Punto en boca

domingo, 29 de marzo de 2009

In the morning


Llega un momento en tu vida que sientes que has tocado fondo y que solo te queda subir a la superficie y coger aire. No te queda más por hacer, porque el resto lo has hecho, ver los peces en el mar, ver corales, intentar nadar contra corriente...

Cuando tocas fondo, solo te queda flotar.

Y con ese aire de que ya solo podía flotar me levante aquella mañana.

Me di una buena ducha, sintiendo el agua, un poco más fresca de lo normal, en la cabeza, liberando y lavando mis preocupaciones. Me dio por ponerme un poco de maquillaje y pasarme un poco con las mejillas, porque me sentía bien con más rubor.

El día estaba medionublado, a pesar de eso, estaba con esa alegría tan calmada que te hace sentir bien. Y salí a la calle, ajustandome el fular crema al cuello para evitar el frío.

La mañana me transcurrió tranquila, y cuando quise darme cuenta tenía el descanso, me fui a la cafetería de la esquina, me llevé una ensalada y unos sandwiches de pollo y cangrejo para llevar junto con una copa de confrutas y yogur para ver el correo mientras estaba comiendo.

Tras aliñar con cuidado la ensalada con unos sobrecitos de aceite y vinagreq ue me dieron en la cafetería, me metí un buen trozo de lechuga en la boca y vi que tenía un mail de Judith.

Al abrir el mail, abrí una lata de coca cola, le dí un sorbo y al estar muy fria, intenté mantenerla en la boca un segundo para templarla. Al segundo vi que el mail no era de Judith, era de Gary.

Basta con que tomes una decision: apuestes por la puerta uno, cojas la calle de la derecha, apuestes por el negro, te decidas por el pelo corto, la minifalda... cuando veas que de repente la vida te dice que no es el momento de estar taaaan seguro de que necesitas lo que has decidido.

Un mensaje muy breve, para decirme que el caso se ha dado por sobreseido, que todo vuelve a la normalidad, que siente mucho todo lo sucedido, que espera que me vaya todo bien y que se acuerda mucho de mi y me manda saludos.

Se acuerda mucho de mi.

Él se acuerda mucho de mi.

Yo me he pasado días pensando como una gilipollas en él y él se acuerda mucho de mi.

Vale... y ahora que pongo yo...

A ver

Estimado Gary... no muy finolis,eeeeem... Querido Gary... no, nada que querido ni de amor... Hola Gary, no soy una quinceañera!

A ver así.

Buenos días Gary (muy frío, pero perfecto)

Quiero que sepas que me ha alegrado mucho el fallo del juez y que ahora sea pública la verdad que tu y yo sabíamos hace tiempo. Me encanta la idea de que ese hombre no se salga con la suya. Esto nos ayudará a poner punto y final a este desagradable capítulo, no crees?

Eso, tu cercana, pero firme!

Cada vez que leo noticas sobre ti.... no, rebobina que esto suena como que estás muy pendiente... Cuando veo noticias sobre lo bien que te va, me alegra saber que esto no ha causado mella en tu carrera, que sigues adelante y que todo te va bien.

No tienes porque disculparte por nada, ambos sabemos lo que sucedió, y me alegro que ahora lo sepan todos. No eres un mal tipo Gary, en verdad que no lo eres.

Le doy otro mordisco a la ensañada, un tomate cherry estaba con virulencia en mi boca mientras pensativa, intento aclarar como seguir con la parte más peliaguda de la carta.

Yo también me he acordado de ti, que te fueras fue un golpe duro, pero tenías mucho que perder y mi carrera significa también mucho para mi, sabíamos que sucedería, por amargo que fuese.

Me alegra saber que todo te va bien, en fin, si vienes por España, por favor no dudes en llamarme y nos tomamos algo.

Un saludo.

Elisa


Durante un momento dudo seriamente... le pego un trago a la coca cola, y le doy a enviar.

Es lo mejor, pienso. Busco su foto en el google de manera instintiva. Y no consigo más que volver al fondo de todo.

De repente, una llamada en la puerta.

-Menos mal que no te has ido a comer por ahí, la señorita Moore al teléfono.

http://www.youtube.com/watch?v=tN-GkTKJ-ps

No hay comentarios: