Punto en boca

miércoles, 7 de enero de 2009

Times are changing


Mmmmmmmmm

Esta mal que lo diga yo, pero qué demonios! Me ha saludo cojonudo este roscón. Esto no tiene tanto enfasis si no lo dices con la boca llena de esta deliciosa masa regada con chocolate.

CO-JO-NU-DO.

Las navidades se han disipado en silencio y queda recogerlo todo, Gary sigue igual, cada vez me crispa más escucharle sus monólogos tecnicistas sin poder hacer nada y sin saber muy bien que va a hacer, si tengo que ir al juicio, si es bueno que vaya, sino...

Yo por mi iba, hombre, en casa va a ser un show, tu imaginate la tela de que mi familia no sepa que estoy conviviendo con un hombre (y que peazo hombre, la verdad sea dicha) y que planee la sombra de una posible leche, porque cualquier mujer parece que puede ser victima potencial de dos ostias bien dadas... pero la gente que me conoce sabe que quien se atreva se expone a ser vicitma de la furia de mi rodillo de cocina.

Fatal Fury...

Total, que sigue en su minimundo. Judith y yo hicimos el pacto de quedar para eliminar parafernalia, caminar entre tanta nieve supone un desgaste tremendo de las calorías acumuladas en estas fechas y eso que vivimos una casi pegada a la otra.

-Judith... tu sabes? Bueno, tu sabes qué le pasa exactamente a Gary.

Me miró como si no entendiese exactamente mi pregunta.

-Bueno, me enseñó unos papeles y aqui el sistema jurídico es distinto y tal y no sé exactamente qué se trae entre manos.

-Bueno, a ver como te lo explico, no eres tu, bueno no eres esencialmente tu, sino que es Hollywood... Gary ha tenido muchos problemas, es decir, Gary siempre fue guapo y Hollywood es reticente con los guapos, asi que Gary ha tenido que luchar mucho por un hueco, se ha preparado y ahora tiene un renombre. Te acuerdas cuando pillaron a Hugh Grant con la prostituta? Pues esto es igual, es una mancha en tu expediente, nadie quiere contar con personas conflictivas y menos con un posible maltratador...

-Y yo no debería hacer algo al respecto, como decir algo?

-Gary es abogado, muy orgulloso, pero abogado, si cree que te puede perjudicar no lo hará.

-Y yo que hago?!

-Para empezar... ayudame a quitar esa estrella...

La miré seriamente.

-Mira Elisa, en la filosofía occidental siempre existe la necesidad de hacer algo, a veces lo mejor que puedes hacer es no hacer nada al respecto y dejar que las cosas sigan su cauce.

-Tu lo crees asi?

-Sinceramente?

Asentí con la cabeza

-Si fuese tu ya le hubiese dado una paliza a ese picapleitos con el que te acuestas. Pero como hermana suya y por una vez... espera, solo a ver qué pasa.

Era anormal, a ver si hago recopilación: un tipo con fijaciones psicóticas tiene como divertimento tocarme las narices, provoca una pelea en la que, por mero hecho accidental me dejan la cara como un nazareno, y luego mi novio me deja de hablar.

MAYDAY... He dicho novio?

Ejpera un momento, he dicho novio?

Sacudí la cabeza como si me hubiese mareado, para sacarme la idea de la misma. Novio no! Pareja sí, compañero de piso con convivencia marital sí, pero novio?

Ains, esto es muy duro.

Tras terminar con sus adornos fuimos a mi casa a por los mios. Al entrar encontré a Gary golpeandose la cabeza contra la mesa de la cocina con el movil en la mano.

-Buenas noticias intuyo...

-Elisa, vas a recibir una citación, pero haré que te desestimen como testigo.

Gary seguía hablando con la cabeza hundida en la mesa.

-Amh... vale!

-Todo lo que hayas hecho será puesto en tela de juicio.

-Supongo

-Y toda tu vida será puesta al descubierto, hasta el color de tus bragas.

-Buen momento para cambiar de lenceria pues.

-No te puedes tomar esto en serio.

-Gary, esto es serio, has estado ausente casi todas las navidades, nuestra vida personal se ha visto afectada, tu no eres el mismo conmigo porque te subes a un cuartucho a decir retahilas en inglés sobre no sé que mierdas jurídicas y casi me rompes la boca porque un calientamorros pensó que no tenia nada mejor que hacer que joderte la vida. Crees que no me parece serio? Pues puedes ir a soltar tus mierdas a casa de tu hermana, ala, ya lo he dicho... Ahora me voy a comer mi roscón.

Mi abuela decía que barriguita llena no tiene pena. A veces funciona.

http://www.youtube.com/watch?v=9vou4qUu5YY

No hay comentarios: