Punto en boca

martes, 3 de febrero de 2009

Come closer


Cuando uno bebe para olvidar descubre por la mañana que sus recuerdos a olvidar han decidido unilateralmente hacer una fiesta rave en su cabeza...

Pittbull terrieeeeer!!!

Cómo puede irse la semana que viene y no haberme dicho nada... semana que viene significa la semana que entra o dentro de una semana exacta... Dios la cabeza me da vueltaaaaas.

Me levanto y me voy directa al baño, al mirarme en el espejo solo puedo ver dos enormes ojeras parapetadas en mis ojos, la cara pálida y el pelo alborotado... bien, ya puedo hacer de yonki en la nueva version de Trainsporting.

Beuno, Elisa, y ahora qué vas a hacer?

Porque claro, se va a EE.UU. y tu te quedas un tiempo y te vas... opciones a sopesar:

a) Nada, no vas a hacer nada, porque solo serán complicar las cosas.

b) proponer un esfuerzo, telefono, viajes y tratar de ajustarse a la nueva realidad.

c) Volverte una psicópata y pedirle matrimonio o algo.

Inconvenientes y Pros de cada plan:

El plan a: Pro, es lo más sensato y tiene menos complicaciones, lo malo es que es jodido emocionalmente.

El plan b: Pro es más romantico, lo malo es que es poco realista

El plan c: el pro es que es lo más efectivo, lo malo es que realmente no quiero casarme y no creo que sea tan psicopata como para realizarlo.

Conclusión... Necesito un zumo multifrutas para superar esto y una ducha.

Tras la ducha y el reconstituyente en forma de vitaminas, me siento un poco más persona, eso no significa que tenga un plan en la cabeza. Eso me lleva al lado más histérico de mi misma.

Y llamo a Judith.

Y lo coge Gary.

-Está Judith?

-No, no está...

-Sabes cuando volverá, es muy urgente.

-Necesitas ayuda?

"Bueno, planeaba un secuestro de tu persona y tenerte en tanga y encadenado en una nueva versión moderna y masculina de la princesa Leia de Star wars, pero busco alternativas" pensé

-Sí, de una chica.

-Oh, vaya, pues no sé, no creo que tarde, cuando llegue le diré que vaya a tu casa.

-Muy bien.

Como me da por la materia constructiva me dediqué a hacer cosas, asi que mientras Judith llegaba, pasé el aspirador, recogí lo de la noche anterior, lavé los cacharros, hice masa para un pastel y me dió por hacerme tirabuzones en el pelo. Me quedó un poco Shirley Temple, pero bueno.

Cuando terminé mi pastel de nata y crema (bizcocho-capa de crema-bizcocho-capa de nata) y me disponía a ponerme creativa con la decoración, Judith llegó.

-Pero porque la has tomado con tu pelo?

-Gary se va, se va la semana que viene, se va y no me ha dicho nada, se va...

-Y no ha dicho nada a nadie y no sabes que hacer.

-Veo que coges el concepto.

-Gary nunca avisa de cuando tiene pensado irse, pero creo que esta vez se ha pasdo un poco.

-Ya bueno...

Judith abría con parsimonia y confianza la nevera.

-La cosa es que... y el vino de ayer?

-Me lo bebí

-Pero si quedaba casi una botella entera!!

-Tranquila, la mitad la absorvió el parqué, pero o ha quedado marca por suerte para mi.

-Oh, vaya, pues si que estamos en crisis...

-Mucho, un montón...

Judith cerró la necera y se agachó en un armarito donde sacó una botella, siempre tengo vino para las fiestas y celebraciones improvisadas.

Y Judith lo sabía.

Con un movimiento de pericia extraodinaria y el sonido del corcho resbalando en el cristal abrió una botella en un periquete y llenó una copa, volvió a ponerle el corcho y la dejó sobre la mesa.

Tras pegarla un buen sorbo me miró pensativa.

-Y bien?

La miré con los ojos abiertos mientras seguía poniendo mermelada de ciruela (la única que encontré) sobre la superficie del bizcocho.

-Y bien qué?

-Qué planes tenemos?

Le comenté lo poco que había barajado, incluso el plan de encadenarle a la pata de mi cama en tanga.

-Necesitamos un plan mejor...

Ya lo sé.

http://es.youtube.com/watch?v=_dXg6TCUePs

No hay comentarios: