Punto en boca

viernes, 23 de enero de 2009

It's not right but it´s OK


Las abuelas estaban muy ocupadas, no venian muchas de ellas, y las veía por la ventana de arriba de allá para acá.

Es un estres tener que arreglarme para salir en fotos de mi ventana, que tu tía te eche la peta porque "no sales arregladita", es un asco.

Britney, Paris,... las entiendo, lo que no sé es porque buscan esta espectación. También entiendo lo de las gafas enormes, sirven para evitar pintarte como una puerta cuando no te hace ni puta la gracia.

Cuando no me queda más tu tía, salgo, la masa viene hasta mi.

-Cómo estas?

-...

-Como te tomas que Gary ahora no te llame ni mantenga contacto conmigo

Ajá, eso es espionaje.

-Qué te parece lo que ha dicho Tim sobre que teníais una relacion oculta?

No pude evitarlo, y me salió un "Ja!" del alma. Pero es que le siguió una carcajada contenida, tenía que guardar las formas.

-Eso es que no?

Obviamente, pero me he propuesto no contestar.

Llegué a la tienda de la gasolinera y mientras detrás del cristal los flashes no dejeban de saltar.

-Oye, es verdad que te vas?

No me parecía bien contarle nada a la mujer de la gasolinera, porque era bastante maruja y no me daba la gana de alegrarle el día.

Pero es que lo sabía medio peublo ya.

-Seguramente, no se cuando.

-Pues que bien... ahora nos quedamos sin médico.

-Vaya, pensaba que no le caía bien...

-Y no me caes bien, pero haces bien tu trabajo. Nos ahorras un viaje.

Compré el pan y vi las portadas de las revistas del cotilleo... y Gary estaba en varias, además de aparecer en pequeñas ventanitas mi cara... qué poco fotogénica soy. Las miré con detenimiento, los titulares no eran muy positivos, todos se preguntaban si era un maltratador o qué...

-Cómo sienta la fama?

-Si me pagaran por soportar gilipolleces, seguramente que bastante mejor.

Cogí mi pan y mi compra y me fui.

El grupo de flashes y de preguntas absurdas continuó. Me siguió hasta el pub de Doward. El grupo de hombres que leia con el alcalde estaba un poco perplejo de verme ahí, pero ahí estaba.

-Doctora, qué sorpresa...

-Estoy harta de estar en mi casa encerrada Doward, y como vea un flash más juro que me dará una embolia.

Doward sonrió.

-Una pinta?

-Es pronto para mi... Ponme una cocacola...

Doward tenía puesta la tele... adivinais el tema? Miré con desanimo la tele.

-Dicen poca cosa, todos sabemos que no le pegó, no intencionadamente, verdad?

-Pues claro!

-Y es verdad que usted y el tal Tim...?

-Doward, tu te acostarías con alguien como yo si fuera la primera vez que nos viesemos?

Doward puso los ojos como platos y se sonrojó.

-Vale, olvídalo. No, le conocía de nada, lo que pasa es que está picado porque una novia suya le puso los tochos con el tal Tommy o como se llame... es lamentable, necesitar notiriedad por ser tan infantil.

-Ya.

-Huele bien, qué cocinas?

-Un estofado de carne, receta familiar.

-Huele estupendo.

Doward se hincho de orgullo más si podía.

-Vaya, vaya, vaya... he oido que nos deja doctora

El alcalde estaba sentado detrás de mi, en su grupito de sabios.

-Sí, aún no se cuando.

El alcalde no se movió de su sitio.

-perdone que no me levante, pero está claro que hacen fotos a este establecimiento y estoy seguro que si nos acercamos tantos hombres a usted, será portada de revistas... y causa de que duerma en el sofá una temporadita.

-Pues no se acerque, es prescripción médica.

-De acuerdo... Sabe, esto de los periodistas... las mujeres no sé que las pasa, pero estan raras, solo sé que piensan hacer algo, mientras tanto en las reuniones, creo que le gustará saber que hemos votado pro prohibir el uso de cámaras en el pueblo con uso periodistico sin permiso del ayuntamiento.

-Vaya... y quienes han ido a la reunion?

Doward señaló la mesa, esos eran los concejales y el alcalde? Todo el día de junta...

-Se quedá a comer?

-No, levanto el campamento ya. Pasen buen día caballeros.

Y con mi séquito llegué a mi casa.

Al llegar a la puerta de la verja uno de ellos me preguntó.

-Doctora, es verdad que piensan fijar aqui su vivienda ambos para estar juntos?

Me giré, les miré fijamente, sabía que grababan como locos... Sonreí, me acerqué ligeramente a ellos y les susurré.

-Tengan un buen día.

http://es.youtube.com/watch?v=2VFzJLK51cs&feature=related

1 comentario:

El chache dijo...

Me ha encantado como has descrito el agobio que se debe sentir cuando todos esos muertos vivientes con camara y microfono agobian a los famosos.
Un saludete