?v=Oj5EvUTyi7Q&feature=channel

Don't lie


El juez entró con un sequito de personas con pelucón, me di cuenta de que Gary estaba también sentado con Steve con toga negra y pelucón. Me llamarón, me puse tan nerviosa que era como si todo el inglés que sabia se hubiese ido por el desagüe.

Debi tomarme una tila. Judith me miro al ver que no reaccionaba me ordenó con la cabeza que fuese al estrado. Me levanté, me compuse y traté de ser lo más elegante posible, pero me tropecé y aunque no me cai, todo mi estilo se fue con mi inglés...

Tras un sentarme en un estrado de madera, el juez me miró y dijo "Es usted catolica?".

-Sí, soy católica.

Me trajeron una Biblia y juré sobre ella, el primero en preguntar fue Steve.

-Puede decir su nombre a la sala?

Manoseaba nerviosa mi bolso, asi que dije mi nombre casi para el cuello de mi camisa.

-Podría hablar un poco más alto, por favor?

Cerré los ojos y suspiré. Esto era por Gary.

Abri los ojos, miré a todos y dije firmemente mi nombre.

-Díganos, conoce usted a Timothy Stevenson?

- A quien?

-A Tim- señalo a Tim, que también llevaba un pelucón.

-Omh, sí a él, sí le conozco un poco.

-Díganos donde le conoció.

-Bueno, estaba en un bar con Gary...

-El señor Gary Adrian...

-Sí, ese Gary, yo fui al baño, mientras él estaba con unos amigos, y cuando salí me abordó, intentó ligar conmigo.

-Protesto, está haciendo una suposición.

Miré al juez "me dió su tarjeta, solo que la tiré porque no me apetecía llamarle".

-Eso no demuestra nada señoría.

-Se acepta, prosiga doctora.

Asentí.

-Me abordó, hablamos, hablamos, me dio su tarjeta y me fui.

-De qué hablaron?

-De que estaba molesto con Gary, por lo visto una chica salió con Gary y con... este señor (no iba a quedar bien que no me acordase del nombre), y sigue molesto con Gary.

-Protesto, no procede.

-Procede señoría, estamos hablando de la honorabilidad de mi cliente, intentamos demostrar que las continuas molestias no solo le han ocasionado más molestias a mi defendido que al denunciante, y que su busqueda ha sido incesante para poder manchar la fama y la imagen del mismo.

-Doctora... cómo sabe eso?

-Bueno, ambos me lo dijeron.

-Los dos?

Asentí como si fuera una niña buena. La verdad, estar por debajo de ese señor tan viejo y con pelucon me hizo sentir eso.

-Vaya, pues si que... Prosiga abogado.

-Despues, cuanto tardó en volver a verle?

Mmmmmmm... pueeeeeees, espere que lo piense... Tardó un par de días en presentarse en mi casa despues de eso, vino a mi casa diciendo que le dolia la garganta si mal no recuerdo.

-Protesto señoria, está basando la confianza médico paciente.

-Me besó en la consulta sin mi aprovación.- Dije mirando al juez.

-Doctora, no conteste hasta que no se le pregunte, por favor- dijo sonriendo.- Ha ido a ver a una doctora que no le corresponde con una excusa pobre, denegada.

- Dice usted que la besó?

-Sí, tenía a varias personas y subió a mi consulta, porque está en un piso superior... -miré de nuevo al juez- puedo contar la consulta rutinaria?

-Veremos si debe constar.

-Bueno, entró, me preguntó porque no le llamé, le dije que perdí su tarjeta. Y le examiné la garganta. No tenía nada, mientras le examiné, obviamente me tengo que acercar para ello, el me agarró y me besó.

-Y usted que hizo?

-Le golpee con las rodillas en los testiculos.

Toda la sala se quedó en un tenebroso silencio.

-No cree que había otra manera de... disuadirle?

-Intenté zafarme, pero es mucho más corpulento y fuerte que yo, asi que no puede hacer más que intentar zafarme como podía.

-Qué paso despues?

-Le examiné la garganta, como no vi nada relevante, le receté unas pastillas sin medicamento, solo de menta, para aclarar la voz. Gary entró, le dije que me habia besado y por eso le agredí y el... bueno, por seguridad intentó disuadirle, porque me gritó.

Miré a Gary.

-Gary le sacó de la casa, tropecé y me caí, y cuando vi que se estaban pegando en la calle reparé que había un paparazzi en la calle, intenté separarlos y en estas me lleve un golpe que no iba para mi.

-No hay más preguntas.

http://es.youtube.com/watch?v=FVvYTIojDF8&feature=channel

martes, 13 de enero de 2009

My spirit will go on


Tras retocarme el brillo de labios y verme en el espejo, la imagen que proyectaba de mi no era tan mala, era de secretaria eficiente-un poco comehombres, pero eficiente al fin y al cabo-.

-Bueno, pues ya está.

Metí el brillo en el bolso, y con paciencia conduje mi cuerpo serrano hasta el coche. Preferí ir con paciencia y buscar un sitio donde tomarme una tila antes que quedarme en casa, me pase mucho tiempo dando vueltas en la cama y no podia dormir como es debido, asi que me levante como mucha antelacion.

Esos días, Gary habia oido de todo, se le habia tachado de todo y hoy... yo iba a tener que aclarar muchas cosas. Todos, como cuando pasaba algo tenso en el pueblo, se aglomeraban en el bar de Doward, donde hice una parada.

-Doward, dame una botellita de agua, por favor.

-Se va pronto, doctora.

-Ya sí, estoy bastante nerviosa, no quería llegar tarde.

Doward se dio la vuelta a buscar una botellita de agua. Todo estaba en silencio, cuando me di la vuelta, Mc Phee con tres hombres más leian su periódico en silencio, con una taza de te en la mesa.

-Buenos días señor alcalde.

Bajó el periódico y asomço sus ojos, tras las gafitas.

-Ohm, hola Elisa, al juzgado?

-Sí, allá vamos.

-Te deseo mucha suerte, a ver si Gary puede demostrar que en esta tierra solo tenemos a hombres de bien.

-Sí...

Pensé en continuar la conversacion, pero Mc Phee irguió el papel y se volvio a concentrar en el periódico. Me di la vuelta Doward sonreía.

-No se lo tengas en cuenta, si no leen, no tienen tema hasta que volvais. Mucha suerte doctora.

-Muchas gracias Doward, eres estupendo.

Doward pareció sonrojarse detras de su barba y salí a fuera, seguía haciendo frio.

No sabía muy bien qué música poner ni que decir, asi que marché en silencio al juzgado. Me costó mucho trabajo y tiempo encontrar donde aparcar.

Al llegar alli, me perdí un poco en los pasillos, pero bueno, al final encontré a Steve, que iba elegantmente ataviado con un traje en color azul marino y una corbata en rosa muy bonita.

-Has venido pronto.

-No podía dormir.

-No será tan dificil.

-No me asusta la dificultad, me asusta el resultado, me asusta que no vaya a resultar y que todo se joda por mi culpa... y me voy a buscar una cafeteria para tomarme una tila.

-Mmm, no creo que puedas, la mas cercana te pilla a dos calles y Gary hace 20 minutos que se fue a por un cafe y debe estarcon Juan Valdés, porque sino no me lo explico...

Vya por Dios, y yo sin tilita...

Como el azúcar es el alimento del cerebro, encontré una maquina de refrescos y zumos, aposté por un zumo de piña, no estaba muy frio y me lo tomé mientras miraba por la ventana con parsimonia. Los pasillos retumbaban con los tacones de los zapatos de firma de las personas que por allí pululaban.

Al pronto alguien se sentó a mi lado, miré de manera distraida y estaba mirando al punto donde abstraje mi mente.

-Era Tod.

-Buenos días doctora.

-Sí, sí... lo que tu digas Tod...

Me levanté y me fui a otro banco.

-Es Tim!

Me puse a hacer caras de manera instintiva "Es Tim, ñañañañañaña", anda y que te la pique un pollo! No puedo estar cerca de él, cada vez que recuerdo que me besó sin MI permiso, que ha estado tonteando para joder a Gary, que no duermo con él por SU culpa.

-En serio-dijo levantándose y acercándose a mi- es tan dificl para una doctora no acordarse de mi nombre?

- Esto es acoso a una testigo y lo utilizaré en tu contra.

-Esto no consta como tal...

Se quedó a mi lado un rato, mirándome y yo solo miraba a mi zumo, pasando olimpicamente de él y preguntándome que clase de persona era. Hasta que pareció darse por vencido y se levantó.

-Tanto le odias?

-Perdona?- dijo dándose la vuelta

-Tan convencido estás del amor de ella y tanto odio le tienes que no te importa utilizarme para joderle? Te importa tan poco a la gente a la que te lleves por medio?

-El fin justifica los medios

-Me estas justificando que te mate a balazos...

Sonrio ampliamente, se iba a sentar de nuevo en su sitio, pero demarqué que no le permitiría nada más poniendo el zumo en el asiento.

Captó la indirecta y se fue...

Tras un buen rato, Steve se me acercó.

-Elisa, tenemos que entrar.

Estaba profundamente desanimada, si la cosa no salía bien, sé que al final Gary podría odiarme, al fin y al cabo, todo empezó porque le di coba a un psicópata.

Porque hay tanto suelto sin cartelito señalizador?

-Sí, entramos en una sala, de madera, y me senté al fondo, con tal de pasar desapercibida, por un momento me arrepentí de llevr ese traje.

Judith iba a sentarse delante... se lo pensó y vino a mi lado, al ver mi cara descompuesta no puedo evitar preguntar si estaba bien.

Obviamente no lo estaba, obviamente la dije que dije que si. Me cogió la mano "sal ahi y arrancale la cabeza a ese mal nacido".

Jo, con el carácter escocés.

http://www.youtube.com/watch?v=8hoM2IboEfA

lunes, 12 de enero de 2009

Love you madly


El sexo es un catalizador de la pareja y quien diga lo contrario miente. Lo acelera todo, las rupturas y las consolidaciones, porque no puedes compartir algo tan intimo si la cosa no se dirige donde quieras: sea al fracaso o a la victoria, sea lo que sea que signifique eso en tus planes.

El caso es que tras estar desnuda y tapada junto a Gary que estaba tumbado con mi barbilla en su pecho, me preguntaba que además de un calentón extraordinario que habiamos tenido, esto tenía que llevarnos a algun lado.

A donde?

-Y tu?

-Yo que?- dijo mientras jugaba con mi pelo

-Yo te quiero... y tu?

-Ja! Y despues de esto lo preguntas, como sois las mujeres!

Hay momentos que los hombres no saben que existen, pero son las conversaciones trampa, las montan las madres con sus hijos, las novias con sus novios, las esposas con sus esposos y solo tienen un respuesta, por cada horquilla de preguntas, válida, cualquier otra respuesta desencadenará lo que el hombre podría tomar como un ataque nuclear sin preaviso y solo tendrá ganas de tocar retirada y salir a caballo al más puro estilo wester americano.

Le miré fijamente, obviamente ñeeeeeeeeeeeeeeec, no era la respuesta correcta. Pruebe otra vez.

-Lo nuestro era peligroso antes Elisa, pero ahora, ahora no sé como afrontaré la separación, ya que también te quiero, te quiero de verdad.

Esto suponen 100 puntos y el paso directo a la siguiente ronda.

-Me alegro, estos dias han sido terribles sin ti.

-Me lo dice que la que ha estado en una fiesta y en un partido de hombres grandes y fornidos, si te lo has pasado como una enana!

-Bueno, me faltaba mi hombre grande y fornido favorito.

Le besé la tripa y sonrió.

Lo que decía, catarsis.

Volvamos a la ronda dos.

-Pero parece que si Carl no te hubiese dicho lo que dije, tu no me lo hubieses dicho.

-No seguramente.

Ñeeeeeeeeeeeeec. Mirada de reprovacion, intentelo de nuevo, por favor.

-No quiero hacerte la ida más dificil, sé cuan dificil será para mi, pero mis sentimientos son mios y me tengo que hacer cargo de ellos, no puedo responsabilizarme de hacerte daño, no... me gustas mucho, mucho y no puedo hacerte esto.

Muuy bien, los jueces del concurso están gratamente satisfechos con dicha contestación.

-Y si no te lo hubiese dicho Carl, si te hubieses enterado por mi...

-Bueno, me hubiese gustado más que ser el último mono en enterarme.

-Bueno, solo lo saben 3 personas...

-No, antes que yo lo saben un tio que te deja trajes sexies, otro que ha venido emocionadisimo a comentarme que debia entrar aqui y "darte lo tuyo"- nos reimos con la expresion- mi hermana mientras que me enteraba al mismo tiempo que mi cuñado, y mis sobrinas... muy romantico, sin duda... Ah y mi abogado, que no me ha impedido "darte lo tuyo".

-Vaya, gracias?

-Un placer.

-Bueno y ahora que?

-Qué quieres decir?

-Volverás a casa de Judith, verdad?

Se mostró pensativo, no sabía que decir, no habia caido en eso, ni el ni yo.

-Supongo... pronto pasará esto, sé que es muy duro, yo no quiero irme, en serio, me gustaria pasarme la noche aqui y decirte lo que significa para mi.

-Bueno... podrías? podrías...?

-Qué?

-Podrías asomarte a la ventana esta noche, como el otro día?

Me cogió y me llevó hasta el él, me aferro con tanta fuerza que pensaba que se me iban a romper las vertebras...

-Lo que quieras.

Vaya, somos una pareja, supongo que es oficial... bueno, judicialmente, somos dos hippies...

Tengo que comprarle este traje a Charlenne

http://www.youtube.com/watch?v=s8qsCpLxPPo

PYT


-Mmmm creo que el traje de pantalón te queda mucho mejor.

-Sí, pero esa blusa...

-Tenemos que hacer algo con esa blusa.

Carl y Judith, Judith y Carl, habian hecho un frente común con respecto a verme como una mujer respetable en el tribunal, dado que:

1º.- Soy española, los britanicos se piensan que somos mujeres muy facilonas y un tanto ligeritas de cascos... empiezo sentirme como las suecas de las películas de los 60, solo me falta una banda sonora cuya letra se componga de "dabadabadaba" de fondo.

2º.- He vivido en concubinato con Gary, nadie se escandaliza por eso, pero es una estrella, un grado bajo de compromiso sería de dudar, es como si fuese por sus dineros... Qué vive en mi casa! aunque no esmia, realmente...

3º.- Soy mujer y desconfiar de mis artes de sucubo es gratis...

4º.- Solo Dios sabe cuanto daño han hecho las series de médicos a la imagen de las mujeres casaderas que viven en concubinato con una carrera de medicina.

Maaaal todo. Asi que Judith y Carl estaban intentando volverme Ally Mcbeal, y por un momento pensaba que iban a contratar Wonda Sheppard para que me cantara eso de "I've been down this rooooaaaaad..." y toda la pesca.

Tocando fondo.

El problema es que ese traje lo convinaba con camisetas divertidas y la única blusa blanca respetable que encontramos era una de Judith de cuando las hombreras era tendencia absoluta.

O sea, cuando Locomia molaba. Y el resultado era con traje y hombreras podría decir eso de "Disco Ibiza Locomia, Moda Ibiza Locomia" sin que nadie me chistase.

Todo terrible. De todos modos, aunque le amputaramos las hombreras, la blusa seguía siendo un esperpento, del cual me sobraba un palmo por todas partes...

-Bueno, y que hacemos?

Seguía apostando por mi camiseta blanca con la corbata de Howards pintada, pero Carl me miró como si fuese un basilisco y decidí claudicar.

-Mmmmm, tenemos que ver a alguien que nos podrá ayudar. Peero esto nos costará muy caro, bueno, a mi esencialmente.

Le miramos sin saber muy bien... Pero el nos arrastró con mi camiseta y poco más hacia el coche.

Cuando quisimos darnos cuenta estabamos en un bar espectaculo Gay, de variedades, y nos fuimos directos a la trastienda del espectaculo. Ahi encontramos a un hombre enorme sin maquillar con una redecilla en el pelo unas alpargatas de cuadritos y una bata de seda negra muy mona. En el escenario se encendieron unos focos y sonaba alguien cantando como There's no bussines like show bussiness. No le reconocía para nada al hombre de la redecilla, pero el caso es que me sonaba de algo.

-Charlenne, perdona.-Clarooo era Charlenne!

-Carl? Carl! Esto es un lio, nada sale a derechas, la nueva chica de la limpieza se ha tomado demasiado en serio su trabajo y mira, no se ha donde ha puesto la mitad de mis cosméticos! Y encima tengo que soportar a ese gato mojado, no lo oyes? Hola niñas!

-Te acuerdas de Elisa?

-Si, sentaos queridas, os ofrecería algo de beber, pero solo sé donde hay un barril de cerveza añeja que no le daría ni a la chica de la limpieza. Y eso que merece morir en estos momentos.

Nos sentamos.

-Estamos en crisis, al chico de Elisa le van a acusar de maltrato, pero no es así.

-Seguroooo? -Alargó la o todo lo que pudo, como si pronunciase esa vocal con un tirabuzon.

-Me acosaba un tipo y el le quiso apartar a puñetazos, el tipo se apartó y me dio a mi y el tipo le denunció.

-Vaya!

-El caso es que tiene este traje de rayas (lo sacó de una bolsa de plástico de Zara que traje de Españ y lo mostró) y esa camiseta es lo más serio que tiene.

-Buff, nena con eso te comen en el tribunal. Espera, no me extraña que vengas Carl, lo que me extraña es que no vengas gritando socorro desde el pueblo de Elisa, yo lo haría.

Charlenne, o el hombre que llevaba fuera, estaba muy lejos para ver los aspavientos que Carl hacia para menospreciar los comentarios de Charlenne.

-Traaaaanquilas, tengo aqui de todo, vamos a dejar a los jueces dando palmitas con las orejas, ya lo vereis.

Saco cosa así de unos 4 trajes, a cada cual más espectacular.

Uno de chaqueta y falda que bien podía haber sido heredado de Dita Von Thesse, (si hubiese medido mínimo dos palmos más), otro de chaqueta más tipo blazer, y pantalones algo anchos, que tras revisar la etiqueta vimos que era un Carolina Herrera, sacó otro en color Burdeos oscuro, que enseguida descartamos, por el color y otro negro, con camisa blanca y una corbata negra muy estrecha, parecía de Valentino.

Fue mi primera decision, me estaba un poco largo, pero esencialmente me estaba bien.

-Bueno niña, esto te lo retoco con cuatro puntadas, aqui donde me ves di corte y confeccion y muchos de los arreglos a estos trapitos me los he hecho yo sola.

-Jo, gracias Charlenne, no sé como agradecertelo,bueno, quiero decir, es muy generoso dejarme el traje.

-Ya bueno, es que soy todo caridad, ya me lo dijo Donna Karan "Charlenne, este mundo necesita más gente como tu".

Carl hizo otro hábil aspaviento de "está como una cabra" con el dedo en su frente.

-De todos modos, espero que sea verdad y que no sea un farsante que te pega.

-No, nunca podría mentir en eso.

-Más te vale, mi padre pegaba a mi madre, y nunca le perdonaré aquello y si me entero que una de mis joyas cae en manos de una desaprensiva...

-Charlenne, le quiero y le respeto, si hiciese eso, no podría respetarle.

Todos me miraron.

-Le quieres? Oh, Dios Mio!

Carl estaba casi que se emocionaba. Ala, ya salió, ya era oficial, hasta para mi, le quiero, soy una pringada.

Al volver a casa, Carl nos contó que Charlenne estuvo un tiempo en la carcel por haber devuelto una paliza impresionante a su padre, por dejar ingresada a su madre con la misma. Desde entonces, nunca quería hablar de esos temas, pero era impresionante como habia sacado el tema de una manera tan sencilla. Y como nos habia ayudado tan facilmente.

-No te quepa duda que un día se lo cobrará en una cena gratis en mi restaurante el dia que peor me venga...

Sonreimos, me dejaron en la puerta de mi casa y Judith y Carl se fueron a casa de Judith para secuestrar a Steve y comer algo. Según entró pude oir al bocazas de Carl diciendo "Oh, Gary, cuanto me alegro por ti, eres un hombre absolutamente afortunado".

Espero que se lo tome así.

En un ataque de coquetería me probé el traje con música y la verdad, me sentía genial, un poco entre Annie Lennox en un remake de Sweet Dreams y Michael Jackson en Moonwalker.

Pero más sexy, donde iba a parar. Me puse unos zapatos que tenia con tacon muy monos y sencillos en negro (que gran acierto comprar todo mi calzado en negro). Y me di un paseo recorriendo todos los espejos y cristales de la casa con aire resuelto, y mirandome con picardía como niña con vestido nuevo.

Es una tontería pero me hizo sentir algo más poderosa, y necesitaba esa sensacion, al fin y al cabo necesitaba el aire de médico resuelta, no soy de Anatomia de Grey, pero soy independiente, soy resuelta, soy sexy, soy... Estupenda.

-Me gusta.

Me di la vuelta y estaba Gary, con unos vaqueros, una camiseta y una chaqueta de punto.

-Vaya -sonrei sonrojada- gracias.

Caminó hacia mi.

-Esto es que sabes ya... Carl te lo ha contado.

-Sí, pero hasta que no me lo digas tu... no cuenta.

-Bueno, pues eso que me he dado cuenta de que... bueno, no sé que dice tu abogado de esto?

-Steve no dice nada hoy.

-Bueno, pues que me he dado cuenta, quizá lo intuía de alguna manera antes, y bueno es más que probable...

-Por el amor de Dios Elisa!!! Debe haber una manera más simple.

-Vale! Esta bien! Esta bien!! Yo...

Le miré a los ojos.

Cerré los mios y miré al suelo "bueno, yo te quiero, qué pasa?".

-Qué pasa? Qué pasa? Cómo puedes ser tan chula?

Me abrazó y me besó con fuerza e intensidad.

http://www.youtube.com/watch?v=PLgRjEC6VGg

White flag


-Estas bien?

En golpe en el techo del coche no es que fuese muy fuerte, pero hizo retumbar los cristales del mismo.

-Eh?

-Tomaré eso como un no.

El trayecto me lo pasé medio apoltronada en el asiento, Steve encendió el aparato de música del coche. Sonaba algo como ambiental, tipo Dido o algo así.

Solo podía ver como las potentes luces del coche rendían la oscuridad, mientras el cielo se mostraba amenazador.

-Como está Gary?

Steve no me miraba, seguía con la actitud que hubiese tenido cualquier corredor de formula 1 disputando un premio,firme y competitivo.

-Solo quiero saber si está bien, las últimas veces estaba muy preocupado por esto.

-Está bien.

El motor, apesar de su potencia, sonaba suave.

-Si Carl... si esto le hubiese pasado a Carl, si Carl fuese yo... tu te hubieses separado de Carl?

La potencia del coche se incrementó sensiblemente.

Steve no contestó.

El camino fue muy silencioso, pensé que Steve no quería comentar nada que me pudiese hacer cambiar la opinión que mantenía de Gary, quizá todo fuese mejor asi, pensando que es mejor esta fría distancia, sin más informacion que me pueda volver loca desde mi posicion, desde mi perspectiva de desinformada. Y sinceramente, eso me preocupaba mucho.

Pronto llegamos a casa. Steve paró el coche. Tras un pequeño forcejeo con el cinturon de seguridad, me solté, me acerqué para besar la mejilla de Steve.

-Has sido muy amable acercándome a casa, me lo he pasado muy bien. Y gracias por soportar mis preguntas.

Me levanté, no sin cierta dificultad y salí del coche y cuando iba a cerrar la puerta, Steve me miró y dijo "No"

-Perdona?

-A tu pregunta, no dejaría a Carl solo, nunca, prefiero que me maten a dejarle solo y que nos separen. Le quiero y me da igual lo que me pase pero no me separía de él.

-Ahm, gracias.

Bueno, pues es un grado, mi reaccion es normal por tanto.

Al llegar por la noche fui un poco pegando tumbos por la escalera, lo cual es un peligro, hastaque descubres que tienes manos, y brazos y que los puedes apoyar en los escalones.

Vuelves al estadio simio, pero mejor que al estadio despeñada por las escaleras.

Al estar en el baño no pude evitar pensar en Gary, tras lavarme los dientes, me asomé a la ventana.

Para mi sorpresa él también estaba asomado, estaba ahí y se quedó sorprendido por verme en la misma situación que el.

Se le veía con dificultad, era una noche oscura. Saludé con la mano, él también saludo. Nos quedamos un buen rato hasta que el puso una de sus grandes manos en el cristal, me sentí muy idiota pero le imité.

Estuvimos un buen rato en esa postura. Es un asco, pero fue algo más reconfortante.

http://www.youtube.com/watch?v=NMB4xtnFlvo

viernes, 9 de enero de 2009

Walk Away


Decidí hascer caso a Carl, no tenía nada que hacer porque los sabados eran de Judith t Mark y yo los pasaba con las niñas, pero como una andaba con un resfriado tremendo, pues Judith decidió quedarse.

-Si te entra miedo, le sube mucho la fiebre o algo asi, me llamas y vengo corriendo.

-No será necesario, es una niña, las niñas tienen fiebre y las mamas pastillitas y jarabes. Vete con tus superhombres fornidos y musculosos.

Mientras decía eso, Gary bajaba por la escalera, me echó una mirada triste como si no pudiese salir.

-Quizá no sea buena idea.

-Y qué vas a hacer, deprimirte en casa, Elisa por el amor de Dios, o te vas con esas locas o te bajo a rastras!

Como no la miraba a ella intuyó por donde iban los tiros.

-Te echa de menos, pero es lo único que puedes hacer, intenta salvarte tu, mientras se salva él.

Cogí mi coche y con mucho cuidadito conduje a Edimburgo, tras dar cosa así de cuarto de hora de vueltas, encontré donde aparcar y donde estaba el bar.

El bar era como una antigua cafetería francesa, todo de hierro y cristal y estaba superpoblado de tios grandes, podría decir que tambien musculosos, pero no todos era musculosos, todos eran grandes, y punto, era lo único que tenían en común.

-Elisaaaaa! Aqui, Elisa!!!

Carl vino corriendo pegando saltitos.

-Ey Carl, ya he llegado, no veas qu odisea para encontrar aparcamiento.

-Sí, ha venido mucha gente, estoy supercontento!!! Tony, ponle un margarita a Elisa, proque tomarás un margarita con nosotros?

-Sí, bueno...- dije quitandome el abrigo con dificultad entre el gentio.

El bar estaba ambientado con luces rojas quele daban un aspecto lejos de lo hortera, era cálido, había grandes palmeras y las paredes estaban pintadas en colores cálidos con esponja, haciendo detalles muy bonitos, en el techo había una cenefa de escayola de frutas y angelitos y tras la barra donde un chico muy alto, y bastante delgaducho, un enorme espejo con detalles forjados en metal.

-Este sitio es precioso Carl.

-Verdad? Es mi pequeño, me hice un curso, bueno, un curso, todos los cursos de alimentacion que pude, y me gasté lo que tenían mis padres ahorrado para mi universidad en esto, ellos no estaban muy contentos en un principio, pero como funciona y no soy un muerto de hambre, pues son felices, además, si quieren un título universitario pienso darselo con el matrimonio. Soy un poco Scarlett

-Scarlett?

-La O'Hara niña! Tony, está esa margarita?

Tony le puso una guinda pinchda en una sombrillita de papel malva.

-Lista su margarita señorita.

-Muchas gracias Tony.

-Bueno,bueno, bueno- Carl me pasó el brazo por el hombro- cuéntame pequeña, las cosas no van bien, verdad?

-TANTO SE NOTA?- el tono de la voz se me disparó, pero la música disco amortiguaba mi tono de pollo descabezado

-Si las cosas fuesen bien estarías haciendo cosas con tu hombre, no aqui con un atajo de musculos inservibles para ti, chica- dijo haciendo aspavientos con el cuello.

-Cuando me iba me pasé por casa de su hermana, tiene a una de sus hijas con fiebre, dije que iba a venir, y el me miró triste, me ha mandado una nota en una semana para decirme que me echa de menos, supongo que en una persona tan... silenciosa con sus cosas, es un logro.

Carl se paró, me puso las manos en los hombros, situandome frente a él y puso una terrible cara de pena.

-Mi niña, eso es muy triste, pero no te preocupes, todo saldrá bien, mi Steve no me miente nunca y me ha dicho que hay posibilidades y si dice que las hay es que las hay, asi que te vas a divertir, y vas a beber y te lo vas a pasar de muerte.

-Carl, eres una puta que nos ha dejado tiradas- Un travesti que parecía más mujer que yo le increpó, estaba ataviado con espectacular vestido corte audrey en terciopelo rojo, el terciopelo tenia como ondas en el dibujo, era espectacular.

-Búscate un hombre, Elisa, te presento a Charlenne, trabaja en el espectáculo, tiene un club de varietes.

-Encantada, tu traje es sencillamente increible, si me permites la observación.

-Este? Un dolce y gabanna querida, una adquisicion, regalo de Dolce, Dolce y yo somos grandes amigos.

Carl me volvió a cobijar bajo su hombro "disculpa Charl, le voy a presentar a más gente a mi amiga", se dió la vuelta y buscó a otro grupo, cuando estabamos lo bastante lejos Carl me susurró en el oído "lo compró en Ebay, nunca ha salido de este país, asi que dudo mucho que conozca a otro Dolce que no sea el que tiene aposentado en su culo operado".

Miré a Carl con los ojos desorbitados por el comentario, se limitó a seguir andando y mirar hacia delante con amplia sonrisa. Nos fuimos a un grupo de hombres especialmente corpulentos.

-Estos son Teddy, Rusty y Victor, Teddy y Rusty estan en nuestro equipo de rugby y Victor canta opera de manera profesional, esperemos que le llamen pronto para hacer Tosca, estamos muy emocionados.

Victor era un hombre enorme y musculoso, era un trapecio con patas y cabecita rubia, se daba un aire a Terminator, pero con traje.

-Esta es Elisa, es doctora y es la que se llevó la leche en el caso que está llevando mi Steve.

Vaya, todo el mundo me veía como la damnificada, vi como sus miradas se clavaban en mis mejillas.

-Nada, fue un golpe limpio, no hay cicatriz ni nada, está todo perfecto, lo peor fisicamente pasó.

-Elisa encantados de conocerte, eres médico verdad?

-Sí, lo soy...

-Mira, es que me ha salido un bulto aqui, que me duele una barbaridad.

-Rusty, no empezarás, disculpale, es que es muy aprensivo, al limite de hipocondriaco. Rsuty, comportate.

-Bueno, puedo verlo, aunque no estoy de servicio y la luz no es muy buena.

Rusty en un movimiento preciso sacó el movil del bolsillo y se apuntó al cuello, todo apuntaba a que era una verruga normal y corriente.

-Nada, una verruga.

-Qué horror!

-Bueno, esto se puede eliminar perfectamente, no hace falta mucho intringulis. Si te pasas mañana por mi consulta, no tendrás que pedir hora y será un momento.

-Uy, pues fenomenal, me puedo pasar por la tarde?

-Rusty siempre tienes que estar armándola-siseó Teddy

-Nooo, no es problema, mejor, asi me entretengo, no tengo nada de trabajo últimamente, y me aburro bastante. Pero la verdad me choca que con un deporte tan agresivo como el que haceis me vengas preocupado por una verruga.

-Mi hermana tuvo un cáncer de piel, se curó, pero somo algo aprensivos.

-Oh, vaya, lo siento.

-Demasiado Rusty-señaló Teddy con los brazos cruzados a la altura del pecho.

-De todos modos, por la mañana tenemos partido, si quieres lo ves, sería fantástico.

Miré a Carl, que entrecerró los ojos y asintió.

-Si, la verdad es que me encantaría.

-Hecho, pero abrigate, se pasa frio si estas sentada en el palco.

Como Teddy, Rusty y Victor se iban a la cama pronto, unos por partido, otros por la voz, decidí quedarme un poco más con Carl, al poco de irse los tres y darme sus tarjetas (definitivamente tengo que hacerme unas tarjetas en condiciones), Steve llegó, solo que con el atuendo informal casi ni le reconocía.

-Ey, Steve- vale, tras el tercer margarita iba algo achispada... bastante.

-Elisa? Qué haces tu aqui?

-Ligar esta claro que no... pasar el tiempo, no puedo ver a Gary, y la verdad, en el pueblo no hay mucho que hacer, Carl me invitó y bueno, pero tranquilo, creo que me voy a mi casita ya, mañana Teddy, Rusty y Victor me han invitado a un partido de RUGBY!

-No estarás pensando en coger el coche ahora?

-Mmmmmm, vaya, no habia pensado en ello, si te soy sincera.

- Espera aqui y no te muevas.

Steve se fue en direccion a Carl mientras yo seguia jugueteando con mis sombrillas de coctel, una violeta, otra rosa y otra verde pistacho.

Steve se le acercó, le besó como solo se besan los protagonistas de las películas de amor y le miró a los ojos. Le dijo algo que no entendí y me señaló, ambos me miraron y me di cuenta de que estaba sentada en la barra, con la cabeza gacha y con la nariz un tanto arrugada, asi que en ese momento no daba el mejor aspecto de mi.

Carl y Steve vinieron cogidos de la mano.

-Steve te acercará a casa Elise moi, asi que mañana, como no tendrás coche, te iré a buscar, estate preparada a eso de las 9 para que no tenga que esperarte, y descansa, que no estás hecha para estos jolgorios!

-Me lo he pasado muy bien Carl, tus amigos son estupendos, tu! tu eres estupendo. Un beso guapo.

Steve me llevó a su coche, un biplaza color plata con tapicería de cuero, una verdadera preciosidad de coche. No estaba borracha, sino, nunca hubiese entrado en ese coche por miedo a mancharlo.

Muy católica no estaba tampoco cuando me dí con el techo del coche al entrar...

http://www.youtube.com/watch?v=QCzHopmAxI8&feature=related

jueves, 8 de enero de 2009

Domino dancing


Basta con que te falte alguien para que le eches de menos.

Gary recogió sus cosas, me besó y se fue... pensé que vendría por la noche, cuando nadie le viese, pero no vino, pensé que llamaría por teléfono pero no lo hizo, pensé que se asomaría por la ventana antes de dormir, solo para ver si estaba en la habitación frente a la suya...

Pero si pretendía usar la fuerza o la llamada psiquica, sinceramente no funcionó.

De vez en cuando me pasaba por las reuniones pro Gary, pero no era lo mismo, me saludaba friamente, con un lacónico y frio abrazo, y un beso en la mejilla, a veces me daban ganas de gritar "Eh, hace cuatro días dormias junto a mi y tu mano derecha me tocaba el culo, no me vengas con castos saludos!", pero no pretendía ser grosera.

Solo pretendía estar con el, siempre hacia comida de más y con él nunca sobraba, no tocaba el lado izquierdo de la cama por si venia en plena noche a dormir y la cama estaba fría, la almohada perdía por momentos su perfume y ya no me encontraba su taza de te por la mesa de la cocina, ni sus papelujos y post it por todas partes ni nada.

Judith cuando venía a mi casa me comentaba cosas de como se aceleraba el proceso, yo no la preguntaba de este tema, supongo que ella estaba mas centrada en que no enchironaran a su hermano.

Los días que no iba a la parroquia, me quedaba en la consulta, haciendo limpieza, leyendo algun libro o algo.

Un día un coche de gran cilindrada en color azul electrico se paró en mi puerta, bajó de él un hombre de unos cuarenta años, con el pelo cortito y unas incipientes entradas, era más o menos de mi altura, llevaba una chaqueta canguro en azul verdoso muy llamativa, con unos vaqueros negros bastante ajustados que le hacian un poco de barriguita y unas dokers de terciopelo negro muy chulas, andaba de manera un poco bestia y llevaba una bolsa de papel blanco con letras en azul celeste en la mano. Golpeo con el puño en la puerta.

-Si?

-Buenos días, Steve?- dijo con voz muy grave

-No, soy la doctora, Steve está por allí, en la Iglesia.

-Tu eres Elisa?- la voz se le achispó

-Eh... Sí.

-Hola! Soy Carl, creo que Gary te ha hablado de mi, te importa que pase?, tengo mcuas cosas que contarte!

Con un caminar más femenino y la mano en postura afeminada pasó con diligencia. Dejó la bolsa encima de la mesa de las llaves con cuidado y colgó su chaqueta con sumo cuidado.

-Me encanta como has dejado la casa, ha quedado muy bonita, no parece que pases consulta aqui.

-Gracias?

Cogió la bolsa y entró a la sala, se sentó en un movimiento rápido y cruzó las piernas, con la bolsa siempre tratada con sumo cuidado.

-Carl, puedo ofrecerte un té?

-Uhhh, no, que va! Me pongo como una loca! Me emociono mucho con la teína, no, no. Gracias encanto.

Me senté a su lado, me parecía estrambótico todo aquello, pero me causaba mucha curiosidad, al fin y al cabo, no tenía nada mejor que hacer y me sentñia muy sola y Carl parecía divertido.

-Bueno, primero quiero decirte que es terrible terrible lo que estas pasando, sé que lo debes estar pasando fatal, primero ese baboso-(puso cara de asco al decir esto)- por aqui, luego el golpe de Gary y ahora tener que separarte de él. Sé que debe ser muy duro, verdad?

No sé quien era, no tengo ni idea de si es buena persona o es un futuro cabroncete, pero tengo claro una cosa: es la única persona que me ha dicho que siente esta situación. Y eso consuela.

-Gracias, yoo... me sentiría algo mejor si por lo menos pudiese hablar con Gary, no sé, no hablamos mucho, no como antes.

-No te sofoques querida, Steve en las épocas de trabajo duro es igual, "Carl me agobias, Carl, no me atosigues, Carl, no me toques los papeles". Solo se vuelcan por pura testosterona en su trabajo, verás como cuando esto termine se vuelca encima tuya Jajajajajajaja

Flipada, en una palabra. No podía creer que una persona que no conocía me hablara con esa cercanía y confianza y lo peor es que no me importaba. Me resultaba muy agradable que alguien pudiera suponer un soplo de aire fresco en esta casa.

-Mira, te comento, yo no sé si tu sabes algo de bodas gays, bueno eres española, estarás al día, bueno, que lo mismo eres una de esas y yo aqui tranquilamente tratandote como una persona cabal.

-Una de esas?

-Homofobica.

-No

-lo ves? Tengo uan intuición con la gente, se lo digo a Steve todo el rato, que tengo un sexto sentido con estas cosas, se lo digo siempre, pero a él le hace gracia, bueno, me preguntaba, como Steve y yo nos vamos a casar si conocías sitios donde no nos pusiesen problemas, porque ya sabes, no me gustaría para nada que encima que me caso fuera tenga que aguantar caras largas y tal, quiero una boda superperfecta, con magnolias por todas partes!!!

No pude evitar sonreir.

La verdad, no tenía ni idea, pero sabía de agencias de viajes especializadas en buscar cosas bonitas a gays, lo mismo ahí podían ayudarles. Pero me temo, que yo sola no podía ofrecer mucho a la pareja.

Carl apuntó alguna dirección en una pda que tenía y cogió su bolsita.

- De gran ayuda querida, mira-sacó una tarjeta de su billetero- soy cheff aqui, si necesitas cualquier cosa o te aburres de la gente del pueblo me llamas, y no te agobies, que seguro que sale todo bien y te saldrán arrugas. Voy a llevarle la comida Steve antes de que se coma a la gente... y solo me gusta que me lo coma todo a mi, tu ya me entiendes.

Ahogué una carcajada sonora.

-Riete tontaaaa! Mira, el sabado hacemos hiperfiesta gay, porque sí, porque nos mola, si te cansas que de que tu macho te ignore o solo quieres salir, toque y te busco un maromo, pero que sepas que no te lo podrás beneficiar... Dos besos querida, encantada, eres divina, nos vemosss chaiitoooo!!!

Cogió su chaqueta y volvió a cambiar sus ademanes por otros más masculinos. No pude evitar pensar en la discrimación que debía haber sufrido para tener dos caras tan claras y me dio pesar.

El día sufrio pocos cambios y trate de pasarlo lo mejor posible, incluso el plantearme "adoptar temporalmente" a un perro o algo. A eso de las 12 estaba viendo otra vez ocean´s twelve, pero ver a tios buenos, lejos de hacerme sentir bien me hacia sentir bastante peor.

Cansada me subí a la habitación, pero vi que habian colado algo bajo la puerta.

Era un sobre, lo abrí con avidez, no tenía nada escrito fuera.

Habia una cuartilla de papel doblada por la mitad, tiré el sobre al suelo y vi el contenido del mensaje.

"TE ECHO MUCHO DE MENOS, ESPAÑOLA... MUCHO"

Sonreí. Había que seguir adelante, Carl tenía razón.

http://www.youtube.com/watch?v=lycj26oVODU&feature=related

Emily


Lo peor de estar encerrada en casa es que me estaba quedando sin rebajas. No es que sea la tipica psicótica de las rebajas, nunca me he vuelto loca ni me he puesto a comprarme cosas que nunca me pondría, eso lo puedo hacer cualquier tarde de tristeza supina...

Pero tenía la ilusión de comprarme algo bonito, quizá en la sección de niños, porque hay que decir que mi talla es de "adolescente" escocesa, no de mujer adulta.

Nos habiamos embarcado en un maremagnum sin precedentes en el pueblo, era en plan "salvad a vuestra estrella", como si salvando a Gary se salvase el glamour del pueblo. La gente pretendía que Gary siguiese trabajando de actor, porque era la única manera de que pudieran vivir de cerca la posibilidad que muchos de ellos veían escaparse, la posibilidad de conocer estrellas, llevar cosas de marcas imposibles de pagar, tener escenas de besos con actrices tias buenas, conocer a gente interesante... El alcalde tenía una extraña afición por Coppola y siempre preguntaba al bueno de Gary por él, a pesar de que Gary nunca habia coincidido con el mismo.

Cuando la nieve iba disminuyendo lentamente nos juntabamos en la Iglesia, yo ya había recibido mi citación, pero no sabía aún si era en calidad de testigo, de dañada o de qué. Yo tenía que ir y punto.

Y Gary se preparó una serie de preguntas que seguramente no me gustasen, a las abuelitas no les gustaba nada que fuese tan duro conmigo "resulta grosero, jovencito".

-El fiscal no va a ser tan amable, lo sabes?

Soy consciente.

Tal y como se afrontó todo, resultaba más bien un ejercicio de autocontrol, era un rollo un poco teatrillo en una camara con un monton de personas, no debía parecer demasiado impulsiva ni que las preguntas me sobresaltaban, porque esta gente es así.

Y eso que Gary hizo algunas preguntas que me cabrearon.

Fue un entrenamiento muy duro, pero a Gary le ayudo Steve, un compañero de facultad con uno de los mejores bufetes de abogados de Edimburgo, y un tipo muy majo. Al ser cuarenton y aparente, la mayoría de las mujeres, que ya estaban bastante acostumbradas por esta larga visita a Gary, acoplaron sus pupilas sobre este tiarron, que sonreía sonrojado ante tal recibimiento.

-Las tiene a todas locas!- dije a Gary mientras me servía una taza de té en un vaso de plastico de un enorme recipiente termo con grifo que trajo la señora Mc Dougal, la cuñada de Mc Phee, el alcade.

Gary le miraba medio sentado en la mesa tapando su sonrisa con el vaso de plástico.

-Les digo ya que es gay?- susurró

-Ala, si?

Steve era uno de esos gays que hacian a los heteros convertirse en gays y a las mujeres llorar en sus camas vacias por las noches por semejante injusticia. Era castaño claro, con ojos azules claros pero de un azul muy vivo, y una sonrisa de anuncio de pasta de dientes, no era tan alto como Gary, pero por su traje se intuia que debía estar muy musculado.

Lo que yo te diga, de llorar a lágrima viva...

-Steve lleva 3 años saliendo con Carl, un tipo muy majo que tiene un restaurante en la parte pija de Edimburgo, es un gran tipo. Bueno, los dos lo son, estan barajando irse a tu país y casarse en plan bonito, en la playa y en plan Ibiza.

-En plan Ibiza

-Si, con esos trajes de algodón blanco y un montón de flores blancas y esas cosas que a las chicas os encantan y os hacen decir "oooh, qué bonito".

-Bueno, es una buena idea si se quieren.

-Hablando de quererse... Elisa tengo que decirte algo

Mierda, no tendrá que ver con matrimonio? NO TENDRÁ QUE VER CON MATRIMONIO? Por Dios, que no sea nada de bodas!!!

No es que tenga nada en contra de las bodas, pero esta situación funciona porque creo que nominalmente, no la hemos tildado de nada, creo que en cuanto la bauticemos estaremos abocados al fracaso más terrible.

Le miré a los ojos con la cebza un tanto gacha como el niño que escucha de su padre una reprimenda, o por lo menos la espera.

-Me vuelvo con Judith, tengo que dejar tu casa.

...

-Es solo temporal, mira, he hablado con Steve, le caes fenomenal solo que opina que bueno, durante el proceso no deberías aparentar tener tanta implicacion conmigo, porque puedes pecar de imparcial

...

-Para mi tu testimonio es importante y pase lo que pase, volveré, si tu quieres.

...

-Te ha molestado?

-Mmmm, no, es que no me esperaba esta... este... esto. Pero si Steve cree que es lo prudente y tu también, bueno, creo que tienes razón y tendremos que hacer el sacrificio. Podré verte despues?

-Steve cree...

-No me lo digas, que no será buena idea.

-Si.

Suspiré y le pegué un gran sorbo al té sin darme cuenta de que estaba muy caliente, momento en que lo retuve ligeramente en la boca, me lo tragué y exalé el calor con un "Joder!" en perfecto castellano.

-Bueno, asi que este es nuestro último día?

-Eso parece, luego iré contigo a recoger mis cosas de tu casa.

-Puedo dárselas a Judith.

-Nos seguiremos viendo aqui, si quieres seguir viniendo.

-Sí, claro, claro...

Creo que es la primera vez que en una relación circunstancial me dejan de manera eventual.

Esto es el colmo.

http://www.youtube.com/watch?v=0PZbOrHUXdc&feature=related

miércoles, 7 de enero de 2009

Hurricane


Los escoceses son hombres recios, nunca dicen mucho, sino Gary ya me hubiese dicho miles de cosas terribles sobre que soy una pedante estúpida con aires de grandeza y que no tengo muchas veces ni idea de sobre qué estoy hablando.

Y lo peor es que tendría razón la mayor parte de esas veces.

Sigue en la cocina sin moverse y yo sigo tras comerme mi cacho de roscón con el estómago lleno y la cabeza vacia.

Y lo único que puedo hacer es pensar que si Gary pierde nadie le contratará y volverá a ser abogado, cosa que ha dejado clara que no quiere ser. Es abogado ahora para no tener que volver a verse en una de esas nunca nunca más. Y si Gary pierde no solo perderá la capacidad de hacer lo que quiere, sino que se le culpará injustamente de algo que no a pretendido hacer y me consta.

Lo mínimo que debería hacer es apoyarle. Pero las mujeres españolas somos tremendamente comunicativas... bueno yo lo soy, asi que o somos un equipo o tendrá que jugar al rugby el solito.

Al fin y al cabo se ha visto que sé soportar las leches con elegancia (caerse al suelo es más elegante que lloriquear).

Me levanté y me fui a la cocina, Gary estaba en la misma posicion. Yo me recosté sobre el.

-Quieres que me vaya?

-Que?

-Si no quieres que viva aqui, es decir, si ya no crees en lo nuestro, lo entiendo, quieres que me vaya?

-Quieres que no haga nada mientras te destrozan? Quiero que te quedes, estas navidades no has estado con tu familia casi ni conmigo, quiero ayudarte, dime que quieres que haga y lo haré, pero o me dejas hacer algo o me volveré loca.

Se quedó ahí un largo rato.

-Nunca te he dicho que me gusta mucho como hueles.

Sonrei.

-Es una tontería, pero me gusta mucho... como flores.

-Gracias.

Siguió ahí y suspiró.

-Qué quieres que haga?-dije besando su mejilla peluda

-Sabes hacer fotocopias y buscar en bases de datos?

La tarde la dedicamos a buscar jurisprudencia, dicho en lenguaje normal, un conjuntos de sentencias que hacen ley en Escocia. Un primor, tuvimos que escanear, imprimir, señalar y nos pasamos la tarde asi. Al poco tiempo Barbara vino, porque tenia que mostrarme unas manchas que la habian salido. Y vio todo el papeleo, le contamos que el jovencito que vino habia montado una muuy grande y se puso a hacer té. Al poco tiempo, teniamos a todo el pueblo consultando a primos, vecinos y tios, buscando en internet, haciendo copias y te para aydarnos desde sus casas.

Organización.

Una vez sentados para cenar una pizza congelada aderezada un poco, Gary admitió que en poco tiempo habia acumulado mucho trabajo hecho y mucho trabajo inutil hecho, pero que la criba era positiva.

Era la única celebrity del pueblo, y era un buen tipo, asi que tenía a unas 100 personas dispuestas a dar testimonio de su calidad humana. En varios dias fue el único momento que vi a Gary sonreir de verdad.

Nadie iba a dejar a ese pueblo sin su celebrity, sino, no tendrían nada que cuchichear!!!

http://www.youtube.com/watch?v=L8itFRCpkLg&feature=related

Times are changing


Mmmmmmmmm

Esta mal que lo diga yo, pero qué demonios! Me ha saludo cojonudo este roscón. Esto no tiene tanto enfasis si no lo dices con la boca llena de esta deliciosa masa regada con chocolate.

CO-JO-NU-DO.

Las navidades se han disipado en silencio y queda recogerlo todo, Gary sigue igual, cada vez me crispa más escucharle sus monólogos tecnicistas sin poder hacer nada y sin saber muy bien que va a hacer, si tengo que ir al juicio, si es bueno que vaya, sino...

Yo por mi iba, hombre, en casa va a ser un show, tu imaginate la tela de que mi familia no sepa que estoy conviviendo con un hombre (y que peazo hombre, la verdad sea dicha) y que planee la sombra de una posible leche, porque cualquier mujer parece que puede ser victima potencial de dos ostias bien dadas... pero la gente que me conoce sabe que quien se atreva se expone a ser vicitma de la furia de mi rodillo de cocina.

Fatal Fury...

Total, que sigue en su minimundo. Judith y yo hicimos el pacto de quedar para eliminar parafernalia, caminar entre tanta nieve supone un desgaste tremendo de las calorías acumuladas en estas fechas y eso que vivimos una casi pegada a la otra.

-Judith... tu sabes? Bueno, tu sabes qué le pasa exactamente a Gary.

Me miró como si no entendiese exactamente mi pregunta.

-Bueno, me enseñó unos papeles y aqui el sistema jurídico es distinto y tal y no sé exactamente qué se trae entre manos.

-Bueno, a ver como te lo explico, no eres tu, bueno no eres esencialmente tu, sino que es Hollywood... Gary ha tenido muchos problemas, es decir, Gary siempre fue guapo y Hollywood es reticente con los guapos, asi que Gary ha tenido que luchar mucho por un hueco, se ha preparado y ahora tiene un renombre. Te acuerdas cuando pillaron a Hugh Grant con la prostituta? Pues esto es igual, es una mancha en tu expediente, nadie quiere contar con personas conflictivas y menos con un posible maltratador...

-Y yo no debería hacer algo al respecto, como decir algo?

-Gary es abogado, muy orgulloso, pero abogado, si cree que te puede perjudicar no lo hará.

-Y yo que hago?!

-Para empezar... ayudame a quitar esa estrella...

La miré seriamente.

-Mira Elisa, en la filosofía occidental siempre existe la necesidad de hacer algo, a veces lo mejor que puedes hacer es no hacer nada al respecto y dejar que las cosas sigan su cauce.

-Tu lo crees asi?

-Sinceramente?

Asentí con la cabeza

-Si fuese tu ya le hubiese dado una paliza a ese picapleitos con el que te acuestas. Pero como hermana suya y por una vez... espera, solo a ver qué pasa.

Era anormal, a ver si hago recopilación: un tipo con fijaciones psicóticas tiene como divertimento tocarme las narices, provoca una pelea en la que, por mero hecho accidental me dejan la cara como un nazareno, y luego mi novio me deja de hablar.

MAYDAY... He dicho novio?

Ejpera un momento, he dicho novio?

Sacudí la cabeza como si me hubiese mareado, para sacarme la idea de la misma. Novio no! Pareja sí, compañero de piso con convivencia marital sí, pero novio?

Ains, esto es muy duro.

Tras terminar con sus adornos fuimos a mi casa a por los mios. Al entrar encontré a Gary golpeandose la cabeza contra la mesa de la cocina con el movil en la mano.

-Buenas noticias intuyo...

-Elisa, vas a recibir una citación, pero haré que te desestimen como testigo.

Gary seguía hablando con la cabeza hundida en la mesa.

-Amh... vale!

-Todo lo que hayas hecho será puesto en tela de juicio.

-Supongo

-Y toda tu vida será puesta al descubierto, hasta el color de tus bragas.

-Buen momento para cambiar de lenceria pues.

-No te puedes tomar esto en serio.

-Gary, esto es serio, has estado ausente casi todas las navidades, nuestra vida personal se ha visto afectada, tu no eres el mismo conmigo porque te subes a un cuartucho a decir retahilas en inglés sobre no sé que mierdas jurídicas y casi me rompes la boca porque un calientamorros pensó que no tenia nada mejor que hacer que joderte la vida. Crees que no me parece serio? Pues puedes ir a soltar tus mierdas a casa de tu hermana, ala, ya lo he dicho... Ahora me voy a comer mi roscón.

Mi abuela decía que barriguita llena no tiene pena. A veces funciona.

http://www.youtube.com/watch?v=9vou4qUu5YY

lunes, 5 de enero de 2009

Let it snow


En Escocia no hay reyes magos, asi que no tengo regalos, tampoco los he tenido estos dias, seguimos colapsados por la nieve.

Sin embargo el día de navidad, no os lo comenté, recibí muchos regalos. Basicamente enormes jerseys con enormes cuellos cisne con terribles motivos navideños...

Los uso de camisones abrigados, porque total, tampoco importa tanto qué te pongas para dormir. Tengo uno en rojo y verde con renitos saltando pequeñas montañitas blancas, otro verde con una sonriente cara de papa noel en el centro, otro con Papa Noel en el trineo...

Y todos enormes, como si midiese lo mismo que Gary.

Gary se mea con estas cosas, y le parece muy tierno que los aproveche para hacer de camisones, primero porque asi no hago daño a los sentimientos de las abuelitas, por otro, porque con un camison es mas fácil meter mano que con un pijama (no, si el niño no es nada tonto, ya ves tu).

A parte me han regalado dos enormes quesos que durarán más bien poco (y menos si me los llevo para España), dos botellas de scotch de tres años (es casero, asi que debe ser bueno y fuertecillo), una bufanda con la que se puede saltar a la comba con otra persona, un par de guantes de cuero y un centro de flores secas. Todo de a mano. Me mola!

Es un poco triste, pero yo he hecho un montón de felicitaciones con pinturas antiguas italianas, y las he enviado, ya sabes "les deseo felices fiestas, un próspero año y mucha salud". Que no se diga que no tenemos sentido del humor.

Saltarse los reyes no es malo, lo malo es saltarse el roscón, pero desde que vivo con Gary, bueno, yo intento estar buena pero me estoy poniendo un poco cebollona. Y cuando le veo entrar en la ducha con su culo perfecto, firme, alzado, sus abdominales de chocolate y sus brazacos... Me salen caries solo de pensarlo.

Gary y yo decidimos no hacernos regalo por Navidad, pero hice trampa y le dejé un regalo en el arbol. La verdad es que regalar a Gary es dificil, muy dificil, tiene muy buena ropa, todo lo que precisa se lo compra según sale, asi que regalarle algo que le cause interés es ciertamente muy... frustrante, porque no sabes hasta que punto se pondrá a sonreir de manera distraida y a decir "oh, si, me encanta" de manera fingida.

Y eso es un asco.

Pero decidí hacer algo, le regalé un taza de té, un mug, lo decoré yo misma a base de intentar hacer una imitación manual de las Meninas de Velazquez, pero en plan comic... La infanta Margarita se parece al Neng... asi que creo que no lo he conseguido muy bien, por lo menos le hizo gracia.

Y para mañana estoy en esta cocina del averno intentando hacer la dichosa masa de un roscon apoteósico... No sé exactamente cuanto tiempo y cuantas masas he probado para que no se queden duras. Tengo la certeza de que esta tiene que funcionar. Sin embargo va a ser sin sorpresa, porque no se de donde sacar algo que no se derrita y que aguante el horno.

Mientras oigo a Gary arriba, sigue soltando un discurso con sus "protesto señoría, el caso Wilkins contra el estado sentó precedente allá por 1977" o algo asin. Se lo toma en serio y cuanto más en serio se lo toma, más me preocupo yo, porque creo que cada vez es más serio.

Gary te da pistas, creo que en todo es igual, pero siempre mantiene el balón en su campo y cuando lo tienes tu... bueno, como no estás acostumbrada le das un patadón que lo envía al suyo y no sé, vuelve a tenerlo él y tu pierdes toda perspectiva, un asco, vamos.

Tras un fosil de roscón, un roscón muy duro (genial para migar colacaos)y otro semiduro, pienso dar el punto a este sea como sea.

Y ello voy.

Y si no sale, desisto, por lo menos por hoy. No están malos, a ver, que estan solo duros...

Bueno, a ver que sale. Mientras la masa disfruta de unas vacaciones en la cálida bandeja del horno, yo recojo con paciencia la cocina, limpio la encimera y me sacudo la harina del jersey no navideño que llevo. Paso la mopa con esmero y luego una fregona muy escurridita.

Me doy cuenta de que mi flequillo ha adoptado una actitud caótica y se siente tambien creativo, asi que le doy vacaciones a él también y decido no luchar contra lo inevitable.

Gary baja y me encuentra tirada en el sofá mirando al techo y escuchando a Michael Bublé en el ipod.

-Has dado una buena leccion a ese juez del demonio?

Gary sonrie, me cuesta mucho últimamente ver esa sonrisa sin que sus ojos tengan una expresion melancólica. Empiezo a tenerle tirria a esa mirada.

-Sí, bueno, seguro que vuelve a por más...

-Como tu club de fans.

-Y tu superdonut?

-Roscón

-Y tu superdonut?

-Ains... el último experimento de hoy se haya en proceso de elaboración en el horno. Si no sale este siempre puedo dejarle en el alfeizar y cuando se fosilice como el primero será una contundente arma arrojadiza contra enemigos invasores.

-Me guardaré alguno para alguna fan rebelde.

-Vale, te lo pondré en una bolsita de plastico en la maleta.

-Qué oyes?-dijo sentandose y poniendo mi cabeza en su regazo

-Al guaperas este...

-Perdona, pero pensaba que el guaperas era yo.

-Sí, pero no eres el único que me hace tilín.

-Ah, no? Pues vaya, si lo sé no me machaco el cuerpo para tenerte contenta... siempre me puedo ir con alguna de mis fans.

-Nada, aprovecha ahora que todas las mayores de 50 están en sus casas.

Puso cara mohina... y bueno, le mordí la tripa, pero no fue fácil, morder la tableta humana es complejo!

Tras un momento de tonteo volví a ver mi roscón. Parecía que tomaba cuerpo y la consistencia adecuada.

-Si sigo alimentandome asi no volveré a trabajar nunca.

-Bueno, siempre puedes hacer de gordo feucho en alguna peli de adolescentes...

http://www.youtube.com/watch?v=kMPfwFm6sIU

jueves, 1 de enero de 2009

I kissed a girl


Los escoceses, bueno, los de habla anglosajona, tienen una norma para año nuevo, que es darse besos con alguien. Nosotros tenemos los 12 segundos de año, llenos de uvas, pero ellos se llenan la boca con otras cosas.

Son asi.

Gary llevaba un montón de días hablando con sus amigos abogados, yo seguia mandando pomadas para los sabañones, mirando artrosis y casualmente, ningun resfriado. Era lo bueno de esta ola de frio.

Gary no quería contarme nada, habia momentos que me cabreaba un montón esa actitud de "yo solo" pero otras que simplemente pensaba que era su imagen y que solo podia apartarme y dejarle solucionarlo, a pesar de ello, me dolia esa falta de comunicacion.

Por las noches, se echaba a mi lado, y oirle respirar cerca era todo un alivio, a pesar de que le sentía muy lejos a pesar de estar a mi lado. Luego me daba la vuelta y le miraba a los ojos, no me atrevía a preguntar, pero tampoco es bueno el no saber.

-Qué haceis en España por año nuevo?

-Comemos uvas-dije bajando el embozo del edredon- una por cada campanada.

-No son muchas?

-Nooo, no te creas, y vosotros?

-Damos besos- y me besó.

Esos momentos de besos y abrazos hacian que la vida fuese un poco mejor, porque eso de estar alejada de casa y lejos de la familia era un incordio sinceramente.

A parte era un asco eso de no saber nada. Soy medico, soy cotilla por natura.

Al dia siguiente, tras una larga configuracion, consegui encontrar como sintonizar la primera de TVE, para ver las campanadas. A pesar de eso, conseguí un reloj que diese campanadas, conseguí uvas, que me costaron un paston (aunque en general la fruta aqui esta carisima)y eso.

-Elisa... qué vas a hacer esta noche?

-Comerme mis uvas.

Gary se encogió de hombros como un niño pequeño.

-Por?

-Bueno, aqui tenemos lo del beso.

-Pero eso no era el muerdago?

-No, eso es en america, aqui tenemos un beso.

-Amh.

-Yo... bueno, es importante tener un beso y pensaba que bueno, si haces lo de las uvas, no querrás, ya sabes...

-Puedo hacerlo todo.

Gary se mostró expectante.

- Es facil, la primera campanada tiene un intervalo suficientemente amplio con la segunda como para dar un pico y eso, tomarme la primera uva no será dificil.


Gary suspiró como un niño enfurruñado.

-Gary estoy en Escocia, y en España decimos "allá donde fueres, haz lo que vieres", pero no tengo a mi familia aqui, y quiero mantener algo conmigo, algo de mi tradicion. No hay misa por la nieve... dejame tener esto. Y si quieres comete unas uvas. Seguro que te asusta.

Retar a un escocés es como picar a echar carreras a un etiope en las olimpiadas. Sabes que llevas las de perder.

Ahí nos tenias, tras la cena, pelando uvas y quitandoles los pipos... es trampa, pero es lo que hay.

Mientras toda la casa contaba 10 para cero, nosotros nos cogiamos las uvas, y todos miraban nuestra costumbre, al principio extrañados, pero en la octava, con la boca llena de Gary, todos se meaban y al final empezaron con el "traga! traga!" archiconocido.

Nos comimos las uvas, hubo besos sabor uva blanca y brindamos con algo que sabia como champange venido a menos.

-Estos españoles estais chiflados- sonrió Gary.

Miré por la ventana... un año más, luego miré a todos haciendo el chorra, Gary tenía a Stef en los brazos y bailaba una cancion de Fred Astair con una gran sonrisa. Judith intentaba abrir una botella nueva de champagne sin suerte, Mark estaba mirando a la Igartiburu en la pantalla con ojos de "ay, omá que rica", Mellany se reía de su madre en un rincón, mientras la flasheaba con la camara y yo mirando la estampa.

Iba a echar menos esa vida, era lo más parecido a mi propia familia lo que habia formado.

http://www.youtube.com/watch?v=3fBdgZUtpBg